Marcelo Poltronieri.23 diciembre, 2017

El apodo de Guerreros del Sur no es en vano. El camino de Pérez Zeledón hacia su histórico primer título en Primera División fue, quizás, el más guerreado de todos los campeones.

La palabra sorpresa se queda corta para un monarca que para muchos antes del inicio del torneo vaticinaban que estaría peleando en las última casillas.

De hecho, es muy probable que los mismos jugadores sureños no creían que serían campeones después del primer partido.

Y es que el camino de un campéon nunca ha sido sencillo, pero mucho menos para un Pérez Zeledón que pasó montado en un subibaja eterno a lo largo del torneo. A continuación los seis momentos cumbres que marcaron el camino del nuevo campeón.

6. Un arranque para el olvido
El debut de José Giacone al frente de Pérez Zeledón no pudo haber sido peor. Fotografía José Cordero
El debut de José Giacone al frente de Pérez Zeledón no pudo haber sido peor. Fotografía José Cordero

"La clave para mi es la continuidad. Los jugadores necesitan esa confianza y recuerdo que después de haber perdido el primer partido 4-0 me decían que la mayoría no servía, que se tenían que ir, pero ellos también tienen derecho a equivocarse", dijo José Giacone en una conferencia de prensa.

Esas palabras describen lo que significó el arranque de torneo para Pérez, con una sonrojante goleada contra Santos de 4-0, en la inauguración del campeonato.

De hecho, a los del sur le costó tanto el arranque que de los primeros 12 puntos que se disputaron en el torneo, ellos solo consiguieron cuatro y la primera victoria la alcanzaron hasta la fecha cuatro, cuando vencieron 3-1 a Carmelita en casa.

5. Seguidillas de confianza
13/12/2017, Limón, Estadio Ebal Rodríguez, partido de la jornada 3 de la cuadrangular final del torneo de apertura 2017 entre el Santos de Guápiles y el Municipal Pérez Zeledón. En la fotografía Alvaro Sánchez PZ. Fotografía José Cordero
13/12/2017, Limón, Estadio Ebal Rodríguez, partido de la jornada 3 de la cuadrangular final del torneo de apertura 2017 entre el Santos de Guápiles y el Municipal Pérez Zeledón. En la fotografía Alvaro Sánchez PZ. Fotografía José Cordero

Superado el primer susto, Pérez tuvo dos impulsos bastante importantes durante el Invierno que lo ayudaron a marcar su clasificación a la cuadrangular y fue haber logrado hilar dos seguidillas sin perder.

La primera de ellas fue de seis partidos, la cual inició en la fecha 3 con un empate 2-2 contra Grecia. De ahí vencieron 3-1 al Carmen, 2-0 a Limón, 1-2 a Guadalupe, igualaron a tres con la Liga y vencieron 3-1 a la UCR.

Esa primera buena racha la frenó el todopoderoso Herediano, quien se encontraba intratable en ese momento. De hecho, ese fue el único partido que perdieron los Guerreros del Sur entre la fecha 3 y la fecha 15.

O sea, que de no ser por el Team, Pérez hubiera hecho, por lo menos, 12 partidos seguidos sin conocer la derrota.

La segunda racha llegó en la fecha 10 cuando igualaron 3-3 con Cartaginés, 2-2 con Liberia en Guanacaste y le devolvieron la goleada a Santos con un 4-1 en casa.

Como si fuera poca cosa, vencieron a Saprissa 1-2 en la Cueva y golearon 0-3 a Grecia en su patio, hasta que Carmelita frenó la buena racha venciéndolos 2-1 en Alajuela.

4. Goleada y adentro
La afición de Pérez Zeledón comenzó a identificarse con el equipo conforme fue avanzado en las instancias finales. Fotografía José Cordero
La afición de Pérez Zeledón comenzó a identificarse con el equipo conforme fue avanzado en las instancias finales. Fotografía José Cordero

Luego de que la Liga quedara fuera del baile, sin posibilidades de clasificar a la cuadrangular final y con Heredia, Saprissa y Santos clasificados, el último boleto lo disputaron tres equipos: Pérez, Grecia y Limón.

Sin embargo, una goleada de 4-0 sobre Liberia le dio el pase a los sureños, dejando a los griegos y caribeños con las ganas de avanzar en el torneo.

3. Frenó en seco al Team
Herediano probó, por primera vez, el podería de PZ en el primer partido de la cuadrangular cuando los locales le arrebataron los dos invictos que dejaron botados en el Valle del General. Fotografía José Cordero
Herediano probó, por primera vez, el podería de PZ en el primer partido de la cuadrangular cuando los locales le arrebataron los dos invictos que dejaron botados en el Valle del General. Fotografía José Cordero

Herediano era como un Ferrari, impotente e imparable... hasta que llegó Pérez Zeledón.

En el primer partido de la cuadrangular, Pérez recibía a un Herediano imparable con dos invictos en su espalda, los cuales se cayeron después de pasar el Cerro de la Muerte.

David venció a Goliath por la mínima y de ahí el sinónimo de imparable hasta llegar a la corona fue para los Guerreros.

2. Derecho a seguir guerreando
José Giacone, técnico de Pérez Zeledón, se abraza con uno de sus asistentes luego de la anotación con que Anthony López le dio la victoria a Pérez Zeledón ante Saprissa, 3-2. Fotografía: Mario Cordero
José Giacone, técnico de Pérez Zeledón, se abraza con uno de sus asistentes luego de la anotación con que Anthony López le dio la victoria a Pérez Zeledón ante Saprissa, 3-2. Fotografía: Mario Cordero

Pasó lo impensable, los generaleños, el cuarto clasificado a la cuadrangular, el equipo "más débil" ganó la cuadrangular.

Los dirigidos por José Giacone se montaron en la inspiración que dejó quitarle el invicto a Herediano y vencieron a Santos 1-0 en el Valle del General; perdieron 2-1 con la "S" en Tibás; le devolvieron la cachetada al Monstruo con un 3-2 en casa; empataron en Guápiles 1-1 y vencieron al monarca 1-2 en el Rosabal.

La labor estaba hecha y los generaleños tenían en su mano la oportunidad de llegar a guerrear por el primer título de su desolada vitrina ante el favorito campeón nacional.

1. Guerra avisada
Jeykel Venegas anotó el gol con el que Pérez hincó a Herediano en el primer partido de la final. Fotografía José Cordero
Jeykel Venegas anotó el gol con el que Pérez hincó a Herediano en el primer partido de la final. Fotografía José Cordero

No todos los días Pérez Zeledón tiene la oportunidad de disputar un título nacional y vaya que aprovechó su chance.

Los sureños vencieron 1-0 a Herediano en el primer partido de la final e hicieron lucir muy mal al Team, al cual le salió baratísima la visita porque pudieron salir goleados.

Sin embargo, esa primera mejenga fue la que le permitió a Pérez poner una mano en el trofeo de campeón y de creerse capaz de serlo. El resto ya es historia.