AFP .11 junio
Ronaldo llega como la máxima figura de la selección lusa, que intentará retener el título de los campeones europeos. AFP.
Ronaldo llega como la máxima figura de la selección lusa, que intentará retener el título de los campeones europeos. AFP.

El once es el número de oro de la Eurocopa, ya que se jugará del 11 de junio al 11 de julio y se disputará en once ciudades sede. Además enfrentará a once jugadores contra once.

La Eurocopa de fútbol pone en juego la prestigiosa corona continental que actualmente posee Portugal y a la que aspiran varios pretendientes.

Los 8 kilos y 60 centímetros de plata del famoso trofeo Henri Delaunay esperan destino al término del torneo que comienza este viernes y que llevará a las 24 selecciones clasificadas de Londres (Inglaterra) a Bakú (Azerbaiyán) y de Copenhague (Dinamarca) a Sevilla (España).

Desde el partido inaugural entre Turquía e Italia, en Roma (1 p. m.), se verán a los mejores equipos, pese a las constantes dudas por la pandemia del covid-19, que ya provocó el retraso de un año de la competición, prevista inicialmente en el 2020.

Portugal, defensora del título desde hace cinco años (una duración sin precedentes) aborda la gran cita continental con su estrella, Cristiano Ronaldo, de 36 años, con la misma ambición y una mezcla de juventud y veteranía.

"Somos candidatos a ganar el título. Parto con la convicción de que Portugal puede ganar este campeonato", declaró el seleccionador luso, Fernando Santos.

El delantero italiano Ciro Immobile entrenó con sus compañeros, este jueves, en el estadio Olímpico de Roma. AFP.
El delantero italiano Ciro Immobile entrenó con sus compañeros, este jueves, en el estadio Olímpico de Roma. AFP.
Ronaldo, los “bleus” y Alemania

Ronaldo busca nuevos récords.

El cinco veces ganador del Balón de Oro, empatado a 9 goles en la Eurocopa con el francés Michel Platini, puede convertirse en el máximo goleador de la historia de la competición. Además, se puede alzar como el máximo anotador de la historia de las selecciones (104 tantos, a cinco de las 109 del iraní Ali Daei).

Pero en un grupo F de altos vuelos, los portugueses se cruzarán con Francia, subcampeona de Europa hace cinco años y campeona del mundo en el 2018, en una revancha de la final del 2016 (1-0).

La selección francesa, comandada por sus estrellas Kylian Mbappé, Antoine Griezmann y con el retorno de Karim Benzema, espera repetir el doblete Mundial-Eurocopa de 1998 y 2000, en el que Didier Deschamps fue capitán.

Ganar títulos “no se consigue chasqueando los dedos. Las demás naciones progresan, trabajan, no duermen. La ambición debe estar ahí”, dijo el técnico francés el mes pasado.

El experimentado entrenador francés se cruzará el martes en el camino de otro campeón del mundo, el alemán Joachim Löw, que vivirá su último torneo y espera terminar por todo lo alto su largo periplo como seleccionador.

Pese a la humillación del Mundial de Rusia 2018 (eliminación en la fase de grupos) y de algunas señales preocupantes (derrota por 6-0 contra España en noviembre), Löw se declaró optimista.

“Lo que veo y siento en términos de energía y compromiso en el equipo es excelente”, aseguró.

El mediocampista alemán Leroy Sane (derecha) y su compañero, el atacante Timo Werner se siguen preparando para el duelo ante los galos. AFP.
El mediocampista alemán Leroy Sane (derecha) y su compañero, el atacante Timo Werner se siguen preparando para el duelo ante los galos. AFP.