Sergio Alvarado.21 julio, 2019
Megan Rapinoe se atrevió a brillar más allá de la cancha con un discurso poderoso que motiva a muchas futbolistas. Foto: AFP.
Megan Rapinoe se atrevió a brillar más allá de la cancha con un discurso poderoso que motiva a muchas futbolistas. Foto: AFP.

En las últimas semanas, la futbolista estadounidense Megan Rapinoe se volvió un ícono de lucha en todo el mundo y en Costa Rica no es la excepción.

Su voz hizo eco por protestar por lo que sueñan millones de jugadoras alrededor del mundo: reducir las grandes brechas entre hombres y mujeres en el fútbol.

La estrella estadounidense no se conformó con el éxito deportivo, después de que su país se proclamara campeón mundial por cuarta ocasión en el Mundial de Francia 2019, ella alzó la voz por lo que considera correcto y se volvió una portavoz de esta causa.

Sin dar mucha vuelta, la jugadora de 34 años criticó, por ejemplo, que la final del mundial femenino se realizara el 7 de julio, mismo día que las finales de Copa América y Copa Oro.

“Es una idea terrible ponerlas todas juntas el mismo día. Esta es la final del Mundial. Se establece con tanta antelación que esto resulta increíble. Así que no, no creo que la FIFA nos tenga, en general, el mismo nivel de respeto que tiene hacia los hombres”, disparó luego del juego.

Mientras que Megan dice sus verdades sobre las cosas que no le gustan, en Costa Rica figuras como la seleccionadora Amelia Valverde y la delantera Daniela Cruz, están de acuerdo con su colega gringa.

370 millones de dólares fue la diferencia en premios entre el mundial masculino y femenino de FIFA
Amelia Valverde, seleccionadora nacional tiene muy claro que para ir ganando espacio las mujeres debieron alzar la voz. Fotos Melissa Fernández Silva
Amelia Valverde, seleccionadora nacional tiene muy claro que para ir ganando espacio las mujeres debieron alzar la voz. Fotos Melissa Fernández Silva

“Megan Rapinoe es en este momento una embajadora de todas las jugadoras de fútbol en el mundo, no solo de su selección, ella pone el ejemplo muy claro de lo que pasó en las finales del siete de julio”, destacó Valverde.

Para la entrenadora de la Sele femenina, el de la final es apenas un ejemplo y también cree que a la FIFA le ha costado pasar de las palabras a los hechos en las promesas hacia ellas.

"FIFA mencionó en algún momento, desde años atrás, que el fútbol femenino era el futuro del juego, pero lo que se invierte en premios no lo demuestra y todo lo que tiene que ver a nivel monetario y en otros campos, es abismal la diferencia.

“Cómo puedes crecer como federación cuando el organismo más importante no es del todo equitativo. Vivimos un proceso de cambio y este tipo de declaraciones es el reflejo”, indicó Amelia.

Para el mundial de Rusia 2018, la FIFA repartió $400 millones en premios, más de ¢232 mil millones, mientras que para Francia 2019 dio $30 millones, unos ¢17.4 mil millones, algo que para la atacante tica es inaceptable.

"Todas esas diferencias todavía existen y siempre han existido, pero ahora las mujeres estamos alzando la voz, desde ese punto en que lo hicimos creo que es que se está generando conciencia y cambio.

“Por supuesto que una final del mundo no podía estar el mismo día que otras finales masculinas y en ese aspecto, Megan Rapinoe nos representa a muchas futbolistas, había que decirlo”, opinó Cruz.

Daniela Cruz jugará en el fútbol español la próxima temporada, después de proclamarse campeona con el Saprissa femenino Foto Jeffrey Zamora
Daniela Cruz jugará en el fútbol español la próxima temporada, después de proclamarse campeona con el Saprissa femenino Foto Jeffrey Zamora

Para Amelia, quien prepara a la Sele para los Juegos Panamericanos de Lima 2019 a partir del 27 de julio, luchar por visibilizar el esfuerzo que hacen las ticas es una misión dura, que necesita el apoyo de aficionados, patrocinadores, equipos y medios de comunicación.

Países que lograron desarrollar el fútbol femenino se fueron por esa vía, aunque Valverde es clara en que no se puede comparar la realidad de las gringas con las ticas por muchas razones, años de trabajo adelantado y diferentes momentos deportivos.

"El caso estadounidense podría servir como un ejemplo general, como federación, como liga, como liga menor a nivel universitario, es una referencia en este momento, pero todas las luchas son distintas.

Hay que ver y analizar a fondo cada caso, ese tipo de masa y apoyo que tienen ellas es soñado, sería increíble tenerlo, pero ellas también se lo han ganado, nosotros podemos tratar de copiar todo lo bueno que se da, adaptarlo y tomar esas posibilidades para seguir alzando la voz", finalizó Amelia.

Rumbo a Lima
La selección nacional femenina parte este martes 23 rumbo a Lima para competir en los Juegos Panamericanos, en donde debutará el 28 de julio ante Panamá, el 31 jugará ante Perú y el 3 agosto contra Argentina en lo que será la primera fase del torneo.