AFP .Hace 21 horas

El canadiense Alphonso Davies, de un nivel impresionante en el Bayern Munich, le dará grandes dolores de cabeza a la selección nacional cuando se enfrenten en la eliminatoria.

Este martes, el canadiense mostró su calidad y fue de los hombres importantes en el engranaje del equipo bávaro, el Bayern Munich derrotó 4 a 1 a Lazio en Roma, Italia, por los octavos de final de la Champions. En la otra mejenga del torneo de clubes más importante del mundo, el Chelsea ganó, también de visita, 1 a 0 al Atlético de Madrid.

Davies anduvo fino en la mejenga ante Lazio y solo falló seis pases. (Photo by Alberto PIZZOLI / AFP)
Davies anduvo fino en la mejenga ante Lazio y solo falló seis pases. (Photo by Alberto PIZZOLI / AFP)

El canadiense anduvo muy preciso ante los italianos, realizó 68 pases en el partido, de los cuales 62 fueron buenos. Además, cometió tres faltas y recibió una y realizó un remate desviado.

Jugó los noventa minutos y su actuación fue muy buena, pese a que el campeón tenía dos partidos consecutivos sin victoria en la Bundesliga.

Después de coronarse campeonas en el Mundial de Clubes, los bávaros entraron en una minicrisis que les dejó un empate y una derrota en la Bundesliga.

Pero bastó con que escucharán el himno de la Champions y sacudieron las dudas con una goleada que le deja prácticamente entre los ocho mejores de Europa.

Campeones del sextete (Liga-Copa-Champions-Supercopa de Alemania-Supercopa de Europa-Mundial de Clubes), los bávaros llevaron a 18 su racha de partidos sin perder en la competición reina (17 triunfos, 1 empate), un récord absoluto.

Primero fue su atacante estrella Lewandowski el que aprovechó un error infantil de la defensa local para abrir el melón.

Luego llegó el turno del alemán Musiala, el nuevo talento de apenas 17 años, titular este martes aprovechando las bajas. El adolescente se hizo con el balón en la frontal y ajustó su disparo a uno de los postes de la portería defendida por el veteranazo Pepe Reina.

Los bávaros dejaron casi definida la eliminatoria. AFP
Los bávaros dejaron casi definida la eliminatoria. AFP

"Hemos cometido errores técnicos, hemos fallado pases. Contra un equipo tan fuerte, cuando cometes estos errores te castigan, es así", señaló el arquero español.

La Lazio ya estaba en la lona. Una pérdida de balón en el centro del campo dio alas al francés Kingsley Coman, que encaró y disparó. Reina logró despejar, pero Sané, atento, hizo el 3-0.

Justo después del descanso de nuevo la velocidad de Coman y Sané destrozó a la defensa local. El primero inició el contraataque y lanzó al segundo, inspirado en el regate antes de poner el pase de la muerte, que introdujo en su propia portería Acerbi.

"La Lazio no había jugado desde hacía 20 años en este nivel, tenemos jugadores que no tienen experiencia en esta competición. Enfrente, un rival que te castiga", insistió Reina.

Ahora el equipo romano necesitará más que un milagro en Múnich el 17 de marzo para tumbar al vigente campeón. Tiene que ganar 4-0 para clasificar o 4-1 para obligar los penales.

“Hemos dado un paso de gigante hacia los cuartos de final, pero hay que partido a partido”, dijo Hans-Dieter Flick, técnico de la máquina alemana.