Sergio Alvarado.29 noviembre, 2020
Deibys Jiménez marcó el segundo pepino de los de Golfito. Foto: José Cordero
Deibys Jiménez marcó el segundo pepino de los de Golfito. Foto: José Cordero

Golfito y Guanacasteca dieron el primer golpe en los partidos de ida de las semifinales del Torneo de Apertura de la Liga de Ascenso, mejengas que se disputaron este fin de semana.

Este domingo, Golfito se apeó 2-0 a Cariari, en un duelo que el cuadro sureño jugó como local en el estadio Colleya Fonseca con los tantos de Steven Pretel y Deibys Jiménez.

En la otra serie, el sábado, la ADG derrotó 1-0 a Escazuceña en el estadio Morera Soto con un gol de Joshua Morales en un duelo en el que la experiencia de los pamperos se impuso a los chamacos manudos.

Volviendo a lo ocurrido este domingo, la acción en el estuche ubicado en Guadalupe, San José, fue manejada principalmente por el cuadro local que llevó el peso de las acciones y supo pegar desde temprano.

Los dirigidos por Roberto Castro, extécnico del Municipal Grecia y asistente de Wálter Centeno, abrieron muy rápido las acciones con el pepino a los tres minutos de Steven Pretell.

El volante de contención del cuadro amarillo tomó la pecosa entrando al área y definió de un puntazo con rapidez para lo sorpresa del cuadro de Cariari.

Desde el inicio Golfito lució mucho mejor, con un inquieto Byron Jiménez como director de orquesta, tomando una página del estilo que le gusta al Paté, el equipo salió a chinear y tocar la pecosa.

Cristhopher Meneses terminó con todo y bola adentro tratando de evitar el segundo gol de Golfito. Foto: José Cordero
Cristhopher Meneses terminó con todo y bola adentro tratando de evitar el segundo gol de Golfito. Foto: José Cordero

La superioridad de los locales quedó aún más marcada a los 26 cuando cayó el 2-0 por medio de Deibys Jiménez, en una jugada en la que agarraron a Cariari ruleado.

El defensor Felipe Chavés sacó largo desde su propia área, la chocobola cruzó casi toda la cancha y cayó en la otra área, Anderson Chaves de Cariari la vio picar y se la trató de pasar al portero Johnny Aguilar, pero la dejó muy corta, situación Jiménez aprovechó.

Deibys se llevó el balón y la tocó sobre el meta cariareño, la corrida de Cristhopher Meneses, exdefensor de Alajuelense, para tratar de salvarla no alcanzó.

En Cariari fichas como Diego Madrigal y Miguel Tercero, dos jugadores con mucha experiencia en primera división, no pudieron contra un rival muy ordenado atrás.

Para el segundo tiempo, el visitante se lavó un poco la cara, pero no le alcanzó para, al menos, descontar y llevar la serie más apretada al segundo partido el próximo sábado en el estadio Ebal Rodríguez a las 7 p.m.

En los últimos minutos Carlos Díaz, el veteranísimo arquero argentino de 46 años que ahora defiende el arco de Golfito fue importante para evitar un par de acciones claras.

Una vez más, los sureños pegaron en el primer partido de la serie, como lo hicieron en cuartos de final cuando derrotaron 1-0 a Barrio México, que llegaba como favorito al ganar el grupo C y ser el primero de la tabla general. En la vuelta lograron sacar un empate para avanzar.

Guana pegó
La ADG pegó primero con la victoria en el Morera Soto. Fotografía José Cordero
La ADG pegó primero con la victoria en el Morera Soto. Fotografía José Cordero

En el caso de Guana, el cuadro pampero buscará el próximo domingo, en el estadio Chorotega en Nicoya a las 2 p.m., amarrar una segunda final en dos años.

Con jugadores de experiencia como el portero Luis Diego Sequeira, Pedro Leal, Lemark Hernández y Leonardo Adams, los dirigidos por Minor Díaz le pegaron a los chamacos de Mauricio Montero.

El cuadro brujo es este torneo una filial a la que Alajuelense mandó sus chamacos a foguearse y que tuvieran actividad luego de que por la pandemia se suspendiera el torneo de alto rendimiento.

A pesar que el ascenso no es el principal objetivo para los erizos, el equipo comandado por el Chunche ha lucido muy bien este torneo y en cuartos de final eliminó a Consultants, líder del grupo B.

Guanacasteca por su parte tiene una planilla armada con mucha gente de experiencia en la máxima categoría y cuyo propósito es ascender, después de 17 años de no estar en la Primera División.

“Ellos tuvieron un chance y anotaron, fue una virtud. Nosotros tuvimos tres o cuatro en el primer tiempo fácil y no las pudimos anotar porque no llegamos a la zona que teníamos que llegar, pero es parte del fútbol y parte del crecimiento de ellos”, explicó el Chunche al finalizar el juego.