Deportes

Isla Chira vibró con el debut en la Sele de su hijo más famoso

Alonso Martínez fue punto alto con la Tricolor contra México

El jueves 3 de junio no fue un día normal en la casa de doña Flory Batista. Desde temprano ella y cuatro de sus hijos se levantaron ansiosos, con nervios y pensando en el duelo en el que la selección de Costa Rica enfrentaría a México por las semifinales de la Liga de Naciones.

Había un motivo muy especial para sentirse así, el hijo menor de esta familia de isla Chira, Adrián Alonso, debutaría con la Tricolor contra los aztecas y como titular de una vez, sin mucha vuelta.

Cuando el cumiche juega finales o partidos importantes con la Liga, en Chira se vuelve todo un acontecimiento, pero la mejenga de este jueves, por ser del equipo de todos y en un torneo internacional, la expectativa fue otro nivel.

Carlos, de 33 años, uno de los hijos mayores de doña Flory, contó cómo fue ese jueves y cuál fue la sensación de ver a Alonso cumpliendo el sueño por el que dejó su isla natal desde muy jovencito.

“Era una mezcla de muchos sentimientos, nos sentimos biensísimo, pero a la vez era algo muy complicado por los nervios que sentíamos, era la primera vez que Alonso iba a jugar con la selección mayor, no nos podíamos quitar eso, pero conforme pasaron los minutos ya uno perdió eso”, expresó.

Cuando Carlos notó que su hermanillo agarró la pecosa con la misma confianza con la que juega siempre, sin ningún tipo de presión, los nervios le empezaron a bajar y proporcionalmente el orgullo empezó a aumentar.

“Sabíamos que era un partido muy complicado, pero en el caso de Alonso, yo estoy tan seguro en él, es una persona muy madura, siempre ha buscado hacer las cosas bien, él se enfoca mucho en su objetivo y nos transfiere esa tranquilidad”.

La familia supo, un día antes del partido, que Alonso sería titular, por lo que desde el miércoles pasó nerviosa pensando en Chira, como le dicen al volante en Alajuelense.

“Yo comentaba con unos amigos que una o dos horas antes del partido, juepuchis, ya uno estaba con aquel nervio, nosotros sabíamos que él iba a jugar. Unas cinco horas antes (del juego), él nos comentó en el chat de la familia que estuviéramos tranquilos, que iba a hacer el trabajo que podía hacer, que confiáramos en él porque todo iba a salir bien”, contó Carlos.

Arrancó la mejenga

Una vez que arrancó el partido, varios primos que viven cerca y que se ven todos los días llegaron a ver la mejenga a la casa de doña Flory. Por dicha hace poco pusieron la cablera por donde pasaron la mejenga, por lo que no hubo bronca alguna.

A los 27 minutos Alonso se combinó con Bryan Ruiz, hizo un par de movimientos frente al área y mandó un remate que pasó apenas rozando el palo derecho. Esa jugada sirvió para que en Chira soltaran un poco de tensión.

“Nosotros la cantamos como gol, había como diez primos y nos fuimos en todas, al ver que el tiro iba a ras de suelo nosotros nos imaginamos gol, después vimos que salió, pero así vivimos todo el partido. También con otro tiro que le desviaron en el área pequeña”, recordó el hermano del manudo.

Por su lado, doña Flory veía el partido muy callada, observando cada jugada y tranquila por las palabras que su cumiche le dio antes de la mejenga.

A los 62 minutos el chireño salió para darle lugar a Ariel Lassiter y en la casa de los Martínez --y en la de muchos ticos-- nadie entendió porqué Ronítal lo sacó si se estaba jugando un partidazo. Carlos dice que, por supuesto, ellos quedaron bateados con el movimiento.

“Todos nos quedamos viendo entre nosotros y nos preguntábamos, ‘¿por qué la sacan?, ¿por qué si lo estaba haciendo tan bien?’, al inicio los narradores dijeron que era por un golpe y bueno, está bien, pero cuando el profe (Rónald) dijo que era cansancio, nos pusimos a analizar.

“Por lo que corrió Alonso en la cancha, yo creo que estaba para más, yo calculo que podía dar más, pero bueno, el entrenador quería piernas frescas”, analizó Carlos.

Mucha ilusión

Tanto la familia como todo el pueblo están superilusionados con lo que puede venir para Alonso, aunque por ahora lo que sigue es disfrutar verlo en el duelo por el tercer lugar ante Honduras de este domingo.

Los últimos seis meses del manudo han sido de ensueño, ya que en diciembre fue campeón nacional con Alajuelense, en febrero alzó un título internacional con los erizos y en junio ya llegó a la Sele. Además, en el torneo pasado fue, para muchos, una de las mejores figuras del campeonato.

“Por donde uno anda en la calle la gente quiere entablar conversación acerca de Alonso, en los chats todo mundo felicitándolo y mandando mensajes para que le diga a él. Acá en Chira todos estamos muy contentos que está poniendo el nombre de la isla muy en alto”.

Martínez es el mejor embajador de su pueblo, el jueves durante la mejenga nombraron su lugar de origen en varios ocasiones e igual sucede cuando juega con Alajuelense. Puso a Chira en el mapa de muchos.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.