Deportes

Jimmy Marín se tragó sus palabras y Saprissa le dio gusto a los antimorados

El fútbol tico sigue de malas. Equipos chapines eliminaron a la Liga y Saprissa

Dicen que para hablar y comer pescado hay que tener cuidado, este martes Jimmy Marín afirmó que sacarían la serie ante el Comunicaciones por los cuartos de final de la Liga Concacaf para no darle gusto a los que no querían que Saprissa clasificara a la semis, pero hicieron todo lo contrario.

Lamentablemente para los morados, el Monstruo complació a todos los antisaprissistas al caer 2-1 ante el cuadro chapín, por lo que quedó fuera por la regla de los goles de visita, dado que el global de la serie acabó 5-5, pero los chapines marcaron tres en la Cueva y el Monstruo solo uno en Guate.

Como consuelo a los ticos al menos les queda que sin iniciar el partido siquiera ya habían amarrado el pase a la Liga de Campeones de Concacaf.

La S salió a la cancha del estadio Doroteo Guamuch Flores en Ciudad de Guatemala con más precauciones de la cuenta y a cuidar el marcador conseguido hace quince días en Tibás, cuando ganó de manera apretada por 4-3. Eso fue un error.

En el once inicial había ocho jugadores de naturaleza defensiva, solo Mariano Torres, Daniel Colindres y David Ramírez se salían del saco, lo que mostraba un poco la mentalidad del técnico Mauricio Wright para este miércoles.

A pesar de lo que parecía la idea inicial o lo que sugería el esquema, los vacunaron muy rápido, apenas a los once minutos con un cabezazo del tico Andrés Lezcano.

La antigua ficha de Cartaginés y Alajuelense aprovechó un tiro de esquina de Óscar Santis para imponerse en las alturas a la pésima marca morada. Jaylon Hadden y Yostin Salinas no pudieron ni incomodarlo para que le costara un poquito el jupazo.

La idea morada de aguantar se vio alterada muy rápido, pues con ese pepino la serie se iba del lado de los cremas, el asunto es que a los chapines no les duró nada la ilusión, pues el Monstruo igualó muy rápido el marcador.

Mariano Torres realizó un tiro libre por una falta desde la banda izquierda, casi pegado a la banderilla del tiro de esquina y apareció Kendall Waston solo para meter un cabezazo potente y poner el 1-1 a los 18.

El gol morado fue un error imperdonable de la zaga chapina, porque con un jugador como Kendall, que nadie ni se le haya acercado a marcar, es no estar en nada, siendo la principal amenaza de los morados en el juego aéreo.

Afortunadamente para la S, que a los locales les alteraran el plan tan rápido les cayó bien pesado y se volvieron un enredo para siquiera llegar al marco de Aarón Cruz. Saprissa se dio cuenta de eso y le empezó a manejar el partido a los cremas.

Comunicaciones trataba de jugar tirando muchos centros al centro del área, que la mayoría cortaba Waston, pero no era profundo ni metía mucho peligro.

El primer tiempo acabó sin sustos en ambos marcos, una situación que a los ticos les servía, tenía todo para ir liquidar el partido; sin embargo, parecía muy cómodo con la situación y no apretaba mucho. Se fue con solo dos remates directos en el partido.

En el segundo tiempo se derrumbó el plan morado, cuando a los 64 minutos le cayó el otro gol que sí lo metió en un bejuco. Steven Robles tiró un centro a la olla desde la derecha donde apareció Juan Anangonó para de cabeza marcar el 2-1.

Otra vez la defensa morada se vio muy mal, otra vez fue Salinas quien marcó muy mal la jugada y el atacante ecuatoriano los vacunó sin bronca.

Ahora sí papillos, a ver cómo se resolvía esa bronca, a Wright le tocó hacer cambios, metió a Orlando Sinclair, Marvin Angulo y Christian Bolaños, pero el tiempo se agotaba.

El DT tibaseño aplicó además la vieja confiable en situaciones de desesperación, mandar a Waston de delantero a que pescara algo, pero el rival seguía con buen manejo de la pecosa y salvó un tiro libre de Mariano Torres a los 73, no hubo opciones cercanas.

Los minutos corrían, los morados se desesperaban, los chapines se agrandaban y los antisaprissistas estaban muertos de la risa desde la casa, era todo un cuadro.

Más allá de una clasificación a Concachampions que ya estaba en el bolsillo, para Saprissa, al igual que lo fue para Alajuelense, es un fracaso no pelear ni siquiera el título en este tipo de torneos, hecho para que los ticos nos ilusionemos al menos con ganar algo a nivel internacional.

Sergio Alvarado

Sergio Alvarado

Periodista de La Teja, especializado en deportes. Graduado de la Universidad Internacional de las Américas.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.