Andrés Mora.7 julio

Un total de quince mil personas (15.060 exactamente) se unieron a Alajuelense y Saprissa para apoyar económicamente a Erick Marín en su lucha contra el cáncer.

El juego entre morados y manudos le dejaría al futbolista cerca de ¢15 millones, pues por cada boleto vendido iban mil colones a esta causa.

Marín está internado en el Hospital México recibiendo un trasplante de médula porque la dolencia reapareció en su zona abdominal.

Hubo buen ambiente en la tres graderías habilitadas en la joya de La Sabana. Fotografía José Cordero
Hubo buen ambiente en la tres graderías habilitadas en la joya de La Sabana. Fotografía José Cordero
Muchos pequeños aprovecharon las vacaciones para ir a apoyar a su equipo. Fotografía José Cordero
Muchos pequeños aprovecharon las vacaciones para ir a apoyar a su equipo. Fotografía José Cordero
Los pequeños también se pusieron a ayudar. Fotografía José Cordero
Los pequeños también se pusieron a ayudar. Fotografía José Cordero
Buena salida de compas al estuche. Fotografía José Cordero
Buena salida de compas al estuche. Fotografía José Cordero
Los catrachos también llegaron a ver a sus compatriotas y ayudar a Miguel Marin. Fotografía José Cordero
Los catrachos también llegaron a ver a sus compatriotas y ayudar a Miguel Marin. Fotografía José Cordero
Más sentado que fresco de balines estaba Evaristo en el palco. Fotografía José Cordero
Más sentado que fresco de balines estaba Evaristo en el palco. Fotografía José Cordero
Liguistas y saprissistas le llevaron una camisa a Erick. Fotografía José Cordero
Liguistas y saprissistas le llevaron una camisa a Erick. Fotografía José Cordero
Esta manuda llegó de mala cara pero ya con el resultado del partido fijo le cambió. Fotografía José Cordero
Esta manuda llegó de mala cara pero ya con el resultado del partido fijo le cambió. Fotografía José Cordero
El clima estuvo perefecto para disfrutar una mañana y tarde de fútbol. Fotografía José Cordero
El clima estuvo perefecto para disfrutar una mañana y tarde de fútbol. Fotografía José Cordero