Bryan Castillo.2 mayo, 2020
Poltronieri debutó con Brujas en el 2006. Foto: Abelardo Fonseca.
Poltronieri debutó con Brujas en el 2006. Foto: Abelardo Fonseca.

Estados Unidos es el país al que el coronavirus más ha golpeado con más de un millón de contagiados y con cerca de 60 mil personas fallecidas.

La crisis del COVID-19 ha provocado que muchos negocios en el país de las barras y las estrellas la estén viendo fea. En Houston, en el estado de Texas, hay un exfutbolista costarricense que es bueno para repartir, pero ya no lo hace sobre el terreno de juego.

Se trata de Brandon Poltronieri de 34 años, quien militó en Costa Rica para equipos como Alajuelense en divisiones menores, Brujas, Barrio México, la UCR y Carmelita. Ahora trabaja para una empresa que se encarga coordinar la logística para la entrega de diferentes productos entre los que destacan los médicos de última tecnología que se usan en hospitales, así como las cotizadas mascarillas que en esa nación usan muchas personas para evitar el contagio del virus.

Él también trabaja para la división de tecnología en la que coordina la entrega de productos de marcas como Apple, Sony o HP que son importantes para que las grandes empresas sigan funcionando, es decir, el hombre tiene parte de la responsabillidad de que esta ciudad de primer mundo se mantenga con vida.

Poltronieri, quien jugaba como lateral izquierdo, se convirtió en el 2008 en el primer costarricense en jugar en la primera división de Portugal cuando fichó con el Leixoes luego de tener un enredado paso por el New York Red Bulls de la MLS.

Su última etapa como futbolista la vivió entre Canadá y Estados Unidos con equipos de la USL Championship que en el sistema de fútbol gringo es la segunda liga en importancia.

Se retiró en el el 2018 cuando apenas tenía 32 vueltas y actuaba para el Indy Eleven de Indianápolis, no hizo mucha bulla, pues se considera una persona de perfil bajo.

Dejar el fútbol no era algo que le quitara el sueño, pues aprovechó muy bien el tiempo estudiando la carrera de Administración de Aduanas enfocada en Logística.

Esto le valió para que Carlos Picado, otro exfutbolista que jugó para Brujas y que se fue para Estados Unidos con una beca deportiva lo buscara para ofrecerle un importante trabajo.

"“Por dicha hay mucho trabajo, yo llevo varias semanas trabajando seguido. Lo hago desde mi casa, es más mi oficina es un balcón que tengo con una vista muy bonita”. Brandon Poltronieri, exjugador.

“Yo vivía en Indianápolis y Carlos que es mi jefe, me llamó y me ofreció el trabajo, tenía que cambiarme de casa, pero no lo dudé. Por dicha aquí sigo y me ha ido muy bien”, añadió.

Otra ventaja que tenía este oriundo de Aserrí para conseguir el trabajo es su nacionalidad, pues nació en California.

“Mis papás son ticos, se vinieron para acá por trabajo, entonces mi hermana y yo nacimos aquí. Cuando tenía tres años nos devolvimos para Costa Rica”, agregó.

El exfutbolista labora para una empresa llamada SS Indus Service, que se encarga de la logística para distribuir cualquier tipo de producto.

34 años tiene Poltronieri
Carlos Picado (derecha) fue quien le consiguió el trabajo a Brandon Poltronieri (izquierda). Foto: Cortesía.
Carlos Picado (derecha) fue quien le consiguió el trabajo a Brandon Poltronieri (izquierda). Foto: Cortesía.

Parte del trabajo de Poltronieri y de su jefe, es coordinar que los principales negocios de la ciudad estén abastecidos.

“Nosotros somos como un carrito de la Dos Pinos que va a las pulperías, pero lo hacemos a gran escala en muchos negocios", explicó.

Trabajo de sobra

Contrario a lo que pasa en muchas empresas que están varadas a causa del coronavirus, en la que labora Poltronieri el trabajo abunda.

“Por dicha hay mucho trabajo, yo llevo varias semanas trabajando seguido. Lo hago desde mi casa, es más, mi oficina es un balcón que tengo con una vista muy bonita”, comentó entre risas.

Cuenta que no le quedó debiendo nada al fútbol y cree que más bien ese deporte le dio más de lo que pensaba.

“Jugué en el exterior, estuve en una selección olímpica y en general me ha ido muy bien. Sabía desde hace mucho tiempo que tenía que hacer algo porque aunque en Estados Unidos a los futbolistas se les paga muy bien, esta es una carrera muy corta, por eso ahora estoy con planes de construir unos apartamentos en Aserrí para devolverme en un tiempo para Costa Rica”, dijo.

Las etapas que más lo marcaron como jugador fueron las que vivió en Portugal y Estados Unidos, en donde enfrentó a jugadores de talla mundial como Radamel Falcao, Hulk, Ángel di María y Raúl González.

Aunque está retirado, sigue jugando en campeonatos locales, en los que, según él, pagan buen dinero.

Por ejemplo, hace un año ganó un torneo junto con Picado, el premio era de $35 mil, es decir, casi ¢20 millones que se repartieron entre los jugadores.

“Aquí se paga muy bien, los equipos de una liga inferior a la MLS pagan hasta más que equipos grandes en Costa Rica. Aquí hay muchas comodidades, por eso es que la aspiración para muchos jugadores ticos es venir acá”, aseguró.

Poltronieri trabaja desde su casa en Houston con esta vista. En la imagen aparece junto a su madre María Sarita Méndez. Foto: Cortesía.
Poltronieri trabaja desde su casa en Houston con esta vista. En la imagen aparece junto a su madre María Sarita Méndez. Foto: Cortesía.