Bryan Castillo.2 junio
La chema del jugador siempre lleva su apellido. Foto: John Durán.
La chema del jugador siempre lleva su apellido. Foto: John Durán.

Este domingo se jugaron dos clásicos en el estadio Alejandro Morera Soto, el de fútbol que protagonizaron la Liga y Saprissa quedó empatado a dos tantos, el de las hamburguesas entre Burger King y McDonald’s lo ganó BK y por goleada.

El clásico que disputan estos dos reconocidos restaurantes de comida rápida es cosa seria, ambas compañías estadounidenses han gastado millones de dólares en campañas publicitarias para demostrar cuál es el mejor a nivel mundial.

McDonald’s tiene poco más de 80 millones en Facebook a nivel mundial, mientras que BK 8.4 millones, por lo que ahí la "M" saca muchísima ventaja.

En cuanto a restaurantes en el mundo, McDonald’s cuenta con casi 37 mil y BK suma cerca de 19 mil, y si hablamos de edades, Ronald McDonald tienen 80 años mientras que el Rey acumula 67 vueltas.

Como en la mayoría de los clásicos, los números siempre favorecen más a un equipo que a otro y ese es el caso del restaurante de la Cajita Feliz; sin embargo, a nivel publicitario en Costa Rica, los creadores del Whopper están sacando la tarea.

67 años tiene BK de existir mientras que McDonald’s tiene 80.

Su último golpe lo dieron en el Alejandro Morera Soto. Al minuto 72, se dio un hecho inusual cuando ingresó de cambio Jonathan McDonald por Jonathan Moya.

La camisa del Bigmac no decía su nombre ni su apellido en la parte de atrás, sino que se leía “Burger King”.

“Jonathan accedió de inmediato, le gustó la idea”. Federico Calderon, directivo manudo.
Combo de chema y manta

Federico Calderón, directivo manudo, habló con La Teja sobre este tema, pues el futbolista no estaba disponible.

Él nos comentó que BK soltó un buen billete, no solo por la chema del goleador, sino también por una manta grande que dice “La hamburguesa de su gente” y aclaró que la decisión de que McDonald jugará no tuvo nada que ver con el compromiso comercial.

“El convenio con Burger King va más allá de la camiseta, es un patrocinio que negociamos por lo que resta de la fase regular y semifinales que es la manta que está en el estadio y dentro de la negociación ellos propusieron lo de la camisa, a lo que Mac accedió sin ningún problema y que fue solo por el clásico”, explicó el directivo rojinegro.

Calderón confesó que el futbolista también recibió dinero por ser parte de la campaña, eso sí, no reveló cuánto recibió el club y el delantero.

Esto en mercadeo es como un gol de chilena al ángulo. Foto: LDA.
Esto en mercadeo es como un gol de chilena al ángulo. Foto: LDA.
Jugadón de BK

Para el mercadólogo Carlos Madrigal lo que ha hecho Burger King con este tipo de campañas es ganarle por goleada a su archirrival.

“El fútbol a la gente de este país le gusta en exceso y Burger King lo identificó desde hace varios años, primero con Wálter Centeno cuando hicieron todo un movimiento con la corona de ellos que al final se la pusieron a Centeno, que lo conocen como el Rey, y ahora con esta otra iniciativa ha captado la atención de los aficionados de los equipos tradicionales porque tiene mantas grandes en sus estadios”, explicó el experto.

Madrigal añadió que este ataque comercial también es beneficioso para el país, pues diarios internacionales de renombre han hablado sobre el golpe que le propinó BK a McDonald’s.

“Por ejemplo, TyC Sports que es la cadena deportiva más importante en Argentina ya hizo nota sobre lo que ocurrió aquí, al igual que el diario Olé de ese mismo país y así va a seguir en otros países.

"La marca de Burger King no solo se posicionó aquí, sino en otras partes y eso a nivel de mercadeo es un jugadón que terminó en gol, pero lo que terminó de definir el partido fue el golpe comercial de desplazar el apellido del jugador para meter el de Burger King, eso es como decir ‘quítese porque aquí vengo’ o bien, se puede interpretar que McDonald prefiere la hamburguesa de la competencia”, destacó.

“Es una campaña rompedora e irreverente”

Vladimir Monestel, gerente de mercadeo de BK, contó que el objetivo era posicionar la marca por encima del resto de la competencia.

“Iniciamos hace año y medio con los árbitros y ahora que regresaron los partidos de primera división desarrollamos una campaña para tener presencia en los estadios de los equipos más populares del país y pudimos hacer esto gracias a la apertura de los equipos”, comentó.

Sobre si sienten que este partido se lo están ganando a McDonald’s, Monestel habló como futbolista al decir que van por buen camino y que todavía quieren seguir mejorando.

“Sentimos que estamos trabajando en la dirección correcta poniendo a nuestra marca en boca de todos con un marketing de oportunidad, de gran impacto y del gusto de nuestra audiencia. Es curioso, tanto con las mantas como con el apellido en la camiseta, hemos recibido muy buenas críticas de aficionados de todos los clubes”, mencionó.

Nos fuimos a la acera del frente para saber qué pensaban en McDonald’s de la campaña hecha por BK, si estaban dispuestos a hacer algo parecido y si consideraban que perdieron este partido; sin embargo, al cierre de esta edición no obtuvimos respuesta.

Mantas como estas han llamado la atención de los aficionados. Foto: LDA.
Mantas como estas han llamado la atención de los aficionados. Foto: LDA.