Keyna Calderón.9 diciembre, 2017
Mario Andrés está muy orgulloso de la nave que jala tantas miradas en las calles de Cartago y en el resto del país. Foto: Keyna Calderón.
Mario Andrés está muy orgulloso de la nave que jala tantas miradas en las calles de Cartago y en el resto del país. Foto: Keyna Calderón.

La nave que tiene Mario Andrés Rivera Barquero es de esas que se ven contadas con los dedos de una mano en Tiquicia, un modelo muy especial al que le ha metido mucho cariño desde que lo compró a su primo, hace algunos meses. Es un Datsun Deluxe Coupe de 1973.

Este vecino de San Nicolás de Cartago ya se acostumbró a curiosos y fanáticos le pregunten por su chuzo, al cual define como todo un aventurero que no le teme a andar en ningún lado ni a meterle chancleta si tiene que hacerlo, es de armas tomar.

La nave de Mario sin duda se llama la atención adonde sea que vaya, pele el ojo y conozca su historia.

El chuzo está como un ajito, porque su dueño es consciente de todos los cuidados que necesita un clásico. Foto Keyna Calderón.
El chuzo está como un ajito, porque su dueño es consciente de todos los cuidados que necesita un clásico. Foto Keyna Calderón.

–¿Por qué lo considera un chuzo?

–Porque es del año 1973 y por lo que hemos visto en el país solo hay tres de estos incluyéndolo a él; tal vez hay más, pero rodando solo hemos visto uno amarillo, uno rojo y el mío que es blanco.

–¿Desde hace cuánto lo tiene?

–Lo tengo desde hace unos meses. Era de mi primo Steve Rivera y me lo ofreció vender y acepté y terminamos entre los dos dejándolo en un excelente estado, tanto por fuera como por el lado del motor. Tiene un motor CA 18 Nissan Silvia turbo con 350 caballos a 15 psi.

Al motor de esta nave es de las partes en las que se le ha metido más amor. Foto: Keyna Calderón.
Al motor de esta nave es de las partes en las que se le ha metido más amor. Foto: Keyna Calderón.

–¿Qué arreglos le ha hecho?

–En todo se le ha invertido, porque es un carro modificado. Se le puso motor atrás, tiene frenos de Mustang (automóvil deportivo de la compañía gringa Ford), un turbo más grande, una computadora programable mega dentro del motor, caja relacionada, clutch de frenada wilwood adelante y atrás de disco, mufla de tres pulgadas, turbo precisión, entre otras cosas.

Al motor se le han metido cosas chivas para que corra, estaba hecho para cuarto de milla, pero yo no soy de correr ni me gustan mucho esas cosas. A mí lo que me gusta es tenerlo bonito y que tenga un buen motor y una vez que otra que uno lo maja en la calle normal, pero con todo el cuidado del mundo. Aunque está con un buen motor es más que todo para que la gente lo admire, no sale a correr ni esas cosas.

–¿Cuánto calcula que le ha invertido?

Mejor ni contar, porque seguro me da un infarto, tanto a mi primo como a mí, es el chineado del taller Paintworks Costa Rica, donde trabajamos y somos los dueños, ubicado en San Nicolás de Cartago.

El color del carro no es el original, pero el dueño está muy contento con el blanco. Foto: Keyna Calderón.
El color del carro no es el original, pero el dueño está muy contento con el blanco. Foto: Keyna Calderón.

–¿Piensa hacerle más arreglitos?

–Claro, lo que necesite se lo vamos a poner, solo que por el momento, así está perfecto. A un carro clásico no hay que meterle mucha cosa sino más bien se ve feo, además lo uso a diario.

–¿Ese es el color original?

–No, lo cambiamos porque ya le habían quitado el color original que era rojo, como otro que está en la calle.

A lo interno la nave también está muy bien cuidada, porque es el carro de uso diario de Mario Andrés. Foto: Keyna Calderón.
A lo interno la nave también está muy bien cuidada, porque es el carro de uso diario de Mario Andrés. Foto: Keyna Calderón.

–¿Dónde es lo más lejos que ha viajado con él?

–Lo más lejos que hemos ido ha sido a Tamarindo (Guanacaste), son casi 600 kilómetros ida y vuelta. Es un carro muy económico, porque en esa ocasión gastó ¢25 mil gracias a que tiene una computadora Mega programable.

–¿Qué le dice la gente cuando lo ve?

–La gente piensa que lo tiene una persona mayor y se sorprenden cuando ven que el dueño es una persona joven. Se asombran por ser un carro del año 73, son carros que casi no se ven. Me dicen: "qué carro más viejo" o "qué chiva está", "¿adónde lo tiene?", "¿en cuánto lo vende o se lo cambio?", cosas así y se toman fotos también. No hay día que uno salga y la gente no diga cosas bonitas sobre el carro.

Los aros es otro detalle en lo que su dueño se puso bien pilas. Foto: Keyna Calderón.
Los aros es otro detalle en lo que su dueño se puso bien pilas. Foto: Keyna Calderón.

–¿Si le ofrecieran comprarlo lo vendería y en cuánto?

–Si le ofrecen a uno algo que vea accesible sí lo llegaría a vender, pero ahorita no; tendría que ser que ofrezcan un precio que a uno le llame mucho la atención para poder venderlo. Es un carro que adonde usted vaya cuesta ver uno como este, sobre todo uno de dos puertas.

–¿Solo usted lo maneja?

–Sí, yo no lo presto. Tendrían que darme lo que vale para prestarlo, ya que son carros que nadie va a cuidar a como uno lo tiene y si uno lo presta mentira que lo van a andar como uno lo cuida. Un hueco uno se lo quita o pasa suavecito, nadie lo cuidaría igual, porque no saben lo que a uno le cuesta. Lo más que lo presto es a mi primo que él sí lo conoce y lo tuvo e igualmente lo cuidaba.

Aparte que como tiene 350 caballos y es turbo no se le puede dar a cualquiera, porque tiene mucha velocidad, hay que saber conocerlo, no es un carro normal, ellos traen un motor pequeñito de 60 caballos y ahora tiene 350, es como andar montado en un Mustang, solo que uno muy liviano

Pequeño pero coquetón, un chuzo de estos engaña de todo lo que todavía puede hacer. Foto: Keyna Calderón.
Pequeño pero coquetón, un chuzo de estos engaña de todo lo que todavía puede hacer. Foto: Keyna Calderón.

–¿Quién le hace los arreglos?

–Los realizamos nosotros mismos en el taller de nosotros, en Facebook sale, es un taller de pintura, restauramos carros, se hace cualquier trabajo que la gente pida. Para los que corren interclubes hacemos jaulas por dentro, rolqueis y adaptaciones de frenos.

¿Cuáles bujías son mejores?
Las de platino duran más, y tienen mejor chispa y mejor combustión, resultando en un mejor rendimiento de combustible. Las bujías de tres y cuatro electrodos son más duraderas, hay una combustión más eficiente, mejor potencia y mayor rendimiento de combustible.