Deportes

Jorge Prendas: el atleta que no deja que la pandemia frene su fe

El guapileño y su familia viven con todo la Semana Santa

Jorge Prendas, atleta guapileño. Cortesía.

El atleta Jorge Prendas sabe que las carreras son como la vida y que en el camino se puede encontrar muchos obstáculos, por eso la fe es vital para llegar a la meta.

El último año es la mejor muestra, por culpa de la pandemia Jorge no ha podido competir ni participar en las procesiones de Semana Santa que tanto le gustan, pero siempre encontró la forma de hacer ambas cosas.

La familia del atleta se la jugó como los grandes para celebrar la Semana Mayor el año pasado, pese a que no se podían realizar las actividades tradicionales de este período tan importante para los católicos.

Al frente de la casa de Jorge, en la comunidad de Anita Grande, en Guápiles de Limón, colocaron una cruz de madera de dos metros de alto que construyó su papá, Jorge Luis, cuando se suspendieron las procesiones y misas, a raíz de la pandemia por la covid-19.

“Son cosas que me ayudan a seguir creciendo como persona y profesional. El año pasado me lesioné y estuve seis meses fuera de actividad y fue muy frustrante al inicio y en esos momentos se ocupa tener la mente tranquila, confiar en que las cosas pasan por algo, aceptar las situaciones y buscar cómo salir adelante. En mi familia somos muy agradecidos”, comentó.

“Desde que éramos niños, mis papás, Jorge Luis y Dionisia, nos llevaban a misa y siempre participábamos de las actividades de la parroquia. Soy el menor de cuatro hermanos y actualmente, soy el único hijo que vive con mis papás y voy con ellos a misa.

“La cruz la tuvimos que retirar porque se estaba dañando. Como este año se puede volver a los templos ya reservamos los espacios para ir a las misas de todos los días santos”, dijo Prendas.

Jorge también contó que el Viernes Santo un carro recorrerá las principales calles de la comunidad, donde se irá rezando con un parlante en la procesión del Encuentro, para que los vecinos acompañen el rezo y así no tengan que aglomerarse.

“Siempre buscamos la forma de disfrutar de la Semana Santa. Es un tiempo que nos permite crecer como creyentes y gracias a mis papás mantenemos viva la fe. Es meditar sobre el sacrificio que hizo Jesús por la humanidad y nosotros debemos retribuir viviendo este tiempo como debe ser”, manifestó.

Jorge Prendas, atleta guapileño. Cortesía.

Sus actividades favoritas

El joven atleta, especialista en los 800 y 1.500 metros, recordó que desde que era un carajillo caminaba por las calles de la comunidad, ubicada a unos 10 kilómetros del centro de Guápiles, vestido de romano, asistiendo a Jesús o llevando la cruz en las miniprocesiones que organizaban los grupos de la parroquia.

Para Jorge cada una de las actividades de Semana Santa es especial, le permiten reflexionar y agradecer por todo lo que recibe.

“Me gusta la procesión del encuentro porque me permite tener un momento de paz y de reflexión. Es buscar un espacio con Jesús, porque siempre nos han inculcado la importancia de la espiritualidad y debemos agradecerle a Dios por las cosas buenas y no tan buenas.

Jorge disfruta ir al lavatorio de los pies el Jueves Santo, le gustan las procesiones del Viernes Santo (encuentro y entierro) y el Sábado Santo le encanta participar en la vigilia, pues en el pueblo se hace una fogata que permite sentir más esa oscuridad previa a la resurrección de Jesús.

“Mientras estamos en la casa también nos gusta ver películas. Mis favoritas son Jesús de Nazareth y Ben Hur.

“También, mi mamá cocina y me encanta lo que ella prepara porque al contrario de mucha gente, soy de contextura delgada y más bien me mandan a comer, me cuesta engordar. Me gusta la miel de chiverre, las empanadas y el pan casero”, dijo entre risas.

Jorge participa en los 800 y 1.500 metros. Cortesía.
Yenci Aguilar Arroyo

Yenci Aguilar Arroyo

Periodista egresada de la Universidad Latina. Escribe sobre temas nacionales. Tiene experiencia en comunicación estratégica y organizacional.