Eduardo Vega.14 noviembre, 2020

Este es un caballero visionario que se anticipó a la Unión Europea porque es mitad alemán, mitad inglés y vio la luz en Portugal. Nació en 1964, 29 años antes que la Unión Europea fundada en 1993.

Con sobrada razón, don Óscar Gómez y su hija Silvia Gómez están muy orgullosos de tenerlo.

Don Óscar y su hija Silvia, lucen orgullosos su Camat. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Don Óscar y su hija Silvia, lucen orgullosos su Camat. Foto Eduardo Vega Arguijo.

Este chuzo combina lo mejor de las marcas Volkswagen y MG. Y fue ensamblado en Portugal por Carrocerías Sao Matheus.

“En realidad es un vocho con otra corbata, hecho para que se pareciera al MG. A nosotros nos encanta y sabemos que hay muy pocos en el país”, explica Silvia.

Carrocerías Sao Matheus era propiedad de dos hermanos que trabajaron como ingenieros en la fabricación de carros con empresas inglesas como MG y Morgan. También hicieron bretes para la Volkswagen alemana.

La parte de atrás es idéntica a la de un vocho. Foto Eduardo Vega Arguijo.
La parte de atrás es idéntica a la de un vocho. Foto Eduardo Vega Arguijo.

Entre más ganaban experiencia, los hermanos vieron que podían tener un motor y un chasis de ciertas marcas y que por medio de la fibra de vidrio podían hacer el diseño que quisieran en la carrocería, fue así como diseñaron este Camat, mezclando el aspecto deportivo del MG Roadster de los años cincuenta con el motor y detalles de la carrocería de un vocho, sin perder la estética del MG. La idea es que fuera bien lindo y de un precio muy accesible.

Adelante es donde el
Adelante es donde el "vochito" se pone saco y corbata. Foto Eduardo Vega Arguijo.

“Llegó a nosotros porque nos lo vendió un amigo de la familia. Estábamos en una exhibición en Desamparados, hace unos cinco años, nos lo ofreció y rapidito hicimos negocio”, explica don Óscar.

Cuando Silvia y don Óscar metieron este chuzo en sus vidas estaba pa´l tigre, ya que no tenía puertas, tampoco la tapa del motor, los parabrisas ni los bumper. Además era blanco.

Es un motor 1.600 c.c. de Volkswagen. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Es un motor 1.600 c.c. de Volkswagen. Foto Eduardo Vega Arguijo.

"Era un proyecto a medio terminar. El amigo que lo tenía andaba buscando a una persona que realmente fuese a finalizar el proyecto para que el auto no se perdiera ni se destruyera.

“El color lo decidimos mi papá y yo, es candy apple red, de hecho, es un tono al que cuesta llegarle al punto exacto, por eso decidimos usar un rojo y meterle perlado para que al sol resaltara bastante el color. Eso le da un carácter diferente al carro”, detalló Silvia.

Es un deportivo bien puras tejas que rueda perfecto en las calles del país. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Es un deportivo bien puras tejas que rueda perfecto en las calles del país. Foto Eduardo Vega Arguijo.

Esta exclusividad es modelo 1964 y anda pura vida aunque lo usan poco en carretera, ya que lo tienen más para exhibiciones, en donde luce radiante y es un pegue.

El motor es 1.600 c.c., y por detrás es ver un vocho, pero al ver el frente se le nota un caché al mejor estilo inglés. Es enfriado por aire, como los vochos.

Al modelo 1964 se le abre el frente porque ahí está la llanta de repuesto. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Al modelo 1964 se le abre el frente porque ahí está la llanta de repuesto. Foto Eduardo Vega Arguijo.

“Le hemos dedicado mucho tiempo y cariño porque comprendemos el gran valor que tiene como clásico. Es un auto que luce mucho y que a la gente le encanta”, enfatizaron padre e hija, y de eso no cabe ninguna duda.

Es un auto mitad alemán, mitad inglés y ensamblado en Portugal. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Es un auto mitad alemán, mitad inglés y ensamblado en Portugal. Foto Eduardo Vega Arguijo.