AFP .11 agosto, 2020
Keylor Navas y el PSG están a tres partidos de alzar la orejona, lo que sería la cuarta en la carrera del tico. Foto: AFP
Keylor Navas y el PSG están a tres partidos de alzar la orejona, lo que sería la cuarta en la carrera del tico. Foto: AFP

El París Saint-Germain del costarricense Keylor Navas está a tres partidos de una primera corona europea, inicia su duelo único de cuartos de final contra Atalanta este miércoles en Lisboa y un triunfo caería apenas para celebrar su cincuenta aniversario.

Tras la maldición de octavos, ¿se sobrepondrá el PSG a la falta de ritmo y sus lesiones? Marco Verratti, es baja, Kylian Mbappé, espera estar en el banquillo, y hasta el técnico, Thomas Tuchel, está lesionado y dirigirá con muletas.

Clasificarse sin sus mejores armas, cinco meses después del sube y baja emocional contra el Borussia Dortmund y del parón de las competiciones por el coronavirus, es el gran desafío que espera a Keylor y sus compañeros en el Estadio de la Luz, 50 años después de la creación oficial del PSG el 12 de agosto de 1970.

En una eliminatoria a partido único sin margen de error “un poco como en un Mundial”, Neymar estará por fin presente en una gran cita para intentar llevar a los más alto de Europa al PSG, que lo fichó por un récord de 222 millones de euros (más de ¢150 mil millones).

El nuevo formato de 'final a 8', a puerta cerrada y bajo una gran vigilancia sanitaria, ofrece una oportunidad inédita al PSG y a sus propietarios cataríes de concretar ocho temporadas de inversiones en una consagración histórica. En sólo tres partidos.

¿Mbappé en el banquillo?
Neymar y el PSG esperan que Mbappé, uno de los principales socios del brasileño, esté disponible este miércoles. Foto: AFP
Neymar y el PSG esperan que Mbappé, uno de los principales socios del brasileño, esté disponible este miércoles. Foto: AFP

“Es un título muy importante, no sólo para los jugadores sino para el club. Para los aficionados sería algo increíble. Vine a París para esta aventura, para este objetivo”, dijo en una entrevista con AFP Thiago Silva, capitán del PSG.

Pero primero hay que eliminar al Atalanta de Bérgamo, ciudad mártir de la pandemia de COVID-19 en Europa y equipo sorpresa de la temporada en la Serie A, sin Verratti ni Mbappé, los dos socios favoritos de Ney.

Mientras el italiano se quedó en París para cuidar de su gemelo, la concentración de tres días en Faro ha permitido a Mbappé recuperarse, volviendo al entrenamiento con el grupo menos de tres semanas después de su lesión de tobillo.

Pero de ahí a poder ser titular contra la Atalanta... Se tomará una decisión tras el último entrenamiento de la tarde de este martes, pero el PSG no arriesgará sabiendo que, en caso de clasificación, Mbappé tendría otros seis días más para recuperarse.

Si tiene la posibilidad, Tuchel probablemente apostará más por una entrada durante el juego de su prodigio francés en un sistema 4-3-3 más prudente, en el que Pablo Sarabia parece favorito para acompañar a Neymar y Mauro Icardi en ataque.

Un sector del juego preocupante desde la vuelta tras la pandemia con sólo un gol marcado en 210 minutos de competición y que tampoco contará con la contribución de Ángel Di María, sancionado.

El PSG es señalado por muchos analistas como favorito en un formato de competición que le beneficia para alzar su primer orejona y la cuarta para Keylor Navas.