Sergio Alvarado.19 enero
¡Una foto histórica! Estos dos hombres saben lo que es silenciar el Morera Soto. Foto: Cortesía
¡Una foto histórica! Estos dos hombres saben lo que es silenciar el Morera Soto. Foto: Cortesía

Dejar en silencio el estadio Alejandro Morera Soto y quitarle un campeonato a Alajuelense en los últimos suspiros es un placer que pocos jugadores en el fútbol costarricense se han dado.

Herediano cuenta en su historia con dos de ellos y, este jueves, uno pasó a la casa de don Eladio a conocer al otro y tomarse una fotografía para la historia.

En la casa del campeón nacional, Miguel Lacey, autor del gol con el que el Team fue campeón en Alajuela en el torneo de 1985 (aunque la final se jugó el 26 de marzo de 1986), se encontró con Yendrick Ruiz, quien el 21 de diciembre del año pasado también silenció la Catedral.

Ambos hincaron a los rojinegros por la misma vía, con un cabezazo que nadie se esperaba en medio de la floja marca manuda para inclinar la balanza hacia el lado rojiamarillo.

Con el gol de Lacey en 1985, el Team triunfó 1-0. Mientras que el tanto de Yendrick empató el marcador global de la final del Apertura 2019 (2-2) y después, en la tanda de penales, el alajueliteño también anotó el tiro definitivo para llevarse el título 28 hasta Heredia.

La reunión de los verdugos rojinegros no estaba planeada, pero dado que don Miguel se dio la vuelta por su antigua casa, quedó la mesa servida para que ambos conversaran y compartieran por unos minutos, en un encuentro corto, pero sustancioso.

Yendrick le dio la corona 28 al Team hace menos de un mes. Fotografía José Cordero
Yendrick le dio la corona 28 al Team hace menos de un mes. Fotografía José Cordero

“No tenía el gusto de conocer a don Miguel, sí había escuchado sobre él, pero no había tenido la oportunidad de conocerlo y es un orgullo hacerlo al ser una figura histórica del club”, indicó Ruiz.

Al atacante reconoció que le llamó la atención la historia de Lacey, quien durante once años defendió la chema rojiamarilla.

“Yo había escuchado muchas historias sobre don Miguel, lo que se consiguió por medio de ese gol, que era la última vez que Herediano había sido campeón en Alajuela. Son cosas bonitas para uno, compartir historias y conocer las cosas que hizo él en el pasado”, destacó Ruiz.

Una diferencia entre estas anotaciones es que Lacey la hizo en el marco sur del Morera, mientras que la de Ruiz cayó en el marco norte. Además, don Miguel era defensa y Yenderick es delantero.

Para el alajueliteño este tanto se volvió en uno de los más icónicos de su carrera, ante un club en el que hizo sus ligas menores, aunque fue en el Team donde se consagró como futbolista.

“Gracias a Dios que hicimos historia, siempre se trabaja para que esta institución crezca y consiga lo que hemos logrado. Es importante para uno dejar esta marca y de paso compartir con gente como don Miguel”, agregó Ruiz.

Casualmente, Yendrick volverá al Morera este domingo para medirse al León, ni un mes después de ese cabezazo histórico.

Vecino de don Eladio
El limonense jugó para el Herediano casi toda su carrera. Foto: Archivo GN
El limonense jugó para el Herediano casi toda su carrera. Foto: Archivo GN

Además de ser uno de sus héroes, don Miguel es vecino del club, pues desde hace muchos años vive en Mercedes Sur de Heredia y a sus 64 se le ve caminar muy a menudo por la Ciudad de las Flores.

Pasar por el estadio le permitió recordar todos aquellos años en los que defendió sus colores y ver los pósters de los tres equipos con los que salió campeón en 1979, 1981 y 1985.

“Volver al estadio de Heredia me trae la sensación de aquellos tiempos gloriosos del Club Sport Herediano y ver que todo ha cambiado porque yo tenía rato de no entrar al club, pase este jueves y es una maravilla lo que tienen los muchachos y ver lo que se ha logrado”, indicó.

Como el tiempo no perdona y aquel gol fue hace 34 años, Lacey no se acuerda bien de algunos detalles específicos, pero sí lo atesora como uno de los momentos lindos de su carrera.

Lacey (arriba, segundo de izquierda a derecha) era la torre en la defensa florense en aquellos años. Foto: Cortesía.
Lacey (arriba, segundo de izquierda a derecha) era la torre en la defensa florense en aquellos años. Foto: Cortesía.

"Ya no me da la cabeza para acordarme bien, pero fue una emoción indescriptible, algo que me emociona recordar, lo que sí puedo decirle es que fue en el marco sur.

“Fue demasiada la emoción, cuando uno gana un campeonato se siente muchísima emoción, ahora imagínese usted al hacer el gol de la victoria, fue algo muy grande”, explicó Lacey.

Don Miguel es oriundo de Limón, equipo en el que inició su carrera como futbolista y contó que vio la última final y el gol de Yendrick en un paseo que realizó a esa provincia.

“Ahí está mi mamá todavía, gracias a Dios. La final la viví con la familia, estábamos con mi hermano Armando, quien también jugó con Heredia y todos celebramos la victoria en la casa, la disfrutamos mucho”, contó.

Como un aficionado más al Team, Lacey espera que los rojiamarillos sigan sumando muchas glorias y que Yendrick siga anotando goles y conquistando momentos históricos.