Sergio Alvarado.21 julio

El 21 de julio es una fecha que quedará marcada en la historia del conjunto de Jicaral Sercoba, día en el que disputó su primer partido en la primera división y en el que a pesar del esfuerzo, mordió el polvo.

Jean Carlo Sánchez y el Municipal Grecia consiguieron una victoria que no veían hace meses. Foto: Prensa Municipal Grecia
Jean Carlo Sánchez y el Municipal Grecia consiguieron una victoria que no veían hace meses. Foto: Prensa Municipal Grecia

El fútbol está lleno de coincidencias. En la misma cancha en la que a Jicaral se le escapó el sueño del ascenso hace tres años ante los griegos, fue el mismo escenario en el que le tocó entrar en los libros de la máxima categoría.

Los porteños llegaron al estadio Allen Riggioni para cumplir el sueño de debutar en primera, el cual pulsearon por tantos años, pero un agarrón dentro del área provocó un penal que los privó de celebrar a lo grande esta fecha tan importante.

Una torta del volante Sergio Córdoba marcó el partido, cuando le jaló la camiseta a José Gabriel Vargas luego de un tiro libre en un claro penal que el árbitro Steven Madrigal no dudo en pitar.

Yeremy Araya fue el encargado de patear la falta, a los 71 minutos, con un remate al centro, pero con rabia, que el meta jicaraleño Luis Alpizar tocó con los pies, pero no logró desviar del todo.

Jicaral se mostró con personalidad y ganas en su estreno en la máxima categoría, sin hacerse por menos y hasta luciendo mejor que su rival en algunos tramos, pero les tocará esperar una fecha más para sumar por primera vez.

Flaco de vuelta
Yeremy Araya es el primer anotador de los griegos este torneo. Foto: Prensa Municipal Grecia
Yeremy Araya es el primer anotador de los griegos este torneo. Foto: Prensa Municipal Grecia

En la acera del frente, también fue un día de estrenos, las panteras debutaron con Luis Diego Arnáez en el banquillo, quien puede irse satisfecho luego de ganar, algo que se dice fácil, pero que el cuadro griego no conseguía desde febrero.

La última vez que los occidentales ganaron lo hicieron 1-0 ante Alajuelense, bajo la dirección de Allan Alemán, desde entonces a este equipo se le olvidó lo que era celebrar.

Con el Flaco Arnáez, el cuadro griego mantiene la misma esencia de toque y manejo que practicó en algún momento con Wálter Centeno y con Alemán.

Se apegó tanto al libreto que hasta cometió los mismos despistes defensivos que tantos dolores de cabeza les dieron en el pasado.

Apenas a los 13 minutos pudieron lamentar una mala salida de Adrián Chéves, quien perdió la pecosa tratando de salir jugando, pero la ofensiva visitante no aprovechó el regalito.

Otra cara “nueva” en Grecia es el arquero Víctor Bolivar, quien lució con la habitual seguridad y regularidad que le conocemos, una compra que puede terminar siendo muy importante en una posición que lo necesitaba.

Los primeros 20 minutos de juego pusieron a Víctor a prueba y hasta le pegaron un cabezazo en el poste con sello de gol, un mazazo de Javier Camareno luego de un tiro de esquina.

Los locales también pudieron irse adelante en el primer tiempo, con una bola que le cayó a Josué Martínez, quien estaba sin marca frente al marco, pero el atacante, en vez de darle de seguido, la paró y al final no hizo nada.

No aprovecharon

Para el segundo tiempo, la mejenga siguió con el mismo ritmo parejo, e incluso se pudo balancear a favor de Jicaral cuando a los 60′ expulsaron a Kenneth Cerdas por acumulación de tarjetas amarillas.

Jeaustin Campos, otro que volvió a la primera después de dirigir al Cartaginés hace dos años, pasó dando instrucciones todo el juego, sin embargo, en su regreso se debió ir con una derrota.

Jicaral lució como un equipo aguerrido en su estreno, con ganas y con corazón, pero hay que esperar a que el campeonato avance para poder ver para qué está, porque sin duda, le vienen pruebas mucho más duras en el horizonte.