AFP .2 julio
Las jugadoras gringas celebraron a lo grande el triunfo que los llevó a la final. Foto: AP.
Las jugadoras gringas celebraron a lo grande el triunfo que los llevó a la final. Foto: AP.

Estados Unidos buscará su cuarto título mundial femenino tras derrotar a Inglaterra 2-1, en Lyon.

Las inglesas se la pelaron al cierre, ya que fallaron un penal a ocho minutos del pitazo final y después se complicó más la vida al quedar con diez jugadoras.

El equipo norteamericano se enfrentará en la final de este domingo al vencedor del segundo duelo de semifinales, que disputan este miércoles Holanda y Suecia.

Christen Press adelantó a Estados Unidos en el minuto 10 al cabecear un centro desde la derecha, pero Ellen White empató en el 19 al rematar un pase desde la izquierda, anotando su sexto gol en el torneo.

Cuando su equipo más la necesitaba, apareció la gran estrella gringa, Alex Morgan, que no había vuelto a anotar tras sus cinco goles en el debut contra Tailandia (13-0). Ella lograría el que sería a la postre el tanto de la victoria para Estados Unidos al cabecear en el 31 un pase desde la izquierda.

Con ese tanto, Morgan alcanzó a la inglesa White al frente de la tabla de goleadoras, con seis pepinos, dejando atrás a la también estadounidense Megan Rapinoe, que se quedó en el banquillo, pese a sus dos dobletes en octavos contra España y en cuartos frente a Francia, así como a la australiana Sam Kerr, ambas con cinco.

Alex Morgan mostró su sentido del humor tomando un té imaginario para celebrar el segundo gol de las estadounidenses. Foto: AFP.
Alex Morgan mostró su sentido del humor tomando un té imaginario para celebrar el segundo gol de las estadounidenses. Foto: AFP.

La guapa y popular delantera festejó el gol haciendo una mímica en la que fingió beber una taza de té, la imagen curiosa que dejó la jornada y le dio la vuelta al mundo.

En los minutos finales, Inglaterra vio como se le anulaba un gol a White por fuera de juego, tras consulta al videoarbitraje, y también como se le señalaba un penal a favor en el 84, también tras acudir al VAR, tras un derribo dentro del área de Becky Sauerbrunn a White, dando una cuota de dramatismo grande al final del juego

Pero la portera norteamericana Alyssa Naeher detuvo el lanzamiento a Steph Houghton.

Alyssa Naeher fue la heroína de su equipo al atajar un penal faltando ocho minutos para terminar el partido. Foto: AP.
Alyssa Naeher fue la heroína de su equipo al atajar un penal faltando ocho minutos para terminar el partido. Foto: AP.

Las desgracias no terminaron ahí para Inglaterra, que terminó con diez jugadoras, después de que Millie Bright recibiera su segunda tarjeta amarilla en el 86. El arbitraje sin duda terminó siendo el principal enemigo de las inglesas.

Estados Unidos ha avanzado a las semifinales en los ocho Mundiales realizados y ha ganado el trofeo tres veces, más que ninguna otra nación. Su única derrota en una final mundialista llegó en 2011 ante Japón.

De levantar el cuarto título, doblara en coronas a Alemania, que es el segundo lugar del ranking en el fútbol femenino, seguido de Noruega y Japón que alzaron la copa en una ocasión.

Los aficionados gringos se reunieron en diferentes puntos de su país para seguir las incidencias del mejengón. Foto: AFP.
Los aficionados gringos se reunieron en diferentes puntos de su país para seguir las incidencias del mejengón. Foto: AFP.

“No puedo expresar siquiera lo orgullosa que estoy. Ha sido un gran esfuerzo de parte de todas”, dijo la seleccionadora estadounidense Jill Ellis.