Andrés Mora.15 febrero

El regreso del guardameta Esteban Alvarado fue más rápido que Flash con diarrea, ya que no duró ni papa con Alajuelense, club con el que el portero no jugó ni un solo minuto en el torneo nacional y del cual salió en medio de una gran polémica.

Lo curioso es que Alvarado ya tiene currículum en esos temas (ausencias injustificadas y broncas personales). Además, cuando jugó en Europa perteneció a un grupo de jugadores liderados por el representante Carmine “Mino” Raiola, quien se ha caracterizado por sus malos modos y por tener a su lado a futbolistas polémicos y con problemas a la orden del día.

Dios los hizo y ellos se juntaron para hacer negocios en Europa. Foto: Albert Marín.
Dios los hizo y ellos se juntaron para hacer negocios en Europa. Foto: Albert Marín.

Al parecer Alvarado se identificó de una con la “ideología” de este grupo después de todo lo que pasó con el cuadro rojinegro.

Mino representó al costarricense después de que ganó el Guante de Oro de la FIFA en la Copa del Mundo sub-20 de Egipto 2009, cuando la Tricolor, al mando del técnico Rónald González, alcanzó las semifinales de este torneo. La mejor participación tica en un evento de la FIFA.

Eso sí, cuando el portero fichó en diciembre del 2018 con Alajuelenese lo hizo sin ayuda de Carmine, ya que el portero negoció personalmente con los erizos y asesorado por el abogado Luis Sánchez.

Raiola es un peso pesado en el mundo del fútbol, a la altura de un Jorge Mendes el representante de Cristiano Ronaldo, que decidió abandonar el restaurante familiar para convertirse en agente y la pegó porque tiene una cartera de lujo a pesar de sus malas formas y su imagen extravagante.

Este famoso representante es italiano y se encargó de llevar al Manchester United a Zlatan Ibrahimovic y al armenio Henrij Mjitaryán (hoy con el Arsenal) por 42 millones. Además traspasó al francés Paul Pogba de la Juventus de Italia al United por $120 millones y recibió una comisión récord de $30 millones por ese movimiento.

Un par de fichas “Mino” Raiola y Mario Balotelli. Foto: ESPN.com
Un par de fichas “Mino” Raiola y Mario Balotelli. Foto: ESPN.com

Los otros futbolistas que están bajo su control son Paul Pogba, Romelu Lukaku, Marco Verratti, Gianluigi Donnarumma, Mario Balotelli e Hirving Lozano, muchos son una verdaderas “joyitas” de la disciplina.

De Zlatan ya se sabe su forma de ser, ni que decir de Pogba que pasó peleado con José Mourinho en el United. A Verratti se le conoció por sus constantes problemas con el técnico del PSG, Unai Emery, donde también lo pescaron fumando un cigarrillo. Balotelli tampoco se queda corto, gracias a una interminable lista de actos de indisciplinas.

Pero parece que todo tiene sentido porque Mino nunca les ha dado buen ejemplo a sus jugadores porque se ha agarrado con todo mundo.

En marzo del año pasado le tiró con todo a Pep Guardiola, técnico del Manchester City, ya que el diario inglés “The Mirror" señaló que se refirió al extécnico blaugrana como “un cobarde, un perro”.

 “Mino” y Zlatan pueden ser peligrosos juntos. Foto: onn.network
“Mino” y Zlatan pueden ser peligrosos juntos. Foto: onn.network

Esta bronca empezó durante la etapa de Ibrahimovic en el Barça y se acrecentó tras la marcha del sueco del cuadro culé.

En el 2016 Mino declaró que el entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp reaccionó “como una mierda” al descartar a Balotelli, traspasado esta semana al Niza, según las declaraciones publicadas por la Gazzetta dello Sport.

Estos son tan solo un par de ejemplos de los roces que el representante ha tenido con algunos clubes por causa de sus jugadores y quienes al parecer le copian el estilo.