Marca, AP, AFP y Redacción.16 marzo

Keylor Navas volvió a la titularidad del Real Madrid en un partido de Liga y frenó en seco los pepinos que le hacían al Real Madrid, el club tenía nueve fechas seguidas de recibir gol. También ese regreso sirvió para que el tico se mandara sabroso con sus declaraciones en la zona mixta después del partido.

Al mejor estilo español, Keylor este sábado 16 de marzo cortó rabo y orejas: titular, paradón y declaraciones bien picantes. Le volvió la alegría al de Pedregoso.

Keylor hizo un paradón de espanto y volvió a llenarle los ojos de fútbol a los aficionados del Real Madrid. Tomada de la página oficial del Real Madrid (www.realmadrid.com).
Keylor hizo un paradón de espanto y volvió a llenarle los ojos de fútbol a los aficionados del Real Madrid. Tomada de la página oficial del Real Madrid (www.realmadrid.com).

Sobre el regreso del francés al banquillo dijo: “Nunca he sido de comparar entrenadores. Lo pasado es pasado. El grupo está trabajando muy bien. La alegría ha llegado al vestuario y eso es lo importante. Zidane habla con todos cara a cara. No sé si hacía falta un cambio. El club lo vio necesario. Nosotros tenemos que ser profesionales y trabajar”.

En sus primeras palabras comenzó a tapar bocas “Mis ganas de estar aquí no han cambiado. Mi intención es cumplir el contrato que tengo”.

Ni se desvela por el mañana, para él, como ha sido su costumbre, todo significa un hoy en el cual se entrena al máximo para estar siempre listo. "Hace tiempo que no jugaba y estoy muy contento. El futuro ya se verá. Mientras esté aquí trabajaré como siempre.

“Pensar en el futuro te distorsiona el momento, es hablar de suposiciones. Cuando hablemos y sepamos daremos una respuesta. Lo más importante es que he trabajado mucho para tener una oportunidad y hoy me la dieron. Siempre he querido estar aquí. Lo dije desde primer momento. Ya veremos qué pasa en el futuro.

“Aquí yo y mi familia estamos muy bien, quiero disfrutar de mis compañeros, que son grandes. La situación ahora es una, en verano es otra. Mis ganas de estar aquí no han cambiado. Mi intención es cumplir el contrato que tengo".

Cuando le consultaron sobre los que le tiraban duro porque consideraban que ya no entrenaba con las mismas ganas, Navas sacó pecho y fue cuando más duro atacó. "El que dijo que yo me entrenaba mal se tiene que confesar. O no me conoce o nunca vio un entrenamiento en Valdebebas.

“Allí lo sabe todo el mundo cómo me entreno. Al final de túnel siempre está la luz y para eso trabajé. Ahora quiero disfrutarlo. Me gusta vivir el momento. Si piensas en el futuro pierdes la perspectiva de lo que vives. Yo trabajo cada semana para ver el once que da el entrenador”.

No podía finalizar su presencia en zona mixta, reconociendo que volvieron sus días felices. “Hoy salió el sol. Mis ganas de trabajar nunca se fueron. Siempre trato de aportar. De esta situación salgo más fuerte, con más ganas", dijo.