Por: Sergio Alvarado.   14 febrero
Paté ya logró espabilar al cuadro griego con tres victorias al hilo. Foto: John Durán.
Paté ya logró espabilar al cuadro griego con tres victorias al hilo. Foto: John Durán.

Pareciera que Walter "Paté" Centeno ya le encontró la comba al palo al torneo de Clausura, ya que está superando los malos resultados que tuvo su equipo al inicio del certamen.

Paté y sus muchachos tuvieron que esperar nueve jornadas para conseguir su primer victoria y desde ese momento el barco griego dio un giro de timón.

Grecia tuvo una semana para enmarcar con tres victorias al hilo, la última la consiguió este miércoles al vencer 2-1 a la UCR, en el estadio Hernán "Cuty" Monge, la primera que consigue como visitante en este campeonato.

Paté y sus muchachos venían con impulso al apearse como locales a Liberia (2-0) y a Carmelita (2-1), pero el reto de ganar de visita estaba pendiente y por fin lo consiguieron.

La mejenga no estuvo muy buena y lo único que destacó en el primer tiempo fue el penal que falló, a los 13 minutos, Fernando Cárdenas, un error que le pasó factura a los académicos al final del partido.

Para el segundo tiempo, por lo menos llegaron los goles para maquillar un toque la falta de calidad.

Harry Rojas marcó su primer gol con la chema griega. Foto: Archivo/Mayela López.
Harry Rojas marcó su primer gol con la chema griega. Foto: Archivo/Mayela López.

Al minuto 61, Yoserth Hernández abrió el marcador para los griegos, tras aprovechar un remate que Alberth Villalobos pegó en el poste con anterioridad.

El pepino despertó a la U, que se fue con todo en procura del empate. Los celestes la pulsearon hasta que igualaron al 80', con un tanto de Víctor Gutiérrez, quien se aprovechó de varios rechazos de la zaga griega en el área pequeña.

Cuando parecía que el partido quedaría empatado apareció el volante Harry Rojas, un jugador que no había tenido mucho impacto este torneo, pero que apareció en el momento indicado.

El volante llegó para cerrar la pinza, en un contragolpe, a falta de tres minutos para el final de la mejenga. Harry puso a Paté y sus muchachos a celebrar y puso la ceraza al pastel en una semana se ensueño para los griegos que se llevaron los nueve puntos que disputó. Además se ubicó en el octavo puesto con doce unidades.

Grecia está retomando los conceptos del torneo anterior en el que sacaba ventaja ante los rivales no tradicionales. No obstante tendrá una prueba difícil en la próxima jornada, ya que tendrá que visitar a la Liga, el próximo sábado en el Morera Soto.