Sergio Alvarado.31 enero
Cuando el meta viaja a Santa Cruz a ver a su familia, es de los momentos más lindos afirma. Foto: Cortesía.
Cuando el meta viaja a Santa Cruz a ver a su familia, es de los momentos más lindos afirma. Foto: Cortesía.

Si algo tiene claro Douglas Forvis, arquero del Santos de Guápiles, es que en su carrera todo le ha costado muchísimo, tal vez más que a otros en el fútbol tico, pero rendirse nunca ha sido una opción porque eso no le enseñaron en su casa.

El ejemplo de sus papás, doña Reina María, quien a base de rifas y ventas de pan sacó adelante a sus hijos y de don Rubén Forvis, quien se hizo famoso por ser el sobador del pueblo, le forjó un carácter pulseador.

Este miércoles todo Costa Rica vio cuando Douglas le atajó un penal a Cristhian Bolaños en la Cueva, un estadio que aplaudió su rendimiento y le tiró miel por el partidazo que se jaló.

A pesar de tantos halagos, el meta no se olvida cuando desde muy jovencillo salía en bicicleta a vender números y pan en el barrio El Llano, en Santa Cruz de Guanacaste, un pueblito camino a playa Brasilito.

"Somos una familia que, como dicen, siempre la ha pulseado, hay gente que tal vez no valora esas cosas, pero yo sí lo hago porque lo hice. Yo andaba ahí vendiendo pan con mis primos, es algo que no me avergüenza decir, era una época linda.

“Mi papá era muy reconocido en Santa Cruz por ser sobador, él acomodaba huesos y sacaba cualquier pega, su esfuerzo fue vital para que yo pudiera irme a San José y jugar fútbol, yo le debo mucho”, indicó con orgullo.

28 años tiene Douglas
Don Rubén Forvis fue el papá de Douglas. Foto: Cortesía.
Don Rubén Forvis fue el papá de Douglas. Foto: Cortesía.

Don Rubén falleció hace seis años víctima de una trombosis que se le llevó de un día para otro y no pudo ver a su hijo debutar en la primera división en el Torneo de Invierno 2015 con el Municipal Liberia.

En el momento que el papá del meta falleció, Douglas jugaba en Liga de Ascenso para los Coyotes y se dirigían a la máxima categoría luego de derrotar en la final por el ascenso al Puntarenas FC.

Un penal que le atajó Forvis a Luis “Chicharrón” González en la final, consolidó el ascenso del equipo de la Ciudad Blanca, mostrando que lo de penalero es una de sus cualidades.

“La partida de mi papá fue muy dura porque yo siento que no lo disfruté tanto porque como jugaba en San José, pasaba cumpleaños y navidades entrenando y no podía ir a Guanacaste, él fue quien siempre me apoyó y desde arriba espero esté feliz de ver lo que he logrado”, comentó Douglas.

Pasado morado
Forvis le ganó el duelo a Bolaños desde el manchón blanco este miércoles. Foto: Rafael Pacheco
Forvis le ganó el duelo a Bolaños desde el manchón blanco este miércoles. Foto: Rafael Pacheco

Forvis afirma con tristeza que no pudo disfrutar a su papá porque desde los 15 años salió de Santa Cruz para realizar una prueba con el Deportivo Saprissa, en la cual pegó y se quedó por siete años en la institución.

Cuando llegó al Monstruo, en el 2009, Douglas se topó a porteros como Keylor Navas y Esteban Alvarado, con quien compartió en algunos entrenamientos, mientras él hacía ligas menores y lo entrenaba Róger Mora.

Como morado pasó por la U-17, alto rendimiento y después se hizo el arquero de Generación Saprissa, equipo morado que jugaba en segunda división, en el que atajó por varias temporadas.

Una anécdota que recuerda bien cuando llegó a Chepe desde Guana, fue en los primeros días, cuando vivía en Lomas del Río en Pavas y lo asaltaron.

“A mí ahora me da gracia, yo llevaba una maleta y 25 mil colones que me dio mi papá para que me ayudara todo el mes. Andaba un celular que solo cinco mensajes le entraban, los maes que me asaltaron se echaron a reír y me dijeron ‘déjeselo de recuerdo que eso no sirve para nada’. Me robaron los guantes, los tacos, todo",

“Cuando llegué a Saprissa gracias a Dios los compañeros me ayudaron, el hijo de Mincho (Benjamín) Mayorga me regaló unos tacos y así otros. El profe era Kenneth Barrantes y también me ayudó, por eso me pasaron a vivir a la casa club del equipo”, recordó

Una lesión y una rebaja de salario en el equipo de la segunda lo hizo dejar Saprissa de forma definitiva en el 2015, una puerta que no sabe si en algún momento se le abrirá de nuevo, pero si se diera se siente con la capacidad para el reto.

“A mí me ascendieron para jugar en la primera de Saprissa y en eso llegó Luis Michel a Saprissa y como llegaba él, tenía que irse uno a la segunda y lastimosamente me devolvieron a mí, después de eso me fui a Liberia”, recordó.

A Santos llegó en el Apertura 2018 con la ayuda del preparador de arqueros Pablo Camacho y desde entonces la ha pulseado para ganarse el puesto de titular, lo que con el consentimiento de Johnny Chaves ya logró.

Douglas vive en el centro de Guápiles en un apartamento junto a su novia. Foto:
Douglas vive en el centro de Guápiles en un apartamento junto a su novia. Foto:

Para el futuro, Forvis sueña con jugar en la selección y ¿ por qué no?, en el extranjero. Su 1,90 metros de altura y biotipo son atractivos para un arquero, acá no se trata de pegarse la rifa, sino un asunto de rendimiento.

Por ahora Douglas lucha para bajar de peso, pasar de los cien a los 92 kilos, otro frente en el que sabe que tampoco puede bajar la guarda.