Yenci Aguilar Arroyo.16 enero
Fallas fue despedido por no aceptar las condiciones de la dirigencia. José Cordero.
Fallas fue despedido por no aceptar las condiciones de la dirigencia. José Cordero.

El ahora extécnico de Limón, Luis Fernando Fallas, lo dice claro: sus valores y principios no son negociables.

Fallas conversó con La Teja luego de que lo echaran de la Tromba y cree que hizo lo correcto al no dejarse presionar por la dirigencia que --según sostiene-- pretendía obligarlo a alinear al portero Esteban Alvarado, a quien él no iba a poner a jugar porque lo había visto en una fiesta el viernes por la noche.

En redes sociales algunas personas felicitaron al entrenador por su gesto y Fallas se mostró emocionado.

“Qué bueno que la gente lo ve así, se me entrecorta la voz porque sé que mis valores y principios no se negocian con nadie, ni por dinero ni por trabajo.

“Sé que me quedo sin trabajo y en mi familia nos quedaremos sin sustento por un tiempo, pero es satisfactorio que mi familia sepa mi posición. Ellos están conmigo y me parece que este es un mensaje que todos debemos dar, más en estos tiempos tan difíciles”, dijo Fallas.

“Conversé con los jugadores y con la dirigencia, diciéndoles que no estarían en el partido, pero querían que pusiera a Alvarado. Les dije que no iba a hacerlo y me respondieron que si no lo ponía en el once dejaría de ser el técnico de Limón y así fue”. Luis Fallas, entrenador.

Al profe lo despidieron luego de negarse a poner al portero Esteban Alvarado en la alineación titular de la mejenga de este sábado contra Alajuelense.

Fallas dejó la Tromba minutos antes de las 3 p.m., hora en la que el club debutaría contra la Liga en el torneo de Clausura.

Lo que pasó

Fallas comentó a La Teja que él vive en un edificio en donde el presidente caribeño, Celso Gamboa, tiene un apartamento.

El viernes por la noche, el técnico se enteró de que el presidente verdiblanco estaba en una fiesta con varios jugadores del club y había música a todo volumen.

El entrenador logró ver en la fiesta al guardameta Esteban Alvarado, quien dejó el apartamento de Gamboa a la medianoche; luego, a las 12:30 p.m. se fue el volante Johnny Gordon y el último en dejar la actividad fue el defensor Roy Smith.

“Conversé con los jugadores y con la dirigencia, diciéndoles que no estarían en el partido, pero querían que pusiera a Alvarado. Les dije que no iba a hacerlo y me respondieron que si no lo ponía en el once dejaría de ser el técnico de Limón y así fue”, dijo Fallas

Los caribeños han tenido un inicio de temporada enredado.

Primero no tenían la licencia de competición habilitada para la primera jornada, ante Guadalupe FC, por lo cual perdieron los puntos y ahora, justo antes de iniciar el juego de la segunda fecha dejan ir al entrenador porque no se somete a decisiones de dirigentes.

La Teja ha intentado conversar con Celso Gamboa, sin embargo, no ha contestado las llamadas a su celular ni los mensajes por medio de WhatsApp.