Agencia AP.12 julio
Federer elevó los brazos al cielo después de su pulseada victoria ante su principa rival, Rafael Nadal. AFP.
Federer elevó los brazos al cielo después de su pulseada victoria ante su principa rival, Rafael Nadal. AFP.

Novak Djokovic avanzó a la final de Wimbledon por sexta ocasión al español Roberto Bautista Agut 6-2, 4-6, 6-3, 6-2 en un pulseado encuentro y se enfrentará contra Roger Federer, que se impuso este viernes a Rafael Nadal 7-6 (3), 1-6, 6-3, 6-4.

El domingo, el campeón defensor defenderá su cetro ante Su Majestad, quien dio todo un espectáculo en la semifinal ante el tenista mallorquín, recordando al duelo que sostuvieron en el 2008 y que ganó Rafa en esa ocasión.

Luego de un primer set relativamente cómodo para Djokovic, Bautista Agut le rompió el servicio dos veces al serbio en el segundo, para igualar la pizarra en medio de vítores de la concurrencia ante un duelo animado.

Muy pronto, Djokovic estaba gritando y sacudiendo el puño tras un punto que le puso arriba con un quiebre en el tercer parcial.

Momentos más tarde, coronó un intercambio de 45 disparos desde el fondo, el más largo registrado en Wimbledon, con un winner de revés junto a la raya para salvar un punto de quiebra. Y las cosas se compusieron a su favor a partir de ahí.

"Tuve que usarlo todo”, dijo Djokovic.

Djokovic tuvo que emplearse al máximo para sacar el duelo semifinal y retener su corona en Wimbledon. Foto: AFP.
Djokovic tuvo que emplearse al máximo para sacar el duelo semifinal y retener su corona en Wimbledon. Foto: AFP.

En la final de este domingo, Djokovic buscará su quinto título de Wimbledon y 16 en Grand Slam ante Roger Federer que superó a Rafael Nadal.

"Por supuesto, la voy a ver”, dijo Djokovic de la segunda semifinal. “Mis entrenadores probablemente verán todo el juego. Yo definitivamente veré partes. Soy un fan de ese duelo. La rivalidad Federer-Nadal es una de las más épicas de todos los tiempos. Es fantástico verles jugar hoy”, comentó el serbio antes de ese juego.

Federer esperó 11 años por otra oportunidad contra Nadal en la Centre Court. Esta vez fue una semifinal, no una final. Se resolvió en cuatro sets, no cinco.

Pero fue otro clásico que nadie va a olvidar. Especialmente Federer. El suizo consiguió alejarse e imponerse a su viejo rival ganando finalmente con su quinto punto de juego.

No solo fue la 40ma edición Federer vs. Nadal, sino que fue además su primer encuentro en Wimbledon desde la final del 2008.

Nadal ganó esa final 9-7 en el quinto set que finalizó a las 9 p. m., cuando la oscuridad comenzaba a cubrir la cancha, en el que es considerado por algunos el mejor partido en la historia del tenis.

La emoción de los aficionados se vio justificada muy pronto. Se trata, después de todo, de dos de los mejores tenistas de todos los tiempos, quizás los dos mejores y ellos estuvieron a la altura de ese status varias veces en el encuentro.

Una clave, para Federer, fue que su revés fue más veloz y bajo que lo que solía ser, se mantuvo firme ante los poderosos zurdazos de Nadal. Otra fue que pudo resistir los saques el español, que han mejorado muchísimo con los años.

Federer consiguió 10 puntos de quiebra, y aunque convirtió solamente dos, eso fue suficiente, especialmente el último que puso la cuenta 2-1 en el último set. Federer ganó 25 de 33 puntos cuando se acercó a la net.

"Estoy exhausto”, dijo Federer. Fue duro al final”, sin discusión un duelo para recordar por mucho tiempo.