Por: Sergio Alvarado.   13 febrero
McDonald se fue de doblete ante la UCR y llegó a su octavo pepino en el torneo para el ardor de muchos. Foto: José Cordero.
McDonald se fue de doblete ante la UCR y llegó a su octavo pepino en el torneo para el ardor de muchos. Foto: José Cordero.

En redes sociales y en la calle es común que se armen los debates sobre si Jonathan McDonald merece o no estar en la Tricolor. El tema se torna más caliente cuando los medios de comunicación, especialmente la radio saca el tema a relucir.

Las pasiones sobre el tema no admiten tintes medios tal como pasa en la política, ya que para algunos el melenudo delantero se ganó de sobra el derecho a ser convocado por el técnico Óscar "Machillo" Ramírez, pero otros no lo quieren ver ni en pintura en la Sele.

Los opositores creen que una convocatoria del Big Mac sería dañina para la Selección, aunque Jonathan se las está poniendo bien difícil a punta de goles y buen fútbol. El delantero rojinegro les dio su punto de vista sincero y directo.

"En esta vida hay de todo y sé que hay gente que no me quiere ver triunfar, pero no les pongo atención. Benito Floro me enseñó que no tengo que ver, leer, ni escuchar ese tipo de cosas y si mis amigos llegan a comentarlas, solo tengo que decirles de buena forma que no me interesa. Según Benito una vez que uno asume eso va a vivir y a entrenar diferente", comentó el Big Mac.

Machillo Ramírez estuvo cuatro años a cargo de McDonald, por lo que conoce bien sus características como futbolista. Foto: Luis Navarro.
Machillo Ramírez estuvo cuatro años a cargo de McDonald, por lo que conoce bien sus características como futbolista. Foto: Luis Navarro.

McDonald es el goleador del torneo de Clausura con ocho goles en diez juegos, dos más que David Ramírez, Yendrick y Josué Mitchell, todos con seis pepinos, pero sus críticos siempre buscan el pelo a la sopa y le "reclaman" que cinco de esos goles lo ha conseguido mediante lanzamientos de penal.

José Araya es uno de esos aficionados que cree que por anotar de penal, el Big Mac es "menos goleador", aunque este fiebre es saprissista, así que no quiere mucho a Jonathan porque es el jugador manudo que más ha vacunado a su equipo.

Él no tiene iniciativa con el balón, los goles que mete son de penal o debajo del marco por un pase de un compañero y así muy fácil. Además, el deja ir muchas oportunidades de gol. Para mí Jonathan no es jugador de selección, no me parece una buena ficha". José Araya, aficionado.
Carrera ingrata

Al delantero eso no le quita ningún mérito, ya que al fin y al cabo gol es gol y en el torneo anterior se coronó campeón goleador con 15 pepinos, así que anda inyectado.

"Esta carrera da mucho, pero también quita. Uno se puede autodestruir por un comentario de alguien, así que yo me cierro a todo eso para no ir creando en el subconsciente algún rencor o resentimiento", explicó.

Es por eso que el Big Mac evita ir a celebrar un gol frente a alguien que sabe que le pasa tirando o sacar caja por lograr algo que dijeron que no conseguiría.

"A mí me tiene sin cuidado que alguna gente hable, porque ni Jesucristo le cayó bien a todo el mundo", destacó.

Uno de los argumentos que más le sacan en cara al artillero erizo es que no lo convocan por su conducta en el pasado, por lo que muchos consideran que su presencia no le haría bien al grupo. Esa hipótesis Jonathan la desacreditó por completo y retó a quienes la propagan a no especular porque no lo conocen.

En mi institución saben lo que soy, lo que puedo dar. Los resultados hablan y nadie que haya sido compañero mío puede hablar mal de mí", Jonathan McDonald.

"Apuesto a que cualquiera que piense o diga eso nunca ha estado en esta institución ni conoce a este grupo. Ellos no pueden criticarme porque no me conocen. Si alguien cree que yo divido el camerino está muy equivocado, porque no sabe de lo que habla", destacó McDonald.

El goleador afirma que desconoce si a lo interno de la Sele le cobran algo y reconoce que siempre ha sido de decir las cosas de frente.

"Yo siempre trato de no tener enemigos, soy una persona franca, directa y leal. No me gusta que me falten el respeto ni que me mientan, por lo que yo procuro actuar de esa manera, es una ley de la vida".

Yonathan parece que tiene muy claro el dicho gringo: "haters gonna hate" (los odiosos van a odiar), por lo que no se desgasta en comentarios negativos y más bien se nutre de personas como don Luis González quien sí cree en el atacante.

Jonathan es un jugador que llega a jugar con ganas, le pone amor a la camiseta , demuestra que tiene deseo de hacer las cosas bien, por eso me parece que se le debe dar una oportunidad en la Sele", Luis González.

McDonald confesó que está haciendo todo lo posible para que lo consideren en la Tricolor, porque cree que tiene derecho a pulsear un puesto como cualquier futbolista profesional del país.

Colaboró Shirley Vásquez