Francesca Chinchilla.8 octubre, 2017

A 850 kilómetros de San José, un narrador panameño de Cable Onda Sports casi llora por la anotación de Kendall Waston, que puso a la Sele en Rusia y que deja a Panamá vivo en la lucha por clasificar a la cita mundialista.

Los canaleros, que al minuto 90+4 estaban en coma con la victoria de Honduras, se volvieron locos por el gol que les da esperanza de llegar a su primer mundial.

"Lo canto como si fuera de Panamá... Lo canto porque seguimos jugando la repesca. Lo canto porque siguen vivas las esperanzas... Costa Rica empata en el último minuto, en el último suspiro. ¡Gracias Costa Rica!, estamos vivos todavía", gritó el locutor.

No es la primera vez que Costa Rica le echa la mano al país vecino, pues en 2013 Panamá debía ganarle a Estados Unidos y esperar que México perdiera ante la Sele para quedar de cuarto en la Concacaf y así disputar una repesca ante Nueva Zelanda.

Costa Rica hizo su trabajo y venció en la joya de la Sabana a México, pero los canaleros perdieron 3-2 y quedaron fuera de Brasil 2014.