Andrés Mora.13 febrero

El poder de los Súper Ratones griegos no fue suficiente para triunfar en casa ante Guadalupe y no les quedó de otra que conformarse con un empate a dos goles, aunque sin mucho drama porque siguen como líderes solitarios del Clausura 2019.

Harry Rojas y Diego Estrada pusieron a celebrar a los griegos, pero al final no les alcanzó para la victoria. Cortesía Municipal Grecia
Harry Rojas y Diego Estrada pusieron a celebrar a los griegos, pero al final no les alcanzó para la victoria. Cortesía Municipal Grecia

Para el cuadro de Allan Alemán significa también el fin de una racha histórica para el club de seis victorias consecutivas, en un torneo en el que tras 10 jornadas disputadas apenas tienen una derrota (fecha uno ante Cartaginés) y este es apenas su segundo empate.

La mejenga estuvo buena en el Allen Riggioni, el líder y uno de los cuadros revelación del certamen se fajaron a tocarla bonito y parece que el fútbol fue justo con ellos dándoles un puntito a cada uno.

Los visitantes pudieron cambiarle la historia al juego al minuto 2, pero Jean Scott no estuvo fino y después de dejar botado a su marcador, le quedó para matar, pero al único que pudo haber liquidado fue a algún pájaro que anduviera por ahí porque la tiró muy arriba.

1 derrota tiene Grecia en el clausura.

Después se armó en la otra área, la cual defendía el portero Alejandro Barrientos, los guadalupanos se hicieron un mosquero para despejar y por poco les clavan el golcito.

Poco después, al 15′, Barrientos con las uñas sacó un balón que llevaba sello de gol olímpico en un cobro de tiro de esquina de Diego Estrada.

Pero los de casa tuvieron que remar contra corriente porque al 17′ Kevin Espinoza se escapó por la izquierda, Eduardo Matamoros apenas y lo vio pasar, el guadalupano centró de zurda y el portero Allan Carrillo, que sustituyó al titular Adonis Pineda a quien le dieron descanso, tuvo manos de mantequilla y no pudo frenar la pecosa, la mala suerte continuó pues cuando el balón se levantó pegó en el palo y rebotó en la cara de Irving Calderón, quien quería sacarla, pero terminó haciendo un autogol para el uno por cero.

El duelo en el Allen Riggioni estuvo bonito. Foto: Cortesía Municipal Grecia
El duelo en el Allen Riggioni estuvo bonito. Foto: Cortesía Municipal Grecia

La salvada para los locales fue que reaccionaron de inmediato, el 1-1 cayó dos minutos más tarde, gracias a que Harry Rojas se movió rápido dentro del área, remató con fuerza y Jason Prendas la desvió, dejando al portero Barrientos sin nada qué hacer, Lautaro Ayala quiso despejar, pero le terminó entrando por las horquetas.

Para que los líderes se fueran al descanso tranquilos, Álvaro Sánchez se la puso como con la mano a Diego Estrada al 34′, el volante con gran toque de zurda puso la ventaja de 2-1.

Duelo movido

Cuando se reinició el juego la cosa siguió motiva.

Desde el minuto 51, el portero Carrillo tuvo que fajarse para sacar un balón.

Grecia respondió, pero Lucas Giovagnoli se comió una oportunidad increíble, estaba parado frente al marco, la bola le llegó y tenía camino libre para empujarla y celebrar, pero le picó un poco, le puso mal el pie y todo terminó en un saque de puerta.

Los pupilos de Geiner Segura estaban ceñidos en sacar puntos de suelo griego y apretaron.

Diego Estrada sigue mostrando una buena versión este torneo. Foto: Municipal Grecia
Diego Estrada sigue mostrando una buena versión este torneo. Foto: Municipal Grecia

El premio al esfuerzo llegó al minuto 73 cuando en una jugada de tiro de esquina, la bola quedó sin dueño frente al marco y el que la encontró primero fue Geovanni Arturo Campos que sin pensarlo mucho la clavó para el definitivo dos por dos.

Un resultado que deja respirando con calma a ambos, Grecia duerme en la primera posición y viendo hacia abajo en la tabla de posiciones, mientras que los guadalupanos mantienen las ilusiones de meterse en zona de clasificación.