Sergio Alvarado.10 marzo
Álvarez quedó en el ojo de la polémica por su extraño despido. Foto: Ole.com.ar
Álvarez quedó en el ojo de la polémica por su extraño despido. Foto: Ole.com.ar

Leonel Álvarez dio mucho de qué hablar cuando se convirtió en una de las glorias del fútbol colombiano en la década de los 90, pero ahora se le armó un broncón en Paraguay pues presuntamente se habría acostado con las esposas de dos de sus jugadores, Edgar Benítez y Sergio Aquino, así como con la mujer de un dirigente del equipo Libertad

Desde el 2009, Álvarez se tiró al agua como entrenador y le ha ido bien porque se coronó campeón con equipos de Colombia y Paraguay, país donde desde el año pasado dirigía a cuadro de la Libertad uno de los grandes del fútbol guaraní con el que deportivamente no iba tan bien, ya que ocupaba el octavo puesto y estaba a siete puntos del segundo lugar, pero con dos juegos menos, mientras que en la Copa Libertadores tuvo mejores resultados

El viernes pasado estalló una bomba con el despido del entrenador, pero no lo fumigaron por los resultados deportivos, sino por una supuesta mala relación con algunos jugadores que trascendió más allá de lo profesional. La prensa sudamericana señaló que un lío de faldas le costó el brete al cafetero.

"Tan evidente se hizo todo que el presidente del club, Francisco Giménez Calvo, debió dar su versión a la prensa. No confirmó los rumores, pero tampoco los negó, dijo que a Álvarez se le despidió por “incumplimiento de contrato”

Cuando se le preguntó sobre las relaciones de Álvarez con la mujeres, Giménez declaró: “Teníamos una buena relación. Pero lo importante es la relación de él con el plantel, no la que pudiéramos tener nosotros con él. Esa relación se quebrantó”.

Patty González habría sido una de las esposas con las que se acostó Álvarez, ella negó cualquier versión. Foto: Futbolred.com
Patty González habría sido una de las esposas con las que se acostó Álvarez, ella negó cualquier versión. Foto: Futbolred.com

Ante la insistencia de un periodista de radio Caracol de Colombia, dijo: “No sé, pregúntaselo a él. Yo prefiero dar por terminado este ciclo. No fue fácil para Libertad”, destacó el diario Olé de Argentina

Según el presidente el fuerte carácter del técnico influyó, ya que chocó constantemente con el plantel, por lo que en el equipo decidieron cortar por lo sano.

El asesor jurídico del club, Gerardo Acosta, declaró este viernes: “Las causas del despido de Álvarez están comprobadas por el club, tienen que ver con la relación con la plantilla y la dirigencia. No las voy a decir por una estrategia de defensa”. Acosta no admitió el tema de las relaciones sexuales..

“Todas las historias que aparecieron son producto de la fantasía de gente malintencionada, que quiere afectar la honorabilidad y buena reputación de los jugadores y de las familias del club”, indicó Acosta.

Es completamente falso ese rumor, por mí lado está más que aclarado, espero que el club lo aclare", Patty González, esposa de jugador
Una de las esposas lo negó

Patty González, esposa del jugador Edgar “El Pájaro” Benítez, negó que haya tenido relaciones con Álvarez e indicó que todo es un invento de la prensa.

“Es completamente falso”, aseguró y agregó: “Por mi lado está más que aclarado y espero que la gente del club en algún momento aclare la situación. La verdad es que no tenemos nada que ver y somos ajenos a lo que pasó”, indicó la mujer en declaraciones que recoge el sitio Infobae.

Otra versión dice que más bien fue uno de los jugadores de Libertad, el goleador Tacuara Cardozo, quien se habría acostado con la novia del técnico.

“Tacuara Cardozo tuvo relaciones con la pareja de Álvarez, Johanna García. El entrenador colombiano está de novio con ella desde el 2012 a quien le lleva 20 años y tienen una hija, Renata. A su vez, el hombre de 51 años tiene otros dos hijos, Leo Stefan y Valentina, ambos mayores de edad”, destaca al respecto Infobae.

El exvolante de contención disputó con la selección cafetera los Mundiales de Italia 90 y Estados Unidos 94. También jugó en los clubes más importantes de su país.

Mientras las versiones van y vienen, la polémica quedó al rojo vivo en el cuadro guaraní.