Sergio Alvarado.Hace 5 días
Roy Lassiter, Ariel, Isabella y Wendy son una familia bastante unida. Foto: Cortesía Roy Lassiter.
Roy Lassiter, Ariel, Isabella y Wendy son una familia bastante unida. Foto: Cortesía Roy Lassiter.

En Seattle, la ciudad más grande del estado de Washington, en Estados Unidos, hay un aficionado que no le pierde la pista al León, más ahora que su hijo, Ariel, llegó al cuadro rojinegro, hablamos del exfutbolista Roy Lassiter, quien también visitó esos colores entre 1994 y 1996.

Prácticamente todos los días padre e hijo hablan de todo un poco y el fútbol es un tema que nunca falta.

El exatacante, que hoy tiene 50 años, ve siempre por internet las mejengas del León, por lo que puede charlar con toda propiedad del tema con Ariel y decirle lo bueno y la malo que le ve y en qué puede mejorar, como lo haría cualquier tata.

Por ejemplo, después del clásico más allá de señalarlo por fallar un penal, le alabó la valentía para dar un paso al frente para lanzarlo y la fortaleza mental para salir adelante después del fallo.

“Me siento muy orgulloso de él, sé que tiene todas las condiciones para triunfar en Costa Rica. Se ha acoplado muy bien al equipo y va mostrando su juego, él tiene metas tanto a nivel del país, en la selección y en Europa, se está enfocando para lograrlas”, indicó el exjugador.

A Roy no le extrañó ver que Ariel se animara a lanzar el penal porque regularmente los cobraba en el equipo B del Galaxy, cuando jugaba en los Estados Unidos.

“Ariel es un jugador que le da a la Liga algo que no tiene el equipo por las bandas”, Roy Lassiter.
A Roy le ilusiona mucho ver que en poco tiempo en Tiquicia su hijo ya llegó a la Sele mayor. Fotos: Mayela López
A Roy le ilusiona mucho ver que en poco tiempo en Tiquicia su hijo ya llegó a la Sele mayor. Fotos: Mayela López

“A Ariel le gustan partidos como los del clásico, si pudiera jugar uno todos los fines de semana lo haría, yo le hablé sobre qué trata la Liga, cómo es el club y lo que exige la gente, a él no le da temor eso", destacó don Roy,

Amor por Tiquicia

Don Roy es gringo de nacimiento y hasta jugó para la selección de las barras y las estrellas, pero con Costa Rica nunca perdió conexión.

Su esposa, Wendy Acuña, es turrialbeña igual que Ari, como le dicen todos en la casa al jugador erizo, y dejó muchos amigos en el país, como Javier Delgado, Mauricio Montero, Óscar Valverde y otros excompañeros de la época.

Roy le hablaba a Ariel desde que era pequeño de la Liga y el cariño que le tenía al club.

“Costa Rica es un país que me ayudó mucho para desarrollarme en el fútbol, poder llegar y tener éxito en la MLS, jugar en el fútbol italiano y en la selección de Estados Unidos. Es una opción que cuando le salió a Ari me gustó mucho para él, para que se pudiera desarrollar como yo lo hice”, explicó Lassiter padre a La Teja.

Don Roy estaba consciente que su hijo lo que quería era jugar, por lo que por algún tiempo estuvo pulseando que su hijo saliera del Galaxy, donde la tenía complicada por la cantidad de estrellas que tiene el cuadro angelino.

Roy jugó con los rojinegros entre 1994 y 1996. Foto: Archivo.
Roy jugó con los rojinegros entre 1994 y 1996. Foto: Archivo.

El padre conocía al presidente del Galaxy porque también había jugado con él y le ayudó a liberar las cosas.

“Iban a seguir pasando años y Ari no iba a demostrar su fútbol, a él siempre lo llevaban entre los 18 jugadores, pero en un momento ellos lo entendieron y lo dejaron libre para que siguiera sus sueños.

"Ese fue el mejor momento. Con eso llamé a Javier Delgado y le dije que Ari iba a estar libre y no había que pagar nada, que yo arreglé todo con el Galaxy, fue cuando se dio luz verde para contratarlo”, explicó Lassiter.

Padre e hijo comparten características similares en el campo: son pícaros y rápidos, desequilibrantes, con lo que se cumple aquello de que hijo de tigre sale pintando.

"A mí me gusta verlo por las bandas porque creo que se luce más por ahí. Es bueno en el uno contra uno, puede explotar su velocidad, encarar bien a los rivales, maneja bien los dos perfiles, aunque sea zurdo, la derecha la mueve casi igual.

“Considero que la Liga necesita un jugador muy dinámico, que se abra sus espacios y vea los huecos, esté viendo al nueva para ponerle la bola y no sé si la Liga tiene ese jugador en específico, aunque es claro que tiene grandes jugadores en la media cancha”, opinó.

Roy confesó que Ariel le ha comentado que quiere convertirse en un ídolo de la afición eriza y demostrarles que dejará la vida en la cancha por esos colores, tal como se lo enseñó el tata.