Sergio Alvarado.9 marzo
Bernald Alfaro, Yurguin Román y Jurguens Montenegro son tres de las fichas erizas en la Sele olímpica. Fotografía José Cordero
Bernald Alfaro, Yurguin Román y Jurguens Montenegro son tres de las fichas erizas en la Sele olímpica. Fotografía José Cordero

En las eliminatorias rumbo al Mundial de Corea y Japón 2002, el técnico Alexandre Guimaraes aprovechó el gran momento que pasaba Alajuelense en ese entonces.

El cuadro manudo mandaba en el fútbol nacional gracias a los títulos obtenidos por Guilherme Farinha y Jorge Luis Pinto, era un equipo que jugaba de memoria.

Guima entonces se llevó a la Sele a Luis Marín, Pablo Chinchilla, Carlos Castro, Harold Wallace, Mauricio Solís, Wílmer López, Steven Bryce y Rolando Fonseca, ocho figuras manudas con protagonismo y que fueron claves para obtener el boleto a la cita mundialista.

La selección sub-23 de Douglas Sequeira vive una situación similar, con ocho cachorros que viven un gran momento en el León, algo que puede ser de gran provecho para el cuadro preolímpico.

El pasado 3 de marzo, Douglas convocó para un último microciclo a los defensores Ian Smith, Fernán Faerron, Alexis Gamboa y Yurguin Román; a los volantes Bernald Alfaro, Alonso Martínez y Barlon Sequeira, y al atacante Jurguens Montenegro.

Seguramente todos esos rojinegros, o la gran mayoría, estén en la lista final que el Esqueleto dará este miércoles para el preolímpico rumbo a Tokio 2021, que se disputará del 19 al 30 de marzo en Guadalajara, México.

“Alajuela tiene ocho jugadores en esta lista porque no es un secreto el buen nivel en el que andan muchos de sus jugadores y también la calidad que tienen en defensa, medio campo y delantera.

“Eso no quiere decir que sean los jugadores fijos para el torneo preolímpico en Guadalajara, pero sí reconocemos el gran momento que pasan, son de un nivel bastante alto”, dijo Douglas hace dos semanas sobre los chamacos rojinegros.

En este torneo, todos esos muchachos, salvo Gamboa que se integró hace algunas fechas al León, tienen más de 500 minutos jugados cada uno, lo que muestra la regularidad que traen.

Idea le suena
Harold Wallace perteneció a la Liga que Guima agarró de base para la Sele del 2002. Fotografía José Cordero
Harold Wallace perteneció a la Liga que Guima agarró de base para la Sele del 2002. Fotografía José Cordero

Ante el poco tiempo de brete que hay, dado que los jugadores de la olímpica apenas se han visto en microciclos semanales, esta idea podría terminar siendo una salvatandas.

Para Bernald Alfaro, la idea de usar a la Liga de base no es mala, porque les permite recuperar tiempo perdido.

“Ya eso será decisión de Douglas, si cuenta con los jugadores de la Liga o de la mayor parte, pero creo que sí se puede aprovechar mucho, son asociaciones que se van haciendo, nosotros nos conocemos muy bien y podemos ponerlo a disposición del grupo.

“Al final esto del fútbol se trata de combinaciones, vale mucho el tiempo que usted haya pasado con algunas personas, si no hemos tenido tanto tiempo en la selección, en la Liga sí. Yo sé qué me puede dar el compañero, cómo piensa, cómo se mueve, eso lo que hará es potenciar el grupo”, dijo.

Harold Wallace, casualmente ahora asistente técnico del Esqueleto, recuerda que en esa etapa de la Sele con Guima, fue una idea que dio resultados; sin embargo tienen que analizar otros factores.

“Para nadie es un secreto de lo bien que andan ellos, por algo están acá, habrá que ver cuáles se insertan en esa lista final, lo vienen haciendo muy bien, igual que jugadores de otros equipos, ese es un trabajo que le corresponde al cuerpo técnico, analizar esos detalles y tomar decisiones”, dijo.

Como lo dijo el Rapero, la decisión final será de Sequeira; sin embargo, a veces vale recordar el pasado para ver lo que pegó antes.