Karol Espinoza.6 julio

Desde la habitación en la que se encuentra en el hospital México, el futbolista Erick Marín disfrutará el clásico sin colores, un duelo que más allá de la rivalidad entre Saprissa y Alajuelense, se jugará por solidaridad con el jugador.

La familia de María es muy manuda, en la imagen durante una Navidad junto a Erick. Cortesía María del Mar Aguilar.
La familia de María es muy manuda, en la imagen durante una Navidad junto a Erick. Cortesía María del Mar Aguilar.

Mil colones de cada entrada vendida irán para el defensa que lucha por tercera vez contra el cáncer. El duelo será este domingo a las 11 de la mañana en el estadio Nacional.

María del Mar Aguilar, novia del jugador, contó que su amor podrá ver el juego porque en la habitación del área de médula ósea en la que está hay una pantalla de televisión.

Incluso, como Erick está consciente, él se ha encargado de distribuir las entradas para la familia y que así puedan ir al estadio ese día.

“Gracias a Dios él está bien, el tratamiento va muy bien, lo único es que le han tenido que hacer transfusiones de sangre porque estaba con anemia y también le han puesto como tres dosis o bolsitas de plaquetas”, señaló la vecina de Pavas.

Marín y María junto a Mariano, hijo de Erick; además con Lucía, la expareja del jugador, y su exsuegra, doña Mayi. Todos se llevan muy bien. Cortesía María del Mar Aguilar
Marín y María junto a Mariano, hijo de Erick; además con Lucía, la expareja del jugador, y su exsuegra, doña Mayi. Todos se llevan muy bien. Cortesía María del Mar Aguilar

Agregó que este tipo de procedimientos es el normal en un paciente como Marín y los médicos están contentos porque no ha sufrido calentura en este más de mes y medio que lleva internado.

María del Mar irá al estadio con Mariano Marín Sánchez, el hijo de 12 años de Erick, con la exsuegra del jugador, doña Mayi, y Lucía, la expareja de Erick y mamá de Mariano, porque todos tiene una excelente relación.

Es posible también que los papás y hermanos de Aguilar lleguen al estadio Nacional al clásico sin colores.

De hecho, por herencia familiar, María del Mar es fiebre de la Liga a muerte.

"Todos, todos, somos megaliguistas. Desde que empecé a andar con Erick nunca dejé de seguir al equipo, lo apoyo, lo que pasa es que no lo sigo tanto como antes por una cuestión de apoyo hacia mi pareja.

“No voy al estadio y no grito los goles de Alajuelense, pero Erick sabe que aunque no lo exprese, mi corazón es manudo”, añadió Aguilar.

Erick está internado desde el 21 de mayo. Cortesía María del Mar Aguilar.
Erick está internado desde el 21 de mayo. Cortesía María del Mar Aguilar.
“Erick no baja el ánimo, hay días que son mejores que otros, él intenta no dar el cien sino el mil por ciento. Intenta sonreír, hace que está bien para que yo no baje el ánimo”, María del Mar Aguilar, novia de Erick Marín.

Consultada sobre si le gustaría ver ganando a la Liga este domingo o si se animaba a pronosticar un marcador, dio una respuesta que nos hizo recordar las cosas más importantes de esta vida.

“Yo lo único que quiero, el único juego que quiero que se termine, que se dé el pitazo final y que ganemos, es el de mi amor, que gane por goleada”, señaló en referencia a que Marín se cure del cáncer.

Eso sí, luego se le salió lo manuda, gusto heredado de sus papás, y agregó que los rojinegros deben ganar este domingo al Monstruo.

Para Aguilar y para toda la familia de Erick, es increíble lo que están haciendo morados y manudos, algo que jamás esperaron y que agradecerán siempre.

Dura lucha

La batalla de Erick Marín contra el cáncer inició en el 2017 cuando se enfrentó a un tumor en un testículo.

“Por un golpe, el testículo se me inflamó. Por ese golpe el tumor se me encapsuló ahí, lo sacaron todo y fue mínimo lo que se salió y tuvieron que ponerme una quimio”, comentó el 29 de julio del año pasado.

En el 2018 volvieron a aparecer las células cancerígenas y se le hizo un tumor a la altura del pecho, lo que lo obligó a someterse a quimioterapia.

En este 2019, cuando había regresado a jugar con Guadalupe F.C. y todo pintaba a que ya estaba totalmente sano, se le detectó un tumor en la parte superior de la ingle.

El médico que atiende a Marín le explicó a la familia que el caso del jugador es complicado porque el cuerpo presenta rechazo a la quimio, ya que de no ser así, hace rato estaría sano.

Pese al duro momento, Erick no pierde su característica sonrisa. José Cordero.
Pese al duro momento, Erick no pierde su característica sonrisa. José Cordero.
“El cuerpo de Erick no asimila la quimio al cien por ciento, la combate”, María del Mar Aguilar, novia del jugador.

Es por eso que ahora lo están sometiendo a un trasplante de médula que busca sacarle la sangre, ponerle la quimio y luego se la vuelven a trasplantar. Este método se usa cuando las dosis de quimio deben ser muy fuertes.

Si todo sale bien, el defensa deberá estar aislado cuarenta días en la casa de sus suegros una vez que deje el hospital, por lo que necesitará dos cambios de ropa por día, agua y una dieta especial, de ahí que el dinero que puedan aportar Saprissa y Alajuelense les será de mucha ayuda.