Felipe Arrieta.29 junio
Todo empezó en San Carlos el 11 de enero, esa noche de sábado Saprissa derrotó 1-0 a los Toros del Norte y Christian Bolaños, goleador del torneo, anotó desde la primera fecha. Foto José Cordero
Todo empezó en San Carlos el 11 de enero, esa noche de sábado Saprissa derrotó 1-0 a los Toros del Norte y Christian Bolaños, goleador del torneo, anotó desde la primera fecha. Foto José Cordero
Dicen que los grandes equipos se forman en la derrota. El 26 de enero el Monstruo fue humillado 4-1 por el Team en la casa de don Eladio. Ese día Paté aprendió la lección y se dio cuenta que no todo es tiquitaca. Foto: John Durán
Dicen que los grandes equipos se forman en la derrota. El 26 de enero el Monstruo fue humillado 4-1 por el Team en la casa de don Eladio. Ese día Paté aprendió la lección y se dio cuenta que no todo es tiquitaca. Foto: John Durán
Otro día clave fue el 5 de febrero. En una linda tarde caribeña, Saprissa rompió la maldición que cargaba desde el 2016, acabó con la racha de siete juegos sin ganar en el estadio Juan Gobán. Foto: Rafael Pachecho
Otro día clave fue el 5 de febrero. En una linda tarde caribeña, Saprissa rompió la maldición que cargaba desde el 2016, acabó con la racha de siete juegos sin ganar en el estadio Juan Gobán. Foto: Rafael Pachecho
Después del parón de poquito más de dos meses por la pandemia, el 19 de mayo volvió el fútbol y Saprissa derrotó al Team 1-0 en la Cueva con un golazo de Michael Barrantes, hombre clave para lograr la 35. Foto: Saprissa
Después del parón de poquito más de dos meses por la pandemia, el 19 de mayo volvió el fútbol y Saprissa derrotó al Team 1-0 en la Cueva con un golazo de Michael Barrantes, hombre clave para lograr la 35. Foto: Saprissa
Apenas cuatro días después, el 23 de mayo, Saprissa venció otra cancha en la que siempre sufre, el Ebal Rodríguez. Los morados caían 2-1 en el segundo tiempo y el liderato estaba en peligro, pero Christian Bolaños y Johan Venegas (con un golazo de tiro libre) enderezaron el camino. Fue de las noches más sufridas en el camino a la 35. Foto: Alonso Tenorio
Apenas cuatro días después, el 23 de mayo, Saprissa venció otra cancha en la que siempre sufre, el Ebal Rodríguez. Los morados caían 2-1 en el segundo tiempo y el liderato estaba en peligro, pero Christian Bolaños y Johan Venegas (con un golazo de tiro libre) enderezaron el camino. Fue de las noches más sufridas en el camino a la 35. Foto: Alonso Tenorio
Si hubo un partido en el que el Monstruo golpeó la mesa, ese fue el clásico jugado en la Catedral el 31 de mayo. La Liga ganaba 2-0 y Saprissa lo empató con doblete de Ariel Rodríguez, esa noche los fantasmas volvieron a la Liga. Foto: John Durán
Si hubo un partido en el que el Monstruo golpeó la mesa, ese fue el clásico jugado en la Catedral el 31 de mayo. La Liga ganaba 2-0 y Saprissa lo empató con doblete de Ariel Rodríguez, esa noche los fantasmas volvieron a la Liga. Foto: John Durán
Saprissa no ganó sus últimas 4 mejengas de la fase regular y hasta perdió 2-0 en la última jornada contra La U, equipo ya descendido. Wálter Centeno aprovechó esos partidos para probar a la banca y la pegó porque de esos juegos salieron Byron Bonilla y Esteban Rodríguez, ambos claves en la fase final. Foto: José Cordero
Saprissa no ganó sus últimas 4 mejengas de la fase regular y hasta perdió 2-0 en la última jornada contra La U, equipo ya descendido. Wálter Centeno aprovechó esos partidos para probar a la banca y la pegó porque de esos juegos salieron Byron Bonilla y Esteban Rodríguez, ambos claves en la fase final. Foto: José Cordero
Saprissa llegó con dudas a las semis, pero las espantó al hacer papilla al Cartaginés (4-0) en el Fello Meza. Ahí liquidó la serie. Luego cayó 3-2 en la Cueva, pero el daño ya estaba hecho. Foto: Rafael Pacheco
Saprissa llegó con dudas a las semis, pero las espantó al hacer papilla al Cartaginés (4-0) en el Fello Meza. Ahí liquidó la serie. Luego cayó 3-2 en la Cueva, pero el daño ya estaba hecho. Foto: Rafael Pacheco
Esteban Rodríguez fue la gran sorpresa en la primera mejenga de la final de la segunda ronda ante la Liga en la Catedral el pasado miércoles. El volante no solo jugó bien, también anotó el 2-0 y terminó de encaminar la 35. Foto: John Durán
Esteban Rodríguez fue la gran sorpresa en la primera mejenga de la final de la segunda ronda ante la Liga en la Catedral el pasado miércoles. El volante no solo jugó bien, también anotó el 2-0 y terminó de encaminar la 35. Foto: John Durán
El repunte que tuvo Ariel Rodríguez fue clave para el Monstruo, el delantero tuvo un inicio flojo, pero apareció en la hora buena con goles importantísimos en la fase final. Fotografía: José Cordero
El repunte que tuvo Ariel Rodríguez fue clave para el Monstruo, el delantero tuvo un inicio flojo, pero apareció en la hora buena con goles importantísimos en la fase final. Fotografía: José Cordero
Saprissa hizo mesa gallega. Se llevó la 35 y además al goleador y para muchos mejor jugador del torneo, Chirstian Bolaños. El veterano tuvo un torneo soñado desde el primer partido. Foto: José Cordero
Saprissa hizo mesa gallega. Se llevó la 35 y además al goleador y para muchos mejor jugador del torneo, Chirstian Bolaños. El veterano tuvo un torneo soñado desde el primer partido. Foto: José Cordero
Aarón Cruz le dio a Saprissa la seguridad que tanto le hacía falta en la portería. Cruz, sin tener un torneo destacadísimo, cumplió cuando lo exigieron. Fotografía: Rafael Pacheco
Aarón Cruz le dio a Saprissa la seguridad que tanto le hacía falta en la portería. Cruz, sin tener un torneo destacadísimo, cumplió cuando lo exigieron. Fotografía: Rafael Pacheco