AFP .20 febrero
Los migrantes venezolanos en general son bien apuntados con el fútbol y en Costa Rica no es la excepción. En Sudamérica se han creado diversas iniciativas para ellos Foto: Rafael Pacheco
Los migrantes venezolanos en general son bien apuntados con el fútbol y en Costa Rica no es la excepción. En Sudamérica se han creado diversas iniciativas para ellos Foto: Rafael Pacheco

Entradas gratis para asistir a partidos en Colombia, un uniforme vinotinto en Uruguay y donaciones en Ecuador. El fútbol sudamericano abre sus puertas a la oleada de venezolanos que han huido de la crisis económica y política de su país con el fin de hacerlos sentir bien, en medio de las dificultades que pasan.

Bajo el lema ‘Hinchas sin Fronteras’, Independiente Santa Fe, uno de los grandes clubes del fútbol colombiano, repartió este lunes 3.500 entradas a fiebres venezolanos para que se tiren el partido que jugará este club ante el Junior de Barranquilla este fin de semana en el estadio el Campín, en Bogotá.

Santa Fe lanzó la campaña en redes sociales con un video en el que recordó a futbolistas como Rafael Dudamel, portero que actualmente es seleccionador de Venezuela, Luis Manuel Seijas o Juan Falcón, que pasaron por sus filas en distintas épocas.

“Santa Fe ha recibido a muchos jugadores venezolanos (...). Hoy queremos abrirle las puertas a miles de venezolanos más”, Independiente de Santa Fé.

La idea "nació aproximadamente haces seis meses, cuando empezamos a ver que la problemática de Venezuela era cada vez mayor", dijo a la AFP Camilo Plazas, jefe de innovación de MullenLowe SSP3, agencia que desarrolló la campaña.

El objetivo, agregó Plazas, es “dar la bienvenida” a una población con “fuertes necesidades” ante la caída de la económica venezolana, con hiperinflación proyectada en 10.000.000% por el Fondo Monetario Internacional para este 2019.

A finales de enero, otro club colombiano, La Equidad, tuvo una iniciativa similar en el partido ante el Atlético Huila, al permitir el ingreso gratuito a los venezolanos. Su meta: “Generar un vínculo” con los migrantes “ante la difícil situación de nuestra vecina nación”.

Unos 2,3 millones de venezolanos migraron desde el 2015, de acuerdo con la ONU, y alrededor de un millón eligieron Colombia como destino.

Hace un año, el club uruguayo Montevideo Wanderers estrenó en la Copa Libertadores un uniforme vinotinto, color que identifica a la selección venezolana. Además, les permitió a los venezolanos interesados en asociarse al club sin costo alguno.

"Wanderers se viste de gala para la Copa Libertadores. Queremos homenajear a nuestros nuevos hinchas", anunciaba el club al divulgar el diseño alternativo a su tradicional camiseta de rayas negras y blancas.

Modesta, pero con el lujo de haber contado con figuras como Enzo Francescoli, la institución hacía un guiño "a la comunidad venezolana que está creciendo en Uruguay".

En Ecuador, en agosto pasado, el Deportivo Quito respaldó una colecta de alimentos y ropa durante un juego de fútbol americano.

“¡Somos un equipo solidario!”, anunció, llamando a colaborar con “nuestros hermanos venezolanos”.

Este fue el uniforme que el cuadro uruguayo sacó en honor a su colonia venezolana. Foto: Twitter.
Este fue el uniforme que el cuadro uruguayo sacó en honor a su colonia venezolana. Foto: Twitter.

Una marea de aficionados venezolanos ha llenado estadios para tirarse mejengas como el último Campeonato Sudamericano sub-20, realizado del 20 de enero al 13 de febrero en Chile y conquistado por Ecuador. Y en torneos de clubes sucede lo mismo.

"Gracias a Chile por cobijar a muchos venezolanos", decía en febrero del año pasado el técnico del Caracas FC, Noel Sanvicente, tras una visita al Everton por la Copa Sudamericana con numerosa presencia de aficionados de los 'Rojos del Ávila' en Viña del Mar.

Así, en países y ciudades en los que la cantidad de venezolanos represente una cifra significativa podrían irse replicando actividades para esa comunidad, dijo Mito Dona, director de la agencia Mercadeo Deportivo, con sede en Caracas y San José de Costa Rica.

Son "potenciales fanáticos" y, por ende, "potenciales clientes que no han tenido contacto con tus competidores" (otros clubes), un "nicho" atractivo.

En Estados Unidos, en el béisbol de las Grandes Ligas, organizaciones como los Marlins de Florida organizaron en los últimos años ‘la Noche de la Herencia Venezolana’, con recaudaciones de comida, ropa y otros bienes esenciales.

La afición venezolana llegó en manada al estadio Rommel Fernández para el amistoso ante Panamá. Foto: AP
La afición venezolana llegó en manada al estadio Rommel Fernández para el amistoso ante Panamá. Foto: AP

“El fútbol nos une”, decía una pancarta bajo una gigantesca bandera de Venezuela, en septiembre del año pasado, en el estadio Rommel Fernández de Ciudad de Panamá, donde Venezuela y Panamá jugaron un amistoso, ganado por los visitantes 2-0.

Y en momentos en los que brotes de xenofobia afectan a los venezolanos, instituciones deportivas como Santa Fe ayudan a crear conciencia. “El fútbol puede unir a las personas y ser un vehículo para construir paz y sociedad”, comentó Plazas.