Sergio Alvarado.24 octubre

Al Herediano se le embarrialó la cancha este sábado en Grecia y no lo decimos solo por las condiciones que encontró en la gramilla del estadio Allen Riggioni, sino por su situación en el Apertura 2020.

24/10/2020 Estadio Allen Rigiioni. El Municipal Grecia recibió al Club Sport Herediano, en partido de reposición de la jornada 10 de la Copa Promérica, Torneo de Apertura 2020. Suhander Zúñiga ingresó de cambio y marcó el gol del empate a dos para los florenses quienes finalizaron con ocho jugadores. Foto: Rafael Pacheco
24/10/2020 Estadio Allen Rigiioni. El Municipal Grecia recibió al Club Sport Herediano, en partido de reposición de la jornada 10 de la Copa Promérica, Torneo de Apertura 2020. Suhander Zúñiga ingresó de cambio y marcó el gol del empate a dos para los florenses quienes finalizaron con ocho jugadores. Foto: Rafael Pacheco

En un partido que pasó de todo, los florenses rescataron un empate a dos en el último minuto que les supo a gloria porque lo lograron con ocho hombres.

Eso sí, el empate dejó un montón de broncas en el Team, como por ejemplo la posibilidad de perder el segundo lugar y enfrentar el próximo partido, el martes ante San Carlos, con cinco expulsados, cuatro jugadores y a Jafet Soto.

A las rojas hay que sumarles las cuatro bajas de jugadores que dieron positivo con covid-19 y que estarán fuera de acción por dos semanas. No se revelaron los nombres, por las ausencias se podría especular.

Con el puntico, los florenses llegaron a 15 unidades y se pusieron dos arriba de Guadalupe, sin embargo, los josefinos aún le deben un partido al calendario, por lo que, con una victoria, se le van arriba al Team en la tabla.

Herediano ya ni piensa en ser primero, porque si Alajuelense derrota este domingo a Pérez Zeledón, el Team ya no vería la cima ni con binoculares.

Un desastre
24/10/2020 Estadio Allen Rigiioni. El Municipal Grecia recibió al Club Sport Herediano, en partido de reposición de la jornada 10 de la Copa Promérica, Torneo de Apertura 2020. El árbitro central, Allen Quirós, expulsó al técnico y cuatro jugadores florenses, y los reclamos no se hicieron esperar. Foto: Rafael Pacheco
24/10/2020 Estadio Allen Rigiioni. El Municipal Grecia recibió al Club Sport Herediano, en partido de reposición de la jornada 10 de la Copa Promérica, Torneo de Apertura 2020. El árbitro central, Allen Quirós, expulsó al técnico y cuatro jugadores florenses, y los reclamos no se hicieron esperar. Foto: Rafael Pacheco

La vista de los rojiamarillos a Grecia fue desastrosa por donde quiera que se le vea, desde el puro principio del partido todo fue cuesta arriba, con decir que a los tres minutos ya iba perdiendo.

Un pésimo despeje de Orlando Galo pegó en el haitiano Nael Elissé, quien se llevó la pecosa y dejó tirado en un pique corto a Óscar Esteban Granados, quien no lo hubiera alcanzado ni en moto.

Desde la izquierda, el isleño llegó a línea de fondo y puso la pecosa al centro, donde entró solo Álvaro Sánchez para tocar y poner el 1-0.

Tom, como apodan al volante griego, no le anotaba al Team desde el 23 de diciembre del 2012, tanto que le dio a Alajuelense el título 28.

A los 10 minutos el conjunto rojiamarillo tuvo la posibilidad de un tiro libre con John Jairo Ruiz, en los linderos del área, que era casi como un penal con barrera.

El atacante le pegó tan mal que eso parecía un gol de campo, de fútbol americano, y Jafet Soto hasta se quitó la gorra, sorprendido por la acción, aunque para el DT apenas empezaba el calvario.

Nael, jugador florense a préstamo en Grecia, fue una pesadilla para el dueño de su ficha. A los 28 minutos entró por el lado derecho y Aarón Salazar lo bajó en el área. El árbitro Allen Quirós no lo dudó y pitó penal.

José Gabriel Vargas lanzó el cobro a su izquierda para engañar a Esteban Alvarado y poner el 2-0.

El festival de rojas arrancó a los 45 minutos cuando Giovannie Arturo Campos se le barrió de plancheta a Shain Brown, una falta que no cupo duda, era para mandarlo a bañarse temprano.

24/10/2020 Estadio Allen Rigiioni. El Municipal Grecia recibió al Club Sport Herediano, en partido de reposición de la jornada 10 de la Copa Promérica, Torneo de Apertura 2020. Suhander Zúñiga ingresó de cambio y marcó el gol del empate a dos para los florenses quienes finalizaron con ocho jugadores. Randall Azofeifa, en primer, plano le dio rienda suelta al festejo. Foto: Rafael Pacheco
24/10/2020 Estadio Allen Rigiioni. El Municipal Grecia recibió al Club Sport Herediano, en partido de reposición de la jornada 10 de la Copa Promérica, Torneo de Apertura 2020. Suhander Zúñiga ingresó de cambio y marcó el gol del empate a dos para los florenses quienes finalizaron con ocho jugadores. Randall Azofeifa, en primer, plano le dio rienda suelta al festejo. Foto: Rafael Pacheco

Cuando arrancó el segundo tiempo, el errático Herediano seguía sin encontrar los caminos para llegar al marco y a los 54 minutos Óscar Esteban Granados se sumó al combo de expulsados por una falta de barrida que le costó una amarilla y ante la reclamadera que le dio, le sacaron la segunda y luego la rojita.

Al ver las cosas en la cancha, Jafet también perdió los cabales y por reclamos también jaló a las gradas haciendo un berrinche como de chiquito malcriado.

A los 75, Aarón Salazar reclamó una falta de penal (que no era) y eso le valió una amarilla, pero la acción le salió más cara a John Jairo Ruiz, quien ya había salido de cambio por Nextalí Rodríguez y desde el banquillo se ganó la roja, también por reclamar.

Cuando parecía que las cosas no se podían complicar más para Herediano, a los 79, Salazar se ganó su segunda amarilla tras una artera falta a Nael y se fue a acompañar a un camerino que ya estaba lleno de expulsados.

Bajo ese panorama, resulta increíble que Grecia no haya podido matar ni liquidar el partido, o al menos manejarlo para asegurarse la victoria.

Si en el Herediano estaban con un colerón de los once mil diablos, el resultado final debió dejar a los griegos igual o peor.

A los 88 un penal de Shain Brown sobre Orlando Galo le dio la oportunidad a Yendrick Ruiz de acortar distancia y poner a su equipo a creer en la hombrada.

Grecia, sin duda, se asustó y no supo manejar el cierre, por lo que a los 93 un remate de Suhander Zúñiga, con un leve desvío, terminó adentro gracias a que el portero Kevin Ruiz se hizo un colocho y no pudo despejar.

¿Cuándo un equipo con tres expulsados rescata un punto?