Sergio Alvarado.27 julio
Marcel Hernández llegó al Cartaginés en el 2018. Foto: Rafael Pacheco
Marcel Hernández llegó al Cartaginés en el 2018. Foto: Rafael Pacheco

La posible llegada de Marcel Hernández al Saprissa abrió un frente que pocos esperaban, en especial porque el fanatismo nubla la mente de una gran mayoría. Y es así como surgió un grupo de aficionados que defiende los valores de la institucion, entre los que destaca la doctora María Luis Ávila, jefa del servicio de infectología del Hospital Nacional de Niños.

Este grupo que desaprueba un eventual fichaje del delantero brumoso por la acusación que pesa contra él. Marcel es investigado por cuatro delitos de presunta violación en perjuicio de una menor de edad. El caso lo lleva el juzgado penal de Cartago.

María Luis Ávila, también exministra de Salud, y otros seguidores del Monstruo afirman que sería una contradicción con los valores de Saprissa si llevan a Marcel mientras pesa esa investigación.

En su cuenta de Twitter la doctora se manifestó en contra del fichaje y luego en declaraciones a La Teja profundizó el por qué no lo considera aceptable. Ella es la voz de muchos inconformes.

“El juicio contra don Marcel aún no se lleva a cabo, ojalá se realice pronto y limpie su nombre, pero hasta que eso no ocurra la contratación de él en un equipo como Saprissa, que tiene tradición de valores, enfocado en la familia y en el fútbol femenino, no se vería bien, porque se le acusa de algo terriblemente serio como el tema de (presunto) abuso a una menor”, explicó.

Para la doctora campañas a favor de los derechos de la mujer y su protección como las que realizan los morados caerían en saco roto al llevar a una persona en esta situación.

“Comparto que sería muy contradictorio que Saprissa saque esas campañas y haga estas cosas, más que ha sido un equipo de mucho estímulo al fútbol femenino y a las aficionadas, no creo que sea algo conveniente o congruente”, enfatizó.

Ávila comentó que en el caso de que Marcel llegara a Saprissa en estas circunstancias prefería alejarse del club, tanto así que no la verían con nada morado ni de chiste.

La doctora Ávila afirma que no se volverá a poner su tapabocas morado si Marcel llega sin probar su inocencia. Foto: Cortesía.
La doctora Ávila afirma que no se volverá a poner su tapabocas morado si Marcel llega sin probar su inocencia. Foto: Cortesía.

“Le voy a ser honesta, yo que soy tan aficionada soy la primera en protestar, no me volvería a poner una camiseta de Saprissa hasta que eso no se aclare, quitaría mi foto de perfil donde salgo con una mascarilla de Saprissa y no manifestaría ningún tipo de apoyo ni ninguna cosa.

“A él no es que lo acusaron de parquearse mal en doble fila en una calle, sino de algo terrible. Hombres y mujeres del saprissismo piensan que esto no es adecuado, por lo que he visto”, agregó.

La doctora reconoce que Costa Rica es un estado de derecho, afirma no juzgar a Hernández y que si logra demostrar su inocencia y aclarar los hechos, en ese momento ya sería bienvenido al club.

“Marcel es un extraordinario jugador y podría aportar al club, pero primero tiene que resolver su situación legal, cuando ya logre hacer eso podemos hablar de otra cosa”.

Movimiento

Conforme la opción y el rumor de la llegada del cubano crecen, de igual forma lo hicieron los comentarios que rechazan la idea y le piden al Saprissa que desista de la contratación.

Muchos de los comentarios en redes sociales hacen mención al presidente del club, Juan Carlos Rojas, quien no habló ni se refirió al tema en redes.

“Hola @presimorado y @SaprissaOficial. Les habla una aficionada que creció en el estadio y que los apoya desde que tiene memoria. Escribí esto cuando denunciaron a Marcel Hernández y creo que sigue vigente. Como mínimo pregúntense esto”, destacó la aficionada Silvia Chavarría en Twitter.

“Les juro que si Marcel Hernández llega a Saprissa... no celebraré un solo gol de ese mae... dudaría en renovar mi silla...”, expresó el aficionado Clancy Gilroy,

“Marcel Hernández es un futbolista espectacular, pero todos sabemos la situación penal que está enfrentando y una persona así no representa los valores de la institución deportiva más grande de Centroamérica”, dijo por otra parte Jesús Cháves.

Otros aficionados defendieron el principio de inocencia del jugador y afirman que no se le debería juzgar por cuenta propia ni limitarle opciones laborales hasta que haya un veredicto.

El proceso

La decisión si el caso de Hernández se eleva o no a juicio aún se desconoce, se estaba por realizar una audiencia preliminar.

La Teja sabe que el viernes pasado hubo una audiencia, pero no fue posible confirmarlo dado que este lunes la oficina de prensa de la Fiscalía estuvo cerrada por ser feriado.

El miércoles 17 de junio fue la penúltima audiencia en la que Hernández llegó a ampliar su indagatoria por solicitud de su abogado defensor con motivo de una acusación particular que presentó el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu).

De acuerdo con la acusación los ataques contra la víctima habrían ocurrido en agosto del 2018 cuando la joven tenía 16 años. Hernández fue detenido el 4 de octubre de ese mismo año luego de que la menor de edad interpusiera una denuncia; el futbolista fue detenido mientras estaba en un entrenamiento con el equipo brumoso en Ujarrás de Paraíso, en Cartago.