Para muchos este tipo de colaboración sería de gran ayuda

Por: Sergio Alvarado 21 noviembre, 2019
Los atletas élite podría tener un espaldarazo importante con recursos frescos de sectores como las cervecerías. Cortesía: Comité Olímpico

Dar un paso adelante gracias a recursos frescos y constantes, así como equipararse con otros países del continente competitivamente hablando es uno de los beneficios que algunos dirigentes deportivos creen se producirían si el proyecto de ley para que las marcas de bebidas alcohólicas puedan financiar al deporte prospera.

El proyecto del diputado Erwen Masís, de la Unidad Social Cristiana, está a punto de ingresar a la corriente legislativa para ser evaluado en la Asamblea Legislativa y su objetivo es modificar el artículo 12 de la Ley de Regulación de Comercialización de Bebidas de Contenido Alcohólico, que prohíbe a los fabricantes de bebidas alcohólicas anunciarse en eventos deportivos.

La Teja consultó a varios dirigentes de diferentes disciplinas deportivas para saber cuál creen que será el impacto de este proyecto para el deporte nacional, en caso de que los dipus le den luz verde.

Masís por su parte, también se ha reunido con diferentes dirigentes para conocer cuáles son las necesidades del sector y hacer que el proyecto sea lo más inclusivo posible para que se beneficien la mayor cantidad de disciplinas deportivas.

Henry Núñez, presidente del Comité Olímpico Nacional, ya se reunió con Masís y le indicó que lo apoyará, siempre y cuando se respeten algunas consideraciones.

“Creo que en la medida que un proyecto beneficie a todos los deportes en general y no solamente a uno, sería algo muy positivo. Los atletas de alto rendimiento no tienen una fuente de recursos estable que le permita tener seguridad sobre su preparación y competencia.

“Con don Erwen conversé que por lo general el deporte tiene financiamiento en algunos ámbitos como infraestructura deportiva, pero la gran carencia es la ayuda a los atletas de alto rendimiento que al final son los modelos y líderes que motivan a los niños a practicar determinados deportes”, comentó Núñez.

El presi del CON indicó que con este tipo de proyecto será posible apoyar al atleta desde que se forma y no solo cuando tiene buenos resultados, como suele suceder en la mayoría de los casos.

“Yo creo que más que financiar, las bebidas alcohólicas pagarían parte del costo social que significan y una buena manera de hacerlo es a través del deporte”, añadió.

En el box
Las marcas de cerveza y boxeo es un dúo como uña y mugre en el mundo. Fotografía: José Cordero

Otro dirigente que llegó al despacho del diputado palmareño es Rafael Vega, presidente de la Federación Costarricense de Boxeo, deporte que en la inmensa mayoría de carteleras alrededor del mundo suele ser patrocinado por marcas de cerveza.

“A través de la Federación Internacional de Boxeo se permite en el reglamento el anuncio, en cualquier evento, de vinos y cerveza. En México, las cervezas son las que patrocinan las grandes carteleras y les permiten sacar grandes ganancias para todos. ¿Qué cuesta poner en las esquinas o en una lona un patrocinio para que la televisora lo transmita? Todos se benefician”.

Don Rafael visitó el despacho del congresista hace unos días, para saber cómo se podrían equiparar la inversión al boxeo con esta medida.

"En este momento, en Centroamérica, usted se pone a estudiar los presupuestos que le dan al deporte y al menos en boxeo, el de Guatemala es cinco o seis veces mayor que el que dan acá, igual sucede en otros países.

Con esta opción de patrocinio se podría acceder a más fogueos, capacitaciones y competencias pues se contaría con más recursos y nos podríamos equiparar un poco con otros países porque el talento acá existe, pero lo que nos limitan mucho son los presupuestos", indicó.

Buen impulso
En el pasado diversos equipos extranjeros han venido al país anunciando marcas de cervezas como Tecate. Fotografía José Cordero

En el ámbito del fútbol nacional también se ve con buenos ojos la iniciativa, la cual consideran que pudo llegar mucho antes para ayudar a equipos que pasan muchas urgencias.

“Acá hay muchos equipos extranjeros que nos visitan y traen marcas de cervezas como patrocinadores y no pasa nada. En lo personal no le veo nada de malo y estoy de acuerdo con la idea, aunque lo centraría a que fuera cerveza nada más.

“Hoy lo que vemos es mucha gente que se reúne antes y después de un partido a tomarse unas cervezas, por lo que esas empresas mediante los clubes podrían retribuir algo de los que el fútbol les genera”, comentó Orlando Moreira, vicepresidente del Herediano.

Marcela Trejos, gerente de comunicación y marca del Saprissa, considera que otro nicho que podría beneficiarse mucho con este proyecto de ley es el fútbol femenino, que cada día toma más fuerza en el país y que necesita patrocinios.

“Son ingresos que serían relevantes para cualquier liga, al final es un tema de si a esta industria le interesa relacionarse con deporte o el fútbol femenino o si quieren llegarle a esa audiencia, pero creo que sería un éxito total”, dijo.

Para la saprissista es un mito sin mucho sustento afirmar que exhibir publicidad de bebidas alcohólicas en estadios o escenarios deportivos incentiva el consumo de bebidas alcohólicas por parte de los fiebres, razón por la que se creo la ley vigente.

"Mi tesis de graduación en la universidad fue sobre este tema, la relación que había entre la publicidad de cerveza y el consumo per capita y la conclusión es que no hay tal correlación, se cree pero no es así. Lo hice a nivel internacional comparando el mercado costarricense con el mercado gringo y no se determinó una relación", indicó.

La Cervecería Costa Rica mediante su marca Imperial Cero, la cual es sin alcohol ha hecho amagos por meterse a estadios como el Morera Soto. Foto: Sergio Alvarado.

Para tener una reacción de parte de una empresa de bebidas alcohólicas, sobre qué piensa del proyecto y si les interesaría eventualmente entrar a eventos deportivos consultamos a FIFCO, la cual distribuye las marcas de la Cervecería Costa Rica como Imperial o Pilsen.

Por correo electrónico fueron muy breves en su respuesta y sin dar mucho detalle indicaron que esperarían el momento oportuno para tomar una decisión y que por el momento serán respetuosos de lo que contempla la ley.

Mientras todo esto sucede, muchos dirigentes deportivos se frotan las manos al imaginar todo lo que podrían hacer si contaran con más recursos económicos para fortalecer su respectivas disciplinas.