Sergio Alvarado.10 enero
El béisbol costarricense tiene amplias oportunidades de crecimiento apadrinado por expertos de la MLB. Foto: Rafael Pacheco
El béisbol costarricense tiene amplias oportunidades de crecimiento apadrinado por expertos de la MLB. Foto: Rafael Pacheco

Elpidio Serrano, quien encaminó a Jake Pérez en su proceso de firma con los Padres De San Diego de la Major League Baseball (MLB) y lo mantiene en forma en Costa Rica está convencido que el caso del josefino no es casualidad, sino el comienzo de muchas cosas buenas para el béisbol nacional.

Según Serrano, los peloteros costarricenses tienen calidad por lo que más muchachos podrían seguir el camino de Pérez.

Además de Jake en San Diego, también está Bryan Solano, pitcher limonense firmado en el 2017 por los Astros de Houston, por lo que ya son dos los ticos que han logrado romper la barrera de ser firmados por una organización de Grandes Ligas. Ambos sueñan con convertirse en el primer tico en jugar en la Gran Carpa.

“Eso es gracias a un trabajo que se ha venido haciendo desde el 2016, cuando se hizo una capacitación de la MLB acá, desde ahí todo cambió, porque como a los seis meses firmaron a Solano y luego se hicieron trabajos de desarrollo.

“Jake y Solano les han abierto las puertas a un montón de muchachos. Le puedo asegurar que el año que viene la prensa tendrá que venir al parque Escarré para hacer otra conferencia para conocer a más peloteros firmados. Actualmente tenemos un grupo de muchachos entre 15 y 17 años con un potencial que ni Jake tenía en su momento”.

A pesar que Costa Rica no sea un país tradicional en la práctica del béisbol, para Serrano, quien además es instructor de la MLB para Latinoamérica, el tico puede sacar ventaja por su educación y preparación, algo vital para pasar al profesionalismo.

“Creo que estos muchachos vienen a cambiar un poco la mentalidad a nivel general sobre cómo trabajar. Pienso que de acá al 2025 vamos a tener más de diez peloteros profesionales, lo digo porque tengo un grupo de muchachos con los que estoy trabajando a los que les veo esas condiciones”, dijo sin miedo.

No obstante, es vital que aparezca una figura que se convierta en referente y sirva de ejemplo.

“Cuando apareció Keylor Navas era impresionante la cantidad de chicos que querían ser porteros, se tiene a alguien que muchos quieren llegar a ser como él, de pensar que se puede llegar al mejor equipo y eso es lo que nosotros necesitamos.

“Por eso es vital que la gente sepa que Jake existe, que le hable a la gente y se dé cuenta que sí se puede, que otros vean y digan: ‘yo también puedo’”, explicó Serrano.

Condiciones

Contar con un parque abierto al público como el Antonio Escarré, en Plaza Víquez, es un lujo que muchos países no pueden darse.

“El tico tiene todo para desarrollarse, yo soy de República Dominica y para encontrar un campo como el Escarré, tienes que ir a un complejo profesional. Nosotros tenemos en Costa Rica complejos deportivos que podríamos explotar más.

“Tenemos que empezar primero por capacitar a las personas que van a trabajar, ahí empieza todo, con los niños. Hay que felicitar a las asociaciones que vienen haciendo las cosas bien como Santo Domingo, La Sabana, Alajuela, pero necesitamos que Limón y otros cantones se unan y que cada uno quiera tener un Jake”, profundizó.

Para Serrano el sueño de ver un tico en la MLB es un proceso que ha venido ganando fuerza, pero se necesita mucho apoyo y acompañamiento.

“Un equipo tiene seis categorías en liga menor antes de llegar a las mayores y debes ir escalando cada una, haciendo las cosas bien, porque es mentira que un jugador de Costa Rica va a irse a Grandes Ligas de una vez, pero una vez que un jugador es fichado, ya todo depende de él.

“El promedio de firmas de dominicanos es de 500 por año y dos llegan a Grandes Ligas, pero cuando vas allá y ves el ambiente que tienen esos jugadores y lo que están haciendo, es fácil de entender, porque muchos se descuidan”, dijo.

El béisbol tiene que ser recreativo, pero debe separarse y ver de otra forma al que tiene talento, así subiremos el nivel en el país”, Elpidio Serrano, instructor MLB
Se la jugó
Para fichar por los Padres de San Diego, Jake Pérez debió sortear las dudas de muchos. Foto: Cortesía DT Comunicación.
Para fichar por los Padres de San Diego, Jake Pérez debió sortear las dudas de muchos. Foto: Cortesía DT Comunicación.

En el caso de Pérez, Elpidio se la jugó a pesar de que visores y encargados de la MLB no le tenían mucha fe, precisamente por su procedencia.

“Jake es todo un caso, porque con 20 años, costarricense, en medio de la pandemia en un país como Dominicana adonde los equipos botaron a todos los jugadores de liga menor para recontratarlos, él se coló y lo firmaron, eso no es casualidad. Él puede ser la próxima gran estrella de San Diego si así se lo propone”.

“Yo trabajo para la MLB y cuando hablé de él me dijeron, ‘pero es que tiene 20 años, es costarricense, ponte en mi lugar como gerente de un equipo, en qué Liga va a jugar, dónde lo puedo mandar’.

“Yo lo que necesitaba era que le dieran un chance para que la oficina de la MLB intercediera, le abrieran la puerta y lo firmaran”, detalló.

Cuando a Jake lo firmaron los primeros sorprendidos fueron los propios integrantes de la oficina de la MLB.

“Me llamó mi jefe y me dijo: ‘mira, firmaron a Jake’. Él me había dicho que me lo llevara para mi equipo de trabajo y lo formara como coach (para nivel nacional) y yo no quise, le dije que yo lo veía como un jugador profesional porque tiene talento.

“Cuando la firma se da, mi jefe me llama y me dice: “es que tu no me dijiste que Jake era grande, que era rápido y que tenía buenas manos”. Le respondí: ‘Yo te lo dije, pero tu no me dejaste explicarte’. Después se le ayudó haciéndole un buen reporte, pero amparado en la realidad, ni más ni menos, porque uno como visor no puede mentir en eso”, relató.