Andrés Mora.24 mayo

Hay un título que costará quitarle al Saprissa.

Por más que algunos brinquen y deseen que las cosas sean de otra manera, la realidad es una sola.

Las sillas de la Cueva siempre están bien ocupadas. Foto: Rafael Pacheco
Las sillas de la Cueva siempre están bien ocupadas. Foto: Rafael Pacheco

El Monstruo es el equipo más taquillero y el que más gente lleva al estadio Ricardo Saprissa a ver sus juegos como local.

En el último corte de la Unafut, la "S" quedó en primer lugar con una asistencia de 189.896 personas durante los 13 partidos disputados en suelo tibaseño (11 de fase regular y dos de la segunda fase). Además fue el club que más platica hizo por venta de entradas, con más de ¢355 millones.

La Cueva tiene capacidad para 21.350, según datos oficiales de la Unafut, y en promedio en cada juego de Saprissa como casa lo llegaron a apoyar más de 14.000 personas.

Cifra: 8 torneos lleva la S siendo el más taquillero de Tiquicia

En segundo lugar –y a mucha distancia– se encuentra Alajuelense, que llevó 95.004 personas al Alejandro Morera Soto en 11 partidos; le sigue Herediano, con 58.905 (12 partidos) y en la cuarta casilla se metió San Carlos, que a pesar de tener un estadio para apenas 4000 aficionados registró 39.545 (en promedio 3042 aficionados por partido de los Toros del Norte).

Los Toros cornearon, también en eso, a equipos de tanta tradición como Cartaginés.

La alegría de los morados cuando llegan a la Cueva es única. Fotografía José Cordero
La alegría de los morados cuando llegan a la Cueva es única. Fotografía José Cordero

Pero lo del Monstruo no es nada nuevo. Los datos oficiales dicen que desde el invierno 2015 nadie ha podido quitarles a los morados este reconocimiento.

Su afición no abandona al equipo. Le llena las gradas y le deja buena plata.

Desde aquel año, fue en el Clausura 2018 que lograron llevar más gente, en esa ocasión en la temporada fueron 172.000 personas y, claro, en ese también ingresaron más plata. Según Unafut fueron nada menos que ¢603 millones.

En el Apertura 2017 fue el de menor asistencia, aunque llevó más que todos los demás equipos, con 128.000 personas e hizo ¢322 millones.