Deportes

Exdefensor de la Liga se les barre a las deudas y ayuda a que la gente no se embarque

Carl Gordon compartió camerino con jugadores como Keylor Navas, Bryan Ruiz y Celso Borges en la preolímpica del 2008

El exdefensor de Liga Deportiva Alajuelense Carl Gordon se dedica ahora a frenar los ataques de las deudas y de las malas decisiones al administrar la plata que tanto nos cuesta ganarnos.

Gordon fue campeón de Concacaf con la Liga en el 2004. Integró aquel histórico equipo en el que estuvieron Wílmer López, Pablo Gabas, Carlos Castro, Harold Wallace, Luis Marín, Pablo Izaguirre y Mauricio Solís, entre otros.

Carl, quien jugó para otros equipos como Liberia, Puntarenas, Brujas y Barrio México se retiró en el 2012 e hizo lo que no hacen muchos futbolistas: se dedicó a estudiar.

Ahora es administrador de empresas, contador y un reconocido asesor financiero que ganó experiencia trabajando en un banco privado.

En el 2014 abrió su propia empresa, llamada Asesorías y +, con la que ayuda a quienes están hasta el cuello de deudas.

Ya les ha echado el hombro a futbolistas y a entrenadores, a quienes también ha aconsejado al momento de hacer alguna inversión.

Y como hay que pulsearla, Gordon también trabaja para una empresa privada como asesor financiero.

En su negocio laboran otros profesionales, por ejemplo, un abogado, una contadora pública y dos expertos en trámites registrales y tributarios. La idea es dar una asesoría completa.

“Nosotros ayudamos a la gente que ha hecho un mal uso de créditos para la compra de casa, carros o que tienen deudas incontrolables por tarjetas de crédito, esto último es bastante común”, comentó.

Coronavirus: gran amigo de las deudas

Gordon, quien también fue compañero en la selección sub-23 del 2008 de Bryan Ruiz, Keylor Navas y Celso Borges, sabe que en este momento, afectados por las consecuencias de la pandemia de coronavirus, muchas personas la pasan mal.

Hay suspensión de contratos o reducción de jornadas laborales que llevan a ganar menos y es posible que algunos tomen malas decisiones con la plata.

Es necesario tener la cabeza clara para no embarcarnos.

El exdefensor compartió varios consejos para estas personas con la idea de que sepan administrar los recursos. Nunca es buen momento para gastar más de la cuenta, pero ahora menos.

“En este momento muchos de los afectados están retirando el Fondo de Capitalización Laboral, el cual debe utilizarse para lo verdaderamente esencial, que es comida, pago de recibos o alquiler o pago de casa”, comentó.

Explica Carl que los consejos para las personas afectadas por la reducción de jornadas, de sueldos o suspensión total de la jornada son los mismos y que ahora más que nunca la faja debe estar socadita.

“Si una persona tiene una deuda con un banco lo que debe hacer es llamar a las oficinas centrales porque muchas de las entidades han suspendido las cuotas mensuales o las han rebajado, de esa manera se puede amortiguar el gasto”, dijo.

“El otro consejo fundamental es utilizar el dinero solo en cosas necesarias, en este momento ahorrar es muy importante y eso también quiere decir no gastar en cosas innecesarias. Esta quincena muchas personas recibieron parte del salario, por eso se debe administrar de buena manera esos recursos porque no sabemos cuánto tiempo más vamos a tener esta crisis”, añadió.

Con los gastos de las tarjetas de crédito recomendó medirse. Tampoco estamos en días como para hacer loco con los tarjetazos.

“Es importante que si van a utilizar la tarjeta de crédito, gasten solo lo que puedan pagar, no más porque de lo contrario se hundirá”, agregó.

Antes de vender, piénselo

La experiencia de Gordon en el ámbito financiero le ha hecho entender a clientes que en momentos de desesperación venden lo mucho o poco que tienen.

“El consejo nunca es vender cosas para cancelar o amortiguar una deuda en momentos de crisis. Ahora seguramente algunos están pensando en vender algunas cosas que compraron meses atrás, eso se puede hacer siempre y cuando esas cosas no se estén necesitando. Por ejemplo, si alguien tiene una finca o un carro que le representa un gasto o no le hace falta, la recomendación es vender pero siempre hay que asesorarse”, explicó.

Gordon recordó la importancia de ahorrar. En situaciones de emergencia ese colchón marca la diferencia entre estar tranquilo o volverse loco y tomar malas decisiones.

Según él, lo que se recomienda es ahorrar entre ¢20 mil y ¢30 mil por cada ¢100 mil que se perciben.

El exfutbolista quiere ayudar a las personas en crisis, por eso a quienes lo contacten a través de su página en Facebook “Aseorías y +” o al correo carl7ge@hotmail.com les dará un consejo financiero para hacerle frente a estos momentos de crisis. Es una buena jugada.