Bryan Castillo.10 mayo
Joseph Gómez y Joel Campbell lucharon por este trofeo. Foto: Cortesía.
Joseph Gómez y Joel Campbell lucharon por este trofeo. Foto: Cortesía.

Joel Cambpell, actual jugador del León de México, destacó desde muy pequeño por su talento para jugar al fútbol.

Prueba de ello es que en los torneos de divisiones menores le pegaba bailes a sus rivales gracias a su habilidosa pierna izquierda, sin embargo, hubo un delantero igual de bueno que él, que le sacó las lágrimas.

Se trata de Joseph Gómez, quien guarda una imagen con Campbell en la que este último está a punto de llorar, pues en un campeonato ambos quedaron empatados en la cima de goleo con trece goles, por lo que el trofeo de goleador debió rifarse.

Al final, la suerte le sonrió a Gómez, quien se formó en el Herediano y debutó en el 2009 en la máxima categoría con apenas 17 años. Ahora con 28 años, está retirado, se casó y tiene dos hijos. Él nos contó esa peculiar historia con Campbell.

- ¿Cómo fue que le ganó el trofeo a Campbell?

Los dos quedamos empatados en goles, al goleador le daban ¢10 mil en efectivo y un trofeo, entonces lo que hicieron fueron darnos ¢5 mil a cada uno y el trofeo se rifaba.

-¿Cómo se hizo la rifa?

Fue con una moneda. Yo me lo gané y Joel estaba muy triste.

-¿Recuerda lo que decía Campbell ese día?

No, pero me acuerdo que le pregunté si había tenido algún trofeo de goleador y me dijo que no, que ese era el primero, por eso estaba tan triste (risas).

-¿Cuántos años tenían en ese momento?

Creo que como 13 o 14 (fue entre 2004 y 2005, no recuerda bien).

-¿Ustedes eran compas o solo se topaban en partidos cuando jugaban en contra?

Solo nos topábamos en los partidos. En ese momento los jugadores referentes de ese equipo de Saprissa eran Campbell y Francisco Calvo, pero no teníamos una relación cercana.

-¿Llegaron a ser cercanos con el paso del tiempo?

Coincidimos en la selección sub 17, ahí lo vacilaba porque yo me gané el trofeo. Me reía mucho con otros compañeros de ese equipo como Ariel Soto y Adrián Mora que también lo vacilaban por eso.

“Me acuerdo que le pregunté si había tenido algún trofeo de goleador y me dijo que no, que ese era el primero, por eso estaba tan triste”. Joseph Gómez, exfutbolista.

-¿Qué decía él de esas bromas?

Que manda huevo que perdiera el trofeo por una moneda, él lo agarraba en plan de vacilón.

-¿Todavía tiene el trofeo?

Sí, lo tienen mis papás.

-Hablando de su carrera ¿llegó a jugar en primera división?

Sí, lo hice con Salvador Ragusa (entrenador del Herediano en el 2009), él me hizo debutar en el 2009 cuando tenía 17 años. Mi primer partido fue contra Saprissa, me acuerdo que ese día hicieron goles Armando Alonso por Saprissa y Marvin Angulo por Heredia. Entré de cambio por Mauricio Solís faltando 10 minutos para que terminara el partido.

Joseph jugó con el equipo de segunda división de Saprissa. Foto: Cortesía.
Joseph jugó con el equipo de segunda división de Saprissa. Foto: Cortesía.

-¿Solo jugó con Heredia?

No, también jugué con Uruguay de Coronado, Liberia y con el equipo de segunda de Saprissa y ahí fue cuando me retiré en el 2017. Mientras jugaba también estudié la carrera de Ingeniería Industrial.

-¿Actualmente qué hace?

Trabajo como ingeniero industrial en la empresa Abbot, soy supervisor de la región. Estoy casado desde el 2017 y tengo dos hijos, Franco de tres años e Ismael de dos.

-¿Siente que se retiró muy joven del fútbol?

Yo soy de los que cree que uno no deja el fútbol, sino que el futbol lo deja a uno. A mí no me afecta el hecho de que otros sí pegaran, yo quemé muchas etapas, estuve en una selección menor y me perdí un mundial por el cambio de entrenador. Viajé mucho, tuve buenas y malas experiencias, la verdad es que no tengo nada que reprocharle al fútbol.

- ¿Ahora está completamente desligado del fútbol?

No, también trabajo para las divisiones menores de Saprissa y a parte trabajo en otra escuela de fútbol en Moravia, que es una filial de Saprissa. A veces intento mejenguear con el equipo de Barva, que es en donde vivo.

12 partidos jugó Joseph en la máxima categoría.

-¿Mantiene relación con exjugadores y jugadores?

Sí, hablo seguido Esteban Luna, Gualberto Montenegro, Yeikel Medina y Jonathan Moya.

-¿Cuál entrenador lo marcó más en su corta carrera?

El que más me marcó fue Gerardo “el Puro” Ureña, cuando llegué a la selección sub 17 lo primero que me dijo es que tenía que tener la jugada lista y eso me ayudó mucho. Otro del que aprendí bastante fue Carlos Watson.

Joseph junto a su esposa Ingrid Murillo y sus hijos Franco e Ismael.
Joseph junto a su esposa Ingrid Murillo y sus hijos Franco e Ismael.