Sergio Alvarado, Franklin Arroyo.28 julio
Jafet Soto, técnico y gerente general rojiamarillo y Orlando Moreira vicepresidente florense quedaron un año inhabilitados del fútbol. Foto: Rafael Pacheco
Jafet Soto, técnico y gerente general rojiamarillo y Orlando Moreira vicepresidente florense quedaron un año inhabilitados del fútbol. Foto: Rafael Pacheco

La Comisión de Ética de la Federación Costarricense de Fútbol lanzó este martes un bombazo gigante sobre el Club Sport Herediano al castigar por un año a tres de sus dirigentes: Jafet Soto, quien además es su entrenador, Orlando Moreira y Pablo Salazar.

Mediante un comunicado de prensa, se explicó los motivos por los que se sancionó a las tres figuras del cuadro rojiamarillo, quienes no podrán tener ninguna relación con el fútbol en ese periodo.

“Se declara a los señores Jafet Soto Molina, Orlando Moreira Araya, Pablo Salazar Sánchez y Cristian González González responsables de los hechos investigados y con ello haber infringido el código de ética, por lo que se les sanciona con la prohibición de participar en cualquier actividad relacionada con el fútbol en Costa Rica, por el término de doce meses, iniciando a partir de la notificación de esta resolución”, explicó la Fedefútbol.

A los afectados, además, se les condenó a pagar los costos procesales de la investigación al declararse que son culpables de haber interferido en la administración del Municipal Grecia cuando era manejado por Cristian González, a quien castigaron con la misma pena.

A partir de este momento, los dirigentes tendrán ocho días para apelar, explica la nota de la Fede.

“El artículo 44 idem indica que el recurso de apelación no suspende los efectos de esta decisión, pero las partes podrán solicitar la suspensión de la decisión ante el Tribunal de Apelaciones dentro de los tres días hábiles después de notificada la decisión por el Comité de Ética”, destaca el Comité.

Sorprendidos

Juan Carlos Retana, presidente florense afirma que le sorprende mucho la decisión y que llegarán hasta las últimas consecuencias para sacar adelante a sus dirigentes.

“Ya se encuentra en manos de nuestros asesores legales e internacionales para conocer los alcances de la misma. Como abogado y presidente de la institución hemos decidido no referirnos al tema para cumplir con el principio de confidencialidad del proceso.

“Si podemos decir que estamos en desacuerdo con la resolución en si, por lo cual vamos a acceder a los procedimientos que el mismo reglamento de la Federación de Ética consagra para elevar las apelaciones a quien competa a nivel nacional y hasta internacional”, explicó el presidente.

La bronca
Cristian González expresidente de Fuerza Griega quien habría hecho los negocios con Jafet Soto, también fue sancionado / foto: John Durán
Cristian González expresidente de Fuerza Griega quien habría hecho los negocios con Jafet Soto, también fue sancionado / foto: John Durán

Los dirigentes florenses fueron sancionados luego de las investigaciones que realizó el periódico La Nación en las que se denunció la presunta injerencia del Herediano en la compra de acciones del Municipal Grecia, lo cual prohíbe FIFA para clubes de la misma división.

La investigación fue abierta hace cinco meses, el 20 de febrero después de que La Nación reveló mediante una serie de reportajes que el presidente del Municipal Grecia, Cristian González, les confesó que “gente de Heredia” estaba detrás de la compra de acciones del cuadro griego.

En el reportaje se detalla que una sociedad anónima que es propiedad de Jafet Soto llamada Lajaf S. A giró un cheque el 19 de octubre del 2019 por $10 mil (¢5,8 millones) a Cristian González, exaccionista de Fuerza Griega S. A., empresa que desde el 2016 se encargaba de administrar el cuadro occidental.

Cuando se hizo esa transacción, Pablo Salazar fue nombrado como tesorero de Fuerza Griega, y además era asistente técnico en el Team, por lo que también se vio involucrado en el enredo.

Orlando Moreira, por su parte, hizo un una transferencia por ¢3,6 millones bajo el concepto de “Compra de letra de Grecia”.

El traslado de cargos que realizó el Comité el jueves 16 de abril contra los dirigentes rojiamarillos establecía en su fondo que se estaba frente a un caso de multipropiedad en el fútbol nacional.

El Comité de Ética solo sanciona personas, por eso en este caso el castigo cae sobre los dirigentes y no sobre el club, el cual tiene una investigación por otra parte en el Comité de Licencias de la Fedefútbol y otra ante el Comité Director de la Unafut, quien aún no se pronuncian en sus casos.

Fuerte golpe
Claudio Jara considera que es un golpe muy fuerte para lo que representa el Herediano. Foto: Alonso Tenorio
Claudio Jara considera que es un golpe muy fuerte para lo que representa el Herediano. Foto: Alonso Tenorio

Figuras cercanas al Herediano, como Claudio Jara, uno de sus referentes históricos, afirman lamentar los hechos ocurridos y que es un golpe muy fuerte para Soto.

“Claro que me sorprende y perjudica a una institución, lo que le preocupa a uno es que si lo sancionan es porque algo está haciendo mal, de verdad es lamentable para todos los heredianos porque la labor que hace Jafet es importantísima.

“Deportivamente también le afecta, es un golpe fuerte porque ya él estaba trabajando la pretemporada, el torneo empieza ahorita, me duele por Pablo Salazar también y por don Orlando, que han sido colaboradores en la institución”, comentó Jara.

El Team deberá ahora replantearse, salir a buscar un entrenador para el Apertura 2020 y analizar cuáles serán sus siguientes pasos después de recibir este bombazo.

Como el Chino
La sanción a los dirigentes florenses es parecida a la que la FIFA le impuso al expresidente de la Fedefútbol Eduardo Li, quien tiene una prohibición para interferir en cualquier tema relacionado al fútbol, solo que en el caso del Chino, su sanción es de por vida y la de los florenses es por doce meses.