.30 agosto
Edwin
Edwin "Sarapiquí" Salazar jugó jugó 144 partidos con los morados. Foto: Cortesía Lente Morado

Edwin “Sarapiquí” Salazar, exvolante de Saprissa y Cartaginés en las décadas de los 80 y 90, está viviendo uno de los momentos más duro de su vida ya que lucha contra un cáncer en la garganta.

Un video que se difundió en redes sociales, en el que a duras penas puede hablar con la ayuda de un aparato, alertó de la situación que está viviendo el querido y carismático exjugador.

El jueves pasado, Sarapiquí se sometió a una traqueotomía para remover lo que le obstruía la garganta y le impedía tragar e incluso hablar, algo que tenía su vida en riesgo.

Entre los cuidados que le urgen a Salazar, está la asistencia de un enfermero o un asistente de pacientes, además debe ser alimentado por medio de una sonda gástrica.

Ana Salazar, hermana del exjugador, nos explicó cómo está la situación con el querido Sarapiquí y otras necesidades que tienen para combatir la enfermedad.

“Los doctores determinaron que se le va a poner quimioterapia y radioterapia, estamos en ese proceso. La otra semana tiene cita en el hospital México para empezar ese proceso.

“Ahorita él está convaleciente por dos cirugías que le han hecho. Hemos estado organizándonos para reunir fondos y cubrir las necesidades más importantes. Son muchas cosas que se nos vienen, pero ahí estamos al pie del cañón”, explicó.

Doña Ana contó que la doctora les dijo que es un cáncer muy invasivo, pero es tratable.

La familia y amigos del exfutbolista están realizando rifas y recibiendo donaciones para todos los gastos que genera la situación. Salazar tiene tres hijos.

“Él siempre ha sido una persona muy positiva, muy espiritual, es algo que lo ha caracterizado, tiene mucha fe y mucha confianza en Dios. Es un luchador, nosotros le decimos que es un guerrero”, dijo.

Solidarios
Sarapiquí llegó al Monstruo en 1988. Foto: Cortesía Lente Morado.
Sarapiquí llegó al Monstruo en 1988. Foto: Cortesía Lente Morado.

Sus excompañeros y amigos en el fútbol ya se están organizando para echarle un hombro a Sarapiquí, a quien destacan sobre todo como una excelente persona, como dicen popularmente, es un chavalazo.

“Los veteranos de Saprissa vamos a hacer una campaña para ayudarlo, esta semana voy a reunirme con Herbert Montero (exjugador que lidera el grupo) para afinar detalles, después de esa reunión ya definiremos en concreto cómo será la ayuda.

“Sarapiquí sin duda se lo merece, es una grandísima persona, cuando lo operaron lo busqué y lo fui a ver. Todo lo que puedan colaborar, ya sea con dinero o alimentos, es de gran ayuda para su familia en un momento que lo necesita, hay diversas propuestas para ayudarle”, comentó Benjamín Mayorga, excompañero de Salazar en la “S” entre 1988 y 1991.

Otro que está tocando puertas y dando a conocer la situación entre el gremio de exjugadores, es Kenneth Paniagua, quien hizo una gran amistad con Sarapiquí después de que se retiraron, pese a que no fueron compañeros de equipo.

“Entre todos estamos tratando de canalizar alguna ayuda, es un excompañero del fútbol, algo que a cualquiera le puede pasar. Obviamente la familia está sin ingresos, por eso, mediante un grupo de exjugadores grande que tenemos de los 90, les llevé la información.

“A mí me pasaron la noticia el viernes, por lo que hemos estado tratando de llevar la noticia a diversas partes para ver de qué manera podemos ayudarlo”, destacó.

Por su parte, en la asociación de exjugadores de Saprissa, grupo oficial reconocido por el club y que es dirigido por Guillermo “Coco” Hernández, también se están moviendo.

“Lamentamos mucho la situación y estamos dispuestos para lo que podamos ayudar, algunos ya están haciendo donaciones y ayudando con las rifas. Nosotros como asociación siempre hemos ayudado a los compañeros en dificultades.

“Edwin es un compañero al que queremos mucho, es muy educado y atento”, comentó.

Bicampeón
En Saprissa compartió con grandes figuras. Foto: Cortesía Lente Morado.
En Saprissa compartió con grandes figuras. Foto: Cortesía Lente Morado.

El periodista e historiador José Antonio Pastor, quien se conoce al dedillo la historia del Monstruo, destacó a Sarapiquí como un jugador muy completo, que jugaba casi cualquier puesto en la media o la defensa.

“Era un volante defensivo de condiciones extraordinarias, no era el típico contención que te corta y bota, sino que hacía el pase al compañero mejor ubicado, era muy fuerte y potente.

“Fue jugador de selección nacional, estuvo en varios equipos de primera, fue campeón nacional, su legado como futbolista es incuestionable por su manera de ser en la cancha, nunca fue malintencionado, era limpio, leal, por eso lo querían mucho”, explicó el comunicador.

Sarapiquí debutó en la primera división en 1983 con el Cartaginés y el 5 de noviembre del 89 lo hizo con los morados, con quienes jugó 144 partidos por campeonato nacional, marcó dos goles y ganó dos títulos. En Concacaf tuvo 13 apariciones.

“Ojalá que la gente ayude, porque representando a nuestro país fue un ejemplo, ojalá muchos jugadores pusieran sus ganas y pundonor en el campo”, finalizó el periodista.

Para ayudas
Para ayudar a Sarapiquí se está rifando una pantalla de 40″ a ¢3.000 el número, el dinero o cualquier donación la pueden realizar a la cuenta IBAN es CR09015117320010027764 del Banco Nacional o Sinpe móvil: 6049-4954 a nombre de Carmen Quesada.