Andrés Mora.12 noviembre

Alajuelense llegará al cierre de la fase regular el próximo martes (8 p. m.) ante Jicaral con 18 días de inactividad, pero este parón lo han aprovechado al máximo para trabajar la parte mental y que ningún jugador flaquee en la parte más importante del torneo, en la que pueden conseguir el ansiado título 30.

José Miguel Cubero es los de experiencia pero anda en la Sele. Foto: Fanny Tayver
José Miguel Cubero es los de experiencia pero anda en la Sele. Foto: Fanny Tayver

Los futbolistas erizos de más experiencia están terapeando a los jóvenes del equipo para evitar que se confíen mas de la cuenta después de quedar primeros, y de manera sobrada, en la fase regular.

“No nos sentimos favoritos ni ganadores, falta lo más difícil. Está también el actual campeón y el penúltimo campeón Herediano, entonces no sé si somos favoritos. Tenemos una cuota importante de cosas buenas que hemos hecho, pero hasta ahí llega, los partidos que realmente son trascendentales son los que vienen”, comentó Jonathan McDonald.

El Bigmac dice que van con todo ante los jicaraleños, pero con paciencia y dinámica para ganar y llegar con buen ánimo a las semis.

Otro que también se está poniendo las pilas es Junior Díaz.

El exjugador Enrique Díaz (izq) con Junior Díaz, compartiendo la chema de la Liga, que utiliza actualmente su hijo. Foto Enrique Díaz
El exjugador Enrique Díaz (izq) con Junior Díaz, compartiendo la chema de la Liga, que utiliza actualmente su hijo. Foto Enrique Díaz

“Estos días se trabaja en la parte mental y aunque hemos hecho muy buen inicio de torneo lo más importante es lo que falta, todavía con lo que hemos hecho no nos alcanza para ser campeones. Por hacer bien las cosas a veces pensamos que estamos preparados, pero ahora va a ser más duro, así que los de experiencia asumimos esa responsabilidad de decirle a los jóvenes que no pierdan esa idea, que más bien ahora hay que dar un poquito más”, explicó Junior.

Los erizos no saben si se verán en la siguiente fase ante Cartaginés o San Carlos, pero tampoco se estresan por eso.

“Nada más estamos esperando rival, para ver cuáles son las características y con base en eso preparar la semana de trabajo. Son equipos que pueden hacer las cosas bien y complicarnos. Además es un torneo aparte, el que llega mejor y hace dos partidos lo mejor posible va a ganar y no hay preferencia”, indicó Díaz.