Andrés Mora.28 abril, 2018

Cuando Ana Victoria Barboza Paniagua viaja en su Jeep Willys por las carreteras de Costa Rica, anda que no cree en nadie e impone respeto.

Nadie está más orgulloso de su carro que Ana. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Nadie está más orgulloso de su carro que Ana. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Este Jeep CJ5 1974 es un tesoro para esta vecina del barrio Pitahaya, en el centro de San José, porque en ese año su papá, don Gilberth Barboza Vega, se lo regaló nuevo de paquete.

Cuando Ana se pone a hablar de su carrito de una vez dice: "tiene un supermotor".

Las características del Jeep son: motor de 6 en línea, gasolina, motor 258 (4.200 cc), caja de 3 marchas (T14) y es doble tracción.

"Yo le llamo Pedacito de Cielo, porque cuando me lo dieron venía con capota blanca, que es la original, le dije que lo quiero así para que sea como el cielo, para que no me lo chocaran y hasta la fecha no me le ha pasado nada", contó Barboza.

Ana no le niega a la manejada, hasta tiene licencia D3 y sabe operar backhoe (retroexcavadora) y montacargas.

Barboza asegura que lo tiene como lo sacó de la agencia en 1974. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Barboza asegura que lo tiene como lo sacó de la agencia en 1974. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

A esta ruda chofer no le interesa tener un último modelo, es feliz con su carrito, porque impone respeto.

"Ya los carros de ahora no son como estos, la lata, los motores, ¡este es un carro de verdad!, me sirve para el barro, la playa y la ciudad y me respetan en la calle", confesó.

"Claro que me respetan, impone respeto en la calle y aunque no me llegan los pies para hacer los cambios, me la juego con la punta, porque no me gusta andar el asiento pegado al volante. Con este carro siento que hay un motor, tengo máquina", agregó.

Para Barboza, lo más importante y de lo que se siente más orgullosa es que este carro está original de motor, lo mismo que el cabezote, el alternador y los aros. Dice que solo las llantas no, porque es ilógico que aguanten tanto tiempo.

Este es el segundo carro que tiene esta maestra de piano y teclado a domicilio, quien se dedica a eso desde hace 30 años, siempre acompañada del Jeep.

"Hasta los alumnos me dicen que me invitan a las fiestas, graduaciones, de todo para que los lleve en el Jeep", contó en medio de las risas.

Toda una renegada es Ana cuando va subida en su chuzo. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Toda una renegada es Ana cuando va subida en su chuzo. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Este es el segundo carro que tiene en la vida, confesó que el primero había sido un rojito que manejaba sin licencia por Coronado, hace muchos años.

Ana le pidió a su papá este de regalo, porque él tenía uno y porque en ese entonces estaban de moda.

Para mantenerlo así de bien no sufre mucho, porque asegura que son tan buenos que muy poco se dañan las piezas.

"Es que casi nunca se vara, aquí hay una agencia y aunque lo use y lo ande no falla, porque son motores de verdad, tiene una lata muy fuerte el que pega ahí pobrecito", indicó.

¿Cuántos listos para irse de ride con este Jeep? Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
¿Cuántos listos para irse de ride con este Jeep? Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Es tan fiebre que cada vez que pueda hace rally con el club de autos antiguos y con Clásicos de Costa Rica. También fue la socia 34 del club Jeep Willys. Si alguno quiere ser parte de estos grupos o recibir clases de piano o teclado no dude en llamar al teléfono: 8705-3541.

¿Qué cosas debo saber sobre el freno de mano de mi carro?
"Algunos vehículos utilizan las mismas zapatas o pastillas del freno de servicio (freno de pie) para el freno de mano, en cambio, otros sistemas son independientes uno del otro. Es importante cambiar las zapatas o pastillas por tiempo y no por desgaste,  como ocurre con el sistema de freno de servicio,  ya que con el tiempo el material se va degradando y podría desbordarse o perder la eficiencia del frenado,  poniendo en riesgo su seguridad. En sistemas donde utilice cables de freno de mano es de suma importancia revisarlos frecuentemente", explicó Bryan Guido, mecánico automotriz (teléfono: 8603-5135).