AFP .9 mayo

El Real Madrid tenía el camino libre para encaramarse en la cima de la Liga Española, pero el Sevilla le amargó los planes y los merengues tuvieron que conformarse con un empate 2-2 que los deja de segundos en la clasificación.

Un remate de Kroos, desviado por un sevillista, le dio el empate a los blancos. AFP
Un remate de Kroos, desviado por un sevillista, le dio el empate a los blancos. AFP

De hecho, el equipo de Zinedine Zidane sufrió hasta el final para pellizcar un empate que, aunque no los elevó al liderato, al menos los mantiene en la lucha por el campeonato.

Fernando adelantó al Sevilla al minuto 22, Marco Asensio igualó al 67′, pero Ivan Rakitic puso de penal el 2-1 al 78′. Cuando parecía que los andaluces se llevarían la victoria, el brasileño Diego Carlos marcó en propia meta el 2-2, al 90′+3, al desviar un disparo de Toni Kroos.

Los blancos quedan a dos puntos del líder, el Atlético de Madrid, que en la víspera había empatado 0-0 con el Barcelona, tercer clasificado, empatado a puntos con los merengues. Esto a falta de únicamente tres fechas para que acabe el torneo.

Intensos

El Sevilla empezó dominando a un Real Madrid muy impreciso, que necesitó un cuarto de hora para meterse en el partido.

Curiosamente, un gol anulado a Karim Benzema (12′) asentó a los merengues, que empezaron a controlar más la pelota ante la intensa presión sevillista, pero cuando mejor estaban los blancos, Rakitic dejó de cabeza un balón en el corazón del área a Fernando que disparó para poner el 1-0.

Zidane estaba chiva con el árbitro. AFP
Zidane estaba chiva con el árbitro. AFP

El equipo blanco no se vino abajo con el gol en contra y siguió buscando el tanto, con entradas por las bandas por donde corrían Vinicius y Odriozola, para intentar meter balones al área, aunque habría que esperar al segundo tiempo para que el equipo blanco diera más intensidad a su juego.

Tras el descanso, los blancos hundieron al Sevilla en su área, presionando y dando velocidad a su juego hasta que encontró el empate.

Marco Asensio, que había entrado por Marcelo, tardó sólo un minuto en conectar un disparo ajustado al palo que significó el 1-1.

El empate dio alas a los blancos que se fueron con todo hacia adelante, no dudando en disparar desde fuera del área, frente a un Sevilla que ya solo trató de defenderse y buscar el gol al contraataque.

Polémica

Con el equipo blanco volcado sobre la portería contraria, una mano de Militao en el área merengue fue sancionada con penal tras revisión por el videoarbitraje, provocando la polémica del encuentro, ya que de esa acción había salido un contraataque que había acabado con un derribo de Benzema en el área, que había pitado el colegiado como penal.

El árbitro, tras irse a la televisión, acabó sancionando la mano de Militao y la pena máxima la transformó Ivan Rakitic poniendo el 2-1.

Con el marcador en contra, el Real Madrid se lanzó al ataque buscando el empate, que llegó en el descuento cuando Kroos soltó un disparo desde la frontal del área que se coló tras pegar en Diego Carlos, despistando al portero Bono.