Deportes

Jugador Pablo Arboine: “Me siento muy avergonzado por lo que hice”

Futbolista persiguió al hijo de un directivo santista fuera del estadio, por lo que el club lo declaró transferible a pesar de que todavía tiene un año de contrato

Al futbolista guapileño Pablo Arboine se le vino la noche este jueves luego de ser expulsado al minuto 95 y de sufrir la eliminación del Santos ante el Herediano.

El hombre salió como un miura del terreno de juego y estaba tan ofuscado que hizo algo insólito, perseguir a un aficionado que lo insultó. Lo malo para el jugador es que no era cualquier fiebre, se trataba del hijo de un directivo del equipo caribeño, de apellido Piedra.

Resulta que Arboine iba como agua para chocolate cuando se dirigía a los camerinos, momento en el que las cámaras de Tigo Sport lo enfocaron. De pronto, el jugador vuelve a ver a la gradería y hace algunos gestos y empieza a caminar. Luego no se le aprecia más.

Sin embargo, cuando le dan el pase al periodista Gustavo López, quien estaba en cancha y tiene una extraña suerte para jalar este tipo de cosas, informó que el futbolista se le había puesto al corte a una persona que le estaba diciendo cosas.

La perseguidora que le montó al fiebre fue tan intensa que hasta salió del estadio.

La acción del futbolista no fue perdonada por el club santista, al punto que lo declaró transferible, según nos confirmó Kian Yep, gerente del Santos, a pesar de que aún tiene un año de contrato.

Un ruda decisión, ya que Arboine está en la preselección nacional de Rónald González y tiene posibilidades de disputar la semifinal de la Concacaf, contra México.

La Teja buscó a Arboine para hablar sobre lo sucedido, pero fue imposible de ubicar. No obstante, en Tigo Sports le ofreció disculpas a la dirigencia del Santos y pidió perdón por lo sucedido.

“Me siento muy avergonzado por lo que hice”, comentó el jugador.

Yep nos comentó que enviarían un comunicado en horas de la tarde para explicar lo sucedido, pero este nunca llegó.

afortunadamente López se tiró los toros de cerca y comentó lo sucedido.

“Cuando va saliendo (Arboine) vuelve a ver a la gradería, alguien lo empieza a insultar. Yo estoy al otro lado, pero Arboine como que le dice algo y en eso se queda parado viendo el partido a la entrada del túnel. En ese momento pitan el final del juego y entonces sale corriendo, se sube a la gradería y el que lo insultó salió corriendo. Arboine se fue detrás de él”, recordó López.

López dijo que fue una estampa fea porque son pocas las personas con el privilegio de entrar a un estadio en estos días y lamentó que este lo haya hecho para ir a insultar, algo que sacó al jugador de sus casillas.

“Con lo que cuesta ir al estadio para que vaya a insultar a los jugadores del propio equipo, es lamentable. Aunque el jugador debe actuar como profesional pese a que están perdiendo una semifinal. No lo juzgo, es difícil si te insultan y te faltan el respeto”, comentó. López.

Añadió que recuerda una vez que un aficionado insultaba una y otra vez a Rónald González cuando era jugador de Saprissa. “Una vez se retaron y todo, pero no pasó a más”, mencionó.

“Pero este muchacho que salió corriendo debería practicar el atletismo porque saltó por en medio de unas sillas que hay en el estadio con una habilidad impresionante”, contó.

López admitió que no pudo escuchar qué palabras le dijeron al futbolista para hacerlo enfurecer de esa manera.