Andrés Mora.28 julio

El Municipal Grecia aprovechó que se topó a una Tromba del Caribe sin fuerza y se reencontró con la victoria y de paso con goleada en este Apertura 2019.

Mucha sonrisa en el Allen Riggioni por la buena victoria griega. Fotos: Prensa Municipal Grecia
Mucha sonrisa en el Allen Riggioni por la buena victoria griega. Fotos: Prensa Municipal Grecia

Los griegos vacunaron 4-0 a Limón F.C. y sumaron tres puntitos más en un estadio Allen Riggioni que estaba pelado.

Fue un partido entretenido porque hubo opciones de gol en ambos marcos. Por un lado, Dexter Lewis se llenó de trabajo y por el otro Víctor Bolívar tuvo que fajarse para mantener su marco en cero.

Eso sí, los de casa siempre tuvieron el juego a su favor porque al minuto once abrieron la cuenta.

Una gran jugada de Junior Delgado por la derecha terminó en un centro perfecto a la cabeza de Kenneth Cerdas que quedó solo en el área chica y peinó de gran manera la pecosa, mandándola a una esquina donde Lewis no pudo reaccionar.

Antes del pitazo del medio tiempo, la mala suerte del cuatro caribeño quedó en evidencia al caer el 2-0.

Poco pudo hacer Dexter para evitar alguno de los golcitos. Fotos: Prensa Municipal Grecia
Poco pudo hacer Dexter para evitar alguno de los golcitos. Fotos: Prensa Municipal Grecia

Josué Martínez se metió al área por la derecha, sacó un centro suave que parecía que tenía controlada la defensa visitante, pero Alvin Benneth intentó sacar hacia un costado y no se fijó que Dexter estaba ahí en el piso porque había intentado cortar la jugada y le pegó la pecosa en la espalda por lo que esta agarró para adentro.

El segundo tiempo siguió entretenido y se abombaron las redes dos veces más con el ingreso de Alejandro “Tanque" Castro.

A Limón se le complicó el negocio porque terminó jugando con diez, ya que expulsaron a Edder Nelson, al 74, por un par de malacrianzas.

Cuando se jugaba el 77, Joshua Díaz peinó una balón hacia adelante y le quedó al Tanque, quien corrió y con una media barrida tocó el balón con la derecha para el 3-0.

Y ya para cerrar con broche de oro, Castro otra vez celebró al 84 también con un remate a boca de jarro.