Sergio Alvarado.24 marzo
Marco Ureña posó con su nueva camisa, la del Gwangju de Corea del Sur. Fotografía: Gwangju.
Marco Ureña posó con su nueva camisa, la del Gwangju de Corea del Sur. Fotografía: Gwangju.

Entre las pocas noticias puramente deportivas de este martes estuvo el anuncio de Marcos Ureña como nuevo jugador del Gwangju Fc de Corea del Sur.

En el día siete sin fútbol en Tiquicia nos topamos con una noticia que hasta parece surreal en medio de las condiciones actuales, ¿a qué otro jugador en el mundo estarán presentando por estos días?

A Ureña le tomaron la típica foto con la camisa y la bufanda de su nuevo equipo y hasta se dejó decir que una de sus metas como jugador siempre fue jugar en Corea del Sur. Ve vos, que escondido se lo tenía.

“La etapa asiática y entrar en la K-League (nombre de la liga surcoreana) eran de las cosas que quería lograr en mi vida futbolística”, dijo en declaraciones compartidas por el club.

Pero en lugar de escribir las características de la K-League, campeonato que ocupó el primer lugar entre todos los torneos de Asia en el 2019, según la Federación de Historia y Estadística del Fútbol, tenemos que hablar de otras cosas.

Corea del Sur llegó en un momento a ser el segundo país más afectado por el COVID-19, actualmente suma casi nueve mil casos y 120 muertes.

Irse a Asia en estos momentos parece una misión de alto riesgo que Ureña estuvo de acuerdo en asumir. En suelo surcoreano el torneo también está suspendido, aunque el país ya se ha ido recuperando de la emergencia, pero cuándo jugarán al fútbol, eso quién sabe.