Karol Espinoza.10 abril, 2019

En Alajuelense sabían que La Doce iba llevar pólvora y bengalas al clásico del sábado pasado, aseguró el vocal del equipo, Federico Calderón.

Aunque Calderón desconocía si el material lo ingresaron al estadio el viernes o el mismo sábado, a los rojinegros los multaron con ¢300 mil por parte de la Unafut por eso y por dejar que ingresaran mantas de un tamaño mayor al que permite el reglamento.

La barra lanzó la pólvora y levantó un humarascal que obligó a detener el clásico por casi diez minutos, tiempo que debió reponerse al final del choque, lapso en el que cayeron los goles del empate a uno entre manudos y morados.

Con Calderón ampliamos del tema porque La Doce fue el martes al estadio a pagar ¢200 mil de los ¢300 mil de la multa, algo que, según el vocal, ya han hecho en el pasado.

El sitio Goles Manudos compartió el recibo del pago de la multa en su perfil en Twitter. Tomado de Twitter.com
El sitio Goles Manudos compartió el recibo del pago de la multa en su perfil en Twitter. Tomado de Twitter.com

–¿Por qué aceptaron recibir el dinero de La Doce?

–Porque se hacen responsables de los hechos y al día de ayer (martes) se acercaron a la oficina e hicieron el depósito.

–¿Es la primera vez que ellos pagan una multa?

–No, ya han pagado en otras ocasiones otras multas, no preciso cuáles, pero sí sé que han cancelado.

–¿Cómo logran ellos meter la pólvora al estadio?

LEA TAMBIÉN

–Es una pólvora seca, se le llama así. Eso lo ingresan con autorización de la administración y se informa a la Unafut que va a haber pólvora. Informar no significan que den permiso (en la Unafut para usarla).

La pólvora seca provocó esto y que el clásico se parara durante casi diez minutos. Prensa Alajuelense
La pólvora seca provocó esto y que el clásico se parara durante casi diez minutos. Prensa Alajuelense

Nosotros sabíamos que iba a haber pólvora, lo que falló un poco fue la cantidad y que detuvieran el juego (por eso).

–¿Qué día la ingresaron al estadio?

–No sé cuándo la ingresaron, sí sé que la llevaron.

–¿No sienten que están tocando un terreno muy peligroso al tener una relación tan cercana con una barra que, en cualquier momento, se puede ver metida en un problema dentro o fuera del estadio?

–No, nosotros no estamos amparando ni acuerpando, hemos puesto reglas claras del juego, cómo deben comportarse en el estadio y las inmediaciones.

Calderón (izquierda) es de los miembros de junta directiva más cercanos al presidente Fernando Ocampo. Rafael Murillo.
Calderón (izquierda) es de los miembros de junta directiva más cercanos al presidente Fernando Ocampo. Rafael Murillo.

Ellos tienen claro que se les va a tratar y sancionar como cualquier aficionado si incurren en alguna falta.

Ellos nos han ayudado a identificar a miembros que puedan causar problemas.

¡Ni que fuéramos los papás!. Hay miembros de La Doce que son socios, profesionales con altos cargos en compañías, entonces tampoco hay que estigmatizar que La Doce es calaña, como dijo un comunicador.

–¿Es cierto que Sebastián Trigueros, miembro de la junta directiva, era o es parte de La Doce?

–Era miembro hace mucho tiempo, pero ya no.

–¿Y cuándo lo buscaron para ser parte de la junta directiva de ustedes (en el 2016)?

–No, ya no era miembro.

–¿Qué va a pasar con el socio Felipe Meza? (es el doctor que trató de muerto de hambre a Johan Venegas en la zona de entrevistas del club visita y que provocó la sanción de un juego a la cancha del estadio Alejandro Morera Soto)

–El fiscal inició el debido proceso como dictan los estatutos (podría traerle la expulsión como socio manudo).

–¿Ya presentaron la apelación por el veto del estadio?

–Aún no, se está empezando a trabajar en eso. Tenemos tres días para hacerlo.