Sergio Alvarado.21 julio

En el estadio Colleya Fonseca, en Guadalupe, algunos aficionados tienen el chance de ver las mejengas del cuadro josefino desde una posición envidiable, casi como si fuera el mejor de los palcos.

Desde las ventanas de algunas casas, fijándose por encima de la tapia que da a la cancha, o desde algunos salones de la municipalidad de Goicoechea, más de uno se siente muy cómodo, como quedó visto una vez más este domingo.

Ni el club morado del Saprissa, la “pecera” del Morera Soto o el palco del pie del Rosabal Cordero logran tal cosa. Estas y otras curiosidades se vieron esta tarde entre Guadalupe FC y Alajuelense.

Desde las oficinas de la Muni de Goicoechea queda riquísimo ver los partidos, porque ahí no hay que aguantarse el sol. Fotos: Mayela López
Desde las oficinas de la Muni de Goicoechea queda riquísimo ver los partidos, porque ahí no hay que aguantarse el sol. Fotos: Mayela López
Estos manudos posiblemente esperan todo el torneo para ver a su equipo desde la ventana de la casa. Fotos: Mayela López
Estos manudos posiblemente esperan todo el torneo para ver a su equipo desde la ventana de la casa. Fotos: Mayela López
Sin obstáculo alguno, este fiebre vio en primera fila el gol del guadalupano Frank Zamora Fotos: Mayela López
Sin obstáculo alguno, este fiebre vio en primera fila el gol del guadalupano Frank Zamora Fotos: Mayela López
Los manudos que si pagaron para ver la mejenga, estaban bastante animados en el primer tiempo. Fotos: Mayela López
Los manudos que si pagaron para ver la mejenga, estaban bastante animados en el primer tiempo. Fotos: Mayela López
En un semestre que podría estar lleno de reconocimientos, la Liga fue el dedicado de su propio partido por la celebración de su centenario. Fotos: Mayela López
En un semestre que podría estar lleno de reconocimientos, la Liga fue el dedicado de su propio partido por la celebración de su centenario. Fotos: Mayela López