Karol Espinoza.10 febrero

La mejenga entre Limón y Grecia se convirtió en uno de los más atractivos de la jornada, ya que ambos clubes se encuentran en los puestos de privilegio.

Pese a jugar de visita, los griegos demostraron que lo que han realizado durante esta campaña no es casualidad y vencieron a Limón 2-0 para mantenerse sólido en el primer lugar.

Un penal anotado por Yeremy Araya, a los tres minutos y un pepinazo de Josué Martínez, al 85′, le permitió al ahora mejor equipo de Alajuela mantener el liderato del Clausura con 22 puntos de 27 disputados.

A Alemán le está sentando bien lo de ser entrenador y en dos mejengas dirigidas sumó dos triunfos. Rafael Murillo
A Alemán le está sentando bien lo de ser entrenador y en dos mejengas dirigidas sumó dos triunfos. Rafael Murillo

El conjunto griego sigue deja un buen sabor de boca en cada presentación y demuestra que la magia de su buen rendimiento no estaba en la varita mágica del técnico Wálter Centeno, quien los abandonó hace ocho días para jalar a dirigir a su amado Monstruo.

En una semana sin Paté, los ahora comandados por el delantero Allan Alemán vencieron 1-0 a Alajuelense, el miércoles, y este domingo consiguieron un 2-0 en la durísima cancha del estadio Juan Gobán, donde muchos equipos no son capaces de traerse los tres puntos.

La primera anotación inició en un saque de banda, a los dos minutos. La bola llegó al área limonense, donde Alvin Bennett llegó a destiempo a marcar y le cometió una falta a Byron Bonilla, por lo que el árbitro Adrián Chinchilla señaló el punto de penal.

Con un juego inteligente, los alajuelenses triunfaron 2-0 en Limón. Cortesía Prensa Grecia
Con un juego inteligente, los alajuelenses triunfaron 2-0 en Limón. Cortesía Prensa Grecia

La responsabilidad de cobrarlo quedó en los pies de Yeremy Araya, que se mandó un zurdazo al lado derecho de Dexter Lewis, quien se jugó el otro lado para felicidad de los visitantes. Nada mejor que marcar en la primera llegada al área rival.

Pese a eso, Limón no renunció a su estilo de juego y continuó atacando a los griegos, donde se encontraron con un sólido Adonis Pineda, quien desvió un tiro de esquina que tenía sello de gol.

Keyder Bernard tuvo otras dos claras oportunidades, pero una la envió por fuera y en la otra pegó el balón en la base del palo izquierdo de la portería defendida por Pineda.

El partido se empezó a calentar, ya que los limonenses se dedicaron a repartir bizcocho.

Para el segundo tiempo, Limón dominó las acciones, pero no fue capaz de encontró la forma de romper la red. Un ejemplo fue Henry Cooper, quien al minuto 63, desperdició una de las opciones más claras al recibir la bola dentro del área, pero la pegó en el horizontal ante la salida de Pineda.

Los griegos hicieron el primero en un cobro de penal. Cortesía Prensa Grecia
Los griegos hicieron el primero en un cobro de penal. Cortesía Prensa Grecia

Los últimos minutos fueron aprovechados por lo griegos para jugar con la desesperación de los caribeños, quienes en su afán por marcar el empate no lograron tener la tranquilidad necesaria frente al marco.

De eso se aprovechó Grecia, ya que Josué Martínez presionó a Greivin Méndez en el medio campo, le sacó la bola con la pierna derecha y se montó un espectacular contragolpe en el que dejó a rezagados a todos los rivales que le salieron al paso para marcar un gol de gran calidad y habilidad. Martínez llegó al área, le quebró la cintura a un defensor y se sacó a Lewis para definir de zurda el 2-0 al 85′.

Limón lo intentó con un tiro libre de Kendrick Pinnock, al 95′, pero Pineda se volvió a lucir con un tapadón.